Cargando...
Se esperan que los precios de las hortalizas de hojas puedan cambiar en los próximos días.

Agro > GRANJA

Salvo en el caso de la zanahoria, pocos impactos por lluvias en el mercado hortícola

Por ahora, pese a las lluvias, hubo pocas variantes en los precios de las hortalizas, pero eso puede cambiar si las precipitaciones se extienden y hay excesos

Tiempo de lectura: -'

17 de enero de 2022 a las 15:45

Una leve suba en el precio de la zanahoria y expresada en algunos locales de venta es, al momento, el impacto que las lluvias de los últimos días generaron en el mercado de productos hortifrutícolas, con base en un relevamiento realizado por El Observador. Si bien no se descartan ajustes en otros rubros, se entiende que no deberían suceder a corto plazo y en caso de ocurrir serían no relevantes, a menos que se extiendan las lluvias y haya precipitaciones por encima de las necesarias.

Las lluvias fueron bienvenidas por los granjeros, al igual que en otros rubros de la producción. Entienden que el agua recibida fue un alivio, pero miran con atención cómo seguirá el estado del tiempo, porque si llueve en exceso es malo.

“Para ver un cambio en la producción tienen que pasar muchos días. Puede haber cambios en los precios de algunos productos verdes (como la lechuga o la remolacha), que si se enfrentaron a mucho viento puede que se haya revolcado algún cultivo o se haya lavado alguna producción muy nueva”, comentó Diego Romero, integrante del Observatorio Granjero de la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM).

En la verdulería Mercado de la Curva, en Aquiles Lanza y San José. este lunes la mercadería llegó con “un poco menos de cada cosa”, contaron los vendedores. Agregaron que tras las lluvias no se han notado cambios muy significativos, más allá de esa pequeña merma, pero sí se espera que los precios puedan tener algún ajuste, aunque no inmediato, en los próximos días.

Al igual que Romero, los comerciantes destacaron que los mayores cambios se pueden esperar para las hortalizas de hoja.

Las subas y bajas de este lunes en la UAM

En la UAM, este lunes la operativa fue ágil, “cumpliendo y hasta superando las expectativas de venta”, indica el informe de precios de esta jornada del Observatorio Granjero. Según se informó, pese a las intensas precipitaciones hubo un alto levante de mercadería.

Se registraron aumentos en los precios de referencia de varios rubros como tomate redondo y perita, pepino, chaucha, zanahoria, remolacha, coliflor, brócoli, ciruela y pelón. Y hubo bajas en otros como zapallito, morrón rojo y verde, melón, perejil y puerro. Todos estos valores a nivel mayorista.

Para Romero, el efecto inmediato del impacto de las lluvias se puede ver por ejemplo en la zanahoria. Su precio subió en parte porque en algunas chacras no se pudo entrar a cosechar por el agua, aunque el aumento "fue puntual y seguramente en unos días se va a normalizar", indicó.

Incluso, tras consultas realizadas por El Observador, en algún puesto el precio no había variado este lunes y seguía en $ 40 el kilo.

La berenjena o el pepino tienen valores más altos debido a que por las altas temperaturas la producción disminuyó, aunque se espera que tras las precipitaciones y con una baja en las temperaturas, se recupere.

La berenjena o el pepino tienen valores más altos debido a que por las altas temperaturas la producción disminuyó.

Menor calibre, más calidad

La zanahoria no se destaca solo por su precio, sino también porque este verano sufrió la falta de agua y el tamaño fue menor, al igual que pasó con la cebolla, la manzana, la pera o el durazno, comentó Erick Rolando, presidente de la Confederación Granjera del Uruguay (CGU). Es “un tema más que nada cosmético, las propiedades de la fruta son hasta mejores porque se concentran los sólidos”, dijo.

Con la llegada de las lluvias se revirtió parte del estrés hídrico que venían sufriendo los cultivos, mencionó, así como el quemado del sol en los frutos, que “casi que desaparece porque hay fresco y humedad, lo que viene muy bien para asegurar la próxima cosecha”.

Las precipitaciones fueron bienvenidas y según Rolando, si se instala un “régimen normal de lluvias” (que no llueva una semana entera) será positivo para el sector porque se podrá aumentar el calibre en los distintos rubros.

"La mayoría de los cultivos están muy bien abastecidos y no vemos que haya algún rubro en particular que pueda dispararse los precios”, dijo, y sostuvo que si las lluvias vienen bien los rubros de hoja se pueden cultivar a campo hasta que vengan los fríos “y eso puede bajar los precios al consumidor”.

Los valores en el mercado le preocupan, porque con la buena producción de ha dado una mayor oferta que demanda en varios rubros y eso “pega muy fuerte en la rentabilidad del productor”.

Para los productores la lluvia fue un alivio.

Hay efectos irreversibles

“El agua fue un alivio para que bajen las temperaturas y por la humedad", comentó Ítalo Tenca, integrante de Salto Hortícola.

Las plantas venían sufriendo por la falta de humedad en el ambiente, por el quemado de frutas y a nivel fisiológico. Según explicó este productor, cualquier planta que se enfrente a temperaturas superiores a los 37° paraliza su funcionamiento y se limita a sobrevivir, por lo que su desarrollo normal de ve afectado. En los tomates, por ejemplo, las flores no se desarrollan por lo que la planta da menos frutos.

Las plantas sienten el descenso en las temperaturas rápidamente, por lo que se espera que se vean estimuladas. Aunque, según remarcó, hay efectos del calor que son irreversibles, como la no producción de flores en algunas plantas.

“No creo que vaya a haber faltante de producto pero creo que puede mermar la producción en cítricos, boniato y zapallo”, comentó.

Por su parte, Rolando añadió que registros de 70 u 80 mm, como los que hubo en algunas granjas en el sur del país “dan agua para una semana”, lo que puede ayudar con la implantación de cultivos tardíos, de choclo, papa o zapallo, algo que venía preocupando a los granjeros. “El agua es como un respiro, esperamos que por 15 o 20 días se regularice”, indicó.

Ahora están atentos, el agua es buena pero en abundancia tras temperaturas tan altas puede ser contraproducente.

Rolando detalló que el exceso de agua después de una sequía puede producir que los frutos como tomates, manzanas, duraznos, uvas o frutillas que estaban prontos para cosechar se rajen, porque la cáscara no crece tan rápido como la parte interna.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...