Tecnología > Ataques

Radiografía de la violencia digital contra las periodistas uruguayas

Según una investigación, los insultos machistas y misóginos hacia las periodistas están más que presentes en Uruguay: así lo corroboran cinco trabajadoras de los medios de prensa

Tiempo de lectura: -'

04 de diciembre de 2020 a las 17:00

Por Anouk Rielo Castells - Especial para Cromo

La violencia contra las mujeres, así como el agravio moral hacia ellas, ha sido declarada como una "pandemia mundial" por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en 2018. Los feminicidios, la violencia sexual y física, la trata, son las caras más visibles, la punta del iceberg. No obstante, este ápice de la pirámide está sustentado por toda una estructura de comportamientos invisibles y cotidianos que día a día atraviesan las vidas de las mujeres. 

La violencia digital de género es un ejemplo de ello. Ha sido definida por la ONU como "cualquier acto de violencia que se comete, se presta asistencia o se agrava en parte o totalmente por el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), tales como teléfonos móviles y teléfonos inteligentes, Internet, plataformas de redes sociales o correo electrónico, contra una mujer porque es una mujer, o que afecta a las mujeres de manera desproporcionada". 

Se trata de un fenómeno que se ha intensificado, especialmente a raíz del desarrollo de las redes sociales. La pandemia ha elevado el protagonismo de los espacios virtuales a un nivel más, y con ellos, las relaciones de poder que se dan en su seno.

Violencia machista en línea 

Para un informe elaborado por el Laboratorio de Datos y Sociedad (Datysoc) sobre la violencia de género en línea en Uruguay se realizó una encuesta en la que participaron 126 personas en el lapso de diez días, la gran mayoría mujeres y que mayoritariamente utilizan las redes para cuestiones profesionales o de activismo. Se debe tener en cuenta que los datos no son representativos, debido a que la encuesta era voluntaria. No obstante, arrojan algunas pistas sobre lo que ocurre en el país con respecto a este tipo de violencias. 

Si bien una gran parte de las personas declaran haber sufrido alguna de las 13 formas de agresión relacionada con las tecnologías contra las mujeres que popularizó el colectivo mexicano Luchadoras; los casos que recibieron más formas de agresión fueron las mujeres trans y afro que participaron en la encuesta, en cuyas respuestas se puede observar que la violencia que reciben es permanente, en distintas redes y de casi todos los tipos.

"Para nosotras es importante entender esto desde la interseccionalidad. Es decir, en algunas personas se suman varias opresiones y varias discriminaciones, generando que vivan situaciones más graves y más perturbadoras", declara la socióloga Mariana Fossati, integrante del equipo de DATYSOC. Además, la socióloga problematiza el hecho de que en Uruguay no existan estadísticas y datos sobre la violencia de género en línea o sobre lo que ocurre después de denunciarlas.

Según la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC) existen tres categorías principales de mujeres que enfrentan esta violencia en Internet: una sobreviviente de violencia física o sexual, una mujer en una relación con una pareja violenta, y una profesional con perfil público. En esta última categoría entran aquellas mujeres que participan en espacios de comunicación, como activistas, artistas, investigadoras y periodistas. 

Ser mujer y periodista en Twitter

Recientemente fue publicada la investigación Ser periodista en Twitter. Violencia de género digital en América Latinacoordinada por la asociación civil argentina Comunicación para la Igualdad y la organización colombiana Sentiido, con el apoyo del Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación de la UNESCO.

En ella se evidencia lo que ya han declarado diversas instituciones internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA) o la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO): las periodistas son un blanco constante de agresión. Para la investigación se combinaron entrevistas a hombres y mujeres periodistas con el análisis de cuentas de Twitter para caracterizar la violencia digital hacia las periodistas en la región. Así, se evidenció que, si bien las periodistas mujeres son atacadas por temas políticos o por lo que publican, al igual que los varones, contra ellas se utilizan "muchas más expresiones discriminatorias vinculadas al género y agresiones con connotaciones sexuales". 

En este sentido, en los ataques contra las periodistas hay un 10% más de menciones que ponen en duda su capacidad intelectual, un 20% más de expresiones sexistas y un 30% más de comentarios vinculados a su apariencia física. Además, en este tipo de comentarios se evidenció una utilización generalizada de diminutivos de sus nombres para infantilizarlas, un fenómeno que no se da en los varones. La investigación reveló que las mujeres periodistas también son agredidas por cubrir específicamente la agenda feminista (ya sea hacer manifestaciones o expresar posiciones a favor, especialmente en relación a la legalización del aborto). En estos casos se suelen usar contra ellas términos como "feminazi" o "femininja".

