Nacional > PARLAMENTO

Se vota: seguí en vivo el debate por la Rendición de Cuentas en Diputados

"Excesivo" para la oposición, "insuