Cargando...

Mundo > Derechos humanos

Qatar: una extranjera denunció una violación y fue condenada 7 años de cárcel y 100 latigazos

Se trata de una joven mexicana que trabajaba en la organización del Mundial y su caso es reflejo de la situación de las mujeres en la sociedad catarí

Tiempo de lectura: -'

06 de julio de 2022 a las 05:00

Qatar, país sede del próximo Campeonato Mundial de Fútbol, estuvo en el foco de los medios occidentales por razones extrafutbolísticas la semana pasada, cuando el presidente del comité de organización del torneo, Nasser Al-Khater, dijo que, si alguien exhibe una bandera LGTBQ con los colores del arcoíris en el país árabe durante la competencia, recibirá un castigo de 7 a 11 años de cárcel.

Días antes, en otra declaración recogida por The Guardian, había dicho que las relaciones extramatrimoniales están prohibidas y penadas – incluso para los extranjeros que asisten al torneo – con 7 años de prisión.

Son apenas dos muestras de que, pesar de que Qatar cuenta con uno de los marcos legales más liberales en el mundo árabe, continúa violentando en muchos sentidos los derechos fundamentales, en especial los de las mujeres.

Prueba de ello es el caso de Paola Schietekat, una joven mexicana que trabajaba en Doha, capital de Qatar, que fue sentenciada en febrero pasado a recibir 100 latigazos y pasar siete años en prisión tras haber denunciado una violación.

La sentencia se le impuso precisamente por el artículo 281 del Código Penal catarí, que establece que las relaciones sexuales consensuadas fuera del matrimonio se castigan con hasta siete años de prisión para ambas partes, y si las personas infractoras son musulmanas, al castigo se pueden agregar hasta 100 latigazos.

Sin embargo, Schietekat no fue descubierta manteniendo relaciones extramatrimoniales, sino que denunció la violación, pero al no poder probarla, la denuncia se convirtió para ella en un bumerang, porque para la justicia se convirtió en una “confesión” de haber mantenido relaciones matrimoniales.

Para que quede claro: Paola Schietekat denunció que la habían violado y terminó procesada por tener sexo fuera del matrimonio. Ni su condición de extranjera, ni el hecho de ser una trabajadora temporaria en la organización del Mundial resultaron atenuantes.

Las “zinas” –como son conocidas todas las interacciones sexuales ilícitas para la ley catarí – son sólo una de las manifestaciones más visibles de violencia sistemática contra las mujeres en los países musulmanes.

Mujeres tuteladas

El tutelaje masculino sobre las mujeres es otro de los aspectos que condiciona el ejercicio de sus derechos fundamentales en el país.

Obtener una beca, un permiso para contraer matrimonio o aplicar para un empleo es imposible para una mujer si no cuenta con el beneplácito de su guardián, que generalmente es un hombre de su familia: padre, hermano, o abuelo cuando es soltera, y su marido cuando es casada.

En el mismo sentido, las mujeres solteras menores de 25 años no pueden salir de Qatar sin permiso de su guardián. Hasta enero de 2020, el permiso era requerido también para conseguir una licencia de manejo.

Según reportes de Human Rights Watch (HRW) y de ONU Mujeres, aunque Qatar establece en su Constitución que no debe existir discriminación, varias de sus leyes legitiman la subordinación de la mujer hacia el hombre.

En el caso de las parejas el panorama no es mucho más alentador para las mujeres: al heredar la tutela de los familiares hombres, el marido recibe el poder de la toma de decisiones sobre la vida de su esposa.

Por otro lado, aunque las madres comparten la custodia de sus hijos –hasta los 13 años si es hombre y a los 15 si es mujer–, la tutela recae sobre el padre y todas las decisiones sobre ellos deben ser tomadas por él.

La madre ni siquiera puede realizar el trámite para la identificación de sus hijos o para obtener su pasaporte.

Igualmente, a diferencia del hombre, la mujer tiene sólo unas pocas posibilidades para justificar una solicitud de divorcio, mientras que el hombre incluso puede omitir la responsabilidad de notificar a su pareja que inició este trámite, y en caso de que se dé el divorcio, la tutela de los hijos, si los hay, la mantiene el padre, salvo algunos casos excepcionales.

Violencia sexual

En el ámbito de la violencia sexual, aunque el delito de violación está tipificado en la legislación catarí incluso dentro del matrimonio, la cláusula de obediencia establece la obligación de las mujeres a mantener relaciones sexuales con sus maridos a no ser que tengan razones “legitimas” –aunque no están claramente especificadas– para negarse.

Esto hace que, aunque se lleguen a dar este tipo de agresiones dentro de la pareja, lo más probable es que nunca lleguen a un tribunal, ya que existe una especie de contradicción dentro de las leyes. La legislación de Qatar tampoco contempla la violencia doméstica como un delito.

De acuerdo con HRW, existen también algunas reglas cuya fundamentación legal no está clara, pero son establecidas por el Ministerio del Interior, como que una mujer no puede entrar a un lugar donde se sirve alcohol o que aquellas menores de 30 años que no estén casa no pueden rentar una habitación de hotel.

En los últimos años varias mujeres en el extranjero han denunciado el ambiente hostil que enfrentan las mujeres en Qatar, y la severa desventaja en la que se encuentran con respecto a los hombres.

Sin embargo, la reacción del gobierno catarí a estos movimientos en más de una ocasión terminó con la persecución de mujeres al interior del país.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...