Diferencias entre los ataques a varones y mujeres periodista

La violencia hacia las periodistas uruguayas

Si bien en los ataques contra periodistas las mujeres reciben un 30% más de comentarios sobre su apariencia física con respecto de los hombres, este porcentaje se duplica para el caso de Argentina y Uruguay. A su vez, el país se encuentra entre los cuatro de la región en hacer un mayor uso de los términos "feminazi" o "femininja" contra las periodistas, junto con Argentina, Paraguay y México.

"La violencia en las redes sociales replica otras violencias cotidianas que se dan en ámbitos de interacción no virtuales", declara Tania de Tomás a Cromo

"Gorda" y "feminazi" son dos de los "insultos" que más lee Ana Laura Pérez, periodista y Gerente de Producto Digital en El País de Uruguay, en su pestaña de interacciones. También este tipo de comentarios suelen hacer referencia a una supuesta "poca frecuencia en mantener relaciones sexuales", lo cual relacionan con su condición de feminista. "Como si el feminismo fuese una enfermedad que se cura teniendo relaciones sexuales heterosexuales", declara Pérez a Cromo. En este sentido, Analía Matyszczyk, conductora en el programa La letra chica de TV Ciudad, percibe que cuando las mujeres periodistas visibilizan casos de violencias machistas, o cuestiones vinculadas al feminismo en general, es cuando más ataques reciben en las redes por parte de hombres. "Me preocupa de sobremanera ver esta resistencia a incorporar el diálogo con mujeres sobre cuestiones feministas", afirma a Cromo.

La periodista Patricia Madrid, conductora del programa Así nos va de Carve e integrante del programa Polémica en el Bar de Canal 10, fue una de las participantes de la investigación Ser Periodista en Twitter. En ella afirma que "siempre el insulto vinculado con lo sexual o lo físico está intrínsecamente asociado a la mujer, no al hombre". Si bien afirma que los hombres periodistas también reciben insultos, y en iguales cantidades, jamás les dicen "sos un malcogido", "a ellos les dicen '¿cuánto te pagaron?'".

Tania de Tomás, periodista y editora, cuenta a Cromo que cuando un comentario u opinión acerca de un tema es expresado por una mujer "es mucho más probable que la crítica no sea hacia el mensaje sino hacia la persona que lo escribió, muchas veces descalificaciones dirigidas al físico o a la inteligencia". Matyszczyk también sostiene que el insulto en ocasiones va más allá de lo físico, y pasa también por el "desprestigio intelectual": por el "vos no estás capacitada para decir tal", incluso por el "andá a opinar de la cocina", declara a Cromo. 

En este sentido, Pérez cuenta: "A veces me explican cosas sobre las que yo he investigado años. En el medio te dicen 'idiota' y 'tarada'". Además, afirma que este fenómeno se intensifica para aquellas temáticas que tradicionalmente se han vinculado a "lo masculino", como puede ser el fútbol. Una experiencia que se repite para Matyszczyk: "suelen ser hombres, más grandes que yo, que generalmente tratan de desprestigiar alguna reflexión que yo hago, sobre todo si esa reflexión está ligada a un tema que popularmente entra en el 'universo masculino', por ejemplo el fútbol". 

Un ejemplo de los comentarios que llegan a recibir las periodistas uruguayas lo encontramos en algunos de los 400 comentarios que recibió Pérez por parte de usuarios de Facebook tras escribir una columna sobre el lenguaje inclusivo en El País:

 

La periodista Iliana Da Silva, conductora en el programa Las cosas en sus sitio en Radio Sarandí e integrante del equipo de Telemundo, es otro ejemplo de estas dinámicas de linchamiento en las redes. Tras la cobertura en vivo de una entrega solidaria de alimentos en Montevideo el pasado abril para Telemundo, la periodista fue objeto de una cascada de críticas e insultos.

"Acepto las críticas y cuestionamientos cuando son desde el respeto y muchas veces me dejaron aprendizajes. Pero una cosa es la crítica y otra el linchamiento. (...) En estos días, en las redes sociales fui objeto de un linchamiento: críticas, insultos, descalificaciones y amenazas", declaró en su cuenta de Twitter.

De Tomás concluye declarando lo siguiente: "Este tipo de violencias y desigualdades enrostran la necesidad de seguir trabajando en formas de frenar y/o disminuir la desigualdad y la violencia hacia la mujer. De no callar, de trabajar los temas con perspectiva de género, de trabajar puertas adentro, en el ámbito doméstico, donde empiezan muchas de estas violencias. De informarse, de marchar, de no callar".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...