Estilo de vida > BLOG DELICATESSEN

Piérdete y encuentra

Las prácticas FOMO y JOMO aplicadas al ámbito turístico y gastronómico

Tiempo de lectura: -'

05 de noviembre de 2019 a las 05:01

Por Francesc Fusté-Forné.

Hace ya unos años, las infinitas posibilidades del mundo digital hicieron que se acuñara un concepto, conocido como FOMO, el miedo a perderse algo en su traducción al castellano. El FOMO es, dicho de forma breve, la necesidad constante de saber y comentar todo lo que ocurre en el mundo digital. Últimamente ha sido habitual ver el uso de este acrónimo aplicado al contexto offline, y, concretamente, a la práctica del turismo. El FOMO sería el miedo a perderse cualquier spot, todo debe ser visitado y posteado en la red. Muchos son los estudios pues que han analizado la conducta FOMO, sin entrar aquí a valorar las oportunidades que de ella derivan para el marketing o las problemáticas que puede implicar para los individuos. Claro está que el FOMO nos obliga a hacer lo más cool o a visitar lo más trendy.

En el contexto de la hiperutilización de las nuevas tecnologías y las redes sociales, el FOMO es el miedo a no haber hecho algo que otros han hecho, o, aplicado al turismo, a perderse un monumento o una experiencia que otros han disfrutado y visibilizado en la red. En paralelo, la expansión del marketing digital también hace que los proveedores de servicios turísticos (tanto empresas como destinos), planifiquen acciones que permitan un engagement rápido y sencillo de los usuarios digitales. En este sentido, el FOMO en turismo incluye no solo la visita in situ, sino las etapas pre y post viaje.

En contraposición al FOMO ha aparecido, más recientemente, el JOMO. El placer de perderse algo. Ante todo, el JOMO se refiere al hecho de escaparse de la tecnología digital, a ser capaces de cumplir una dieta digital que no siempre es fácil dada la capacidad de los teléfonos móviles multiusos actuales. Hace unas semanas, Carolina Zamudio escribía en este mismo blog sobre el arte de procrastinar. Desde estas líneas, procrastinar se puede acercar bastante al JOMO, al placer de dejar de hacer algo. Es decir, no hagas hoy lo que puedas hacer mañana.

¿Y qué relación tiene el JOMO con la gastronomía? Si entendemos el JOMO fuera del mundo digital, y lo aplicamos de nuevo al turismo, el JOMO se refiere a una tendencia turística donde se visitan lugares menos concurridos, se realizan actividades más naturales y se apuesta por un estilo de vida más saludable tecnológicamente hablando. El turismo “JOMO” suele visitar espacios rurales y de montaña, y practicar actividades al aire libre, de descubierta de las herencias culturales y naturales, y que incentivan el desarrollo personal y el bienestar. En última instancia, la felicidad. Y aquí es donde la comida y la gastronomía juegan un papel primordial. Las experiencias de turismo gastronómico pueden ser una práctica JOMO de primer orden.

Para complementar esta visión, existe un concepto francés denominado flânerie. Esto se refiere a la acción o el hábito de pasear, de vagar sin rumbo. Es el hecho de pasear como una actividad para descansar perdiendo el tiempo, una práctica para impregnarse de los sentidos y significados del paisaje, de la ciudad. En cuanto a hábitos viajeros aplicados a la gastronomía, la sobreinformación disponible ha tendido a guiarnos hacia un tipo u otro de establecimientos, según nuestras preferencias. Las guías primero y las plataformas online después nos permiten filtrar dónde queremos ir con un extraordinario nivel de personalización. Pero, en ocasiones, los mejores productos, restaurantes o mercados se encuentran paseando, sin querer, sin prisas, como parte del arte de procrastinar y descubrir pequeños rincones con encanto por casualidad. Pruébenlo, probémoslo.

*Esta nota fue originalmente publicada en Blog Delicatessen.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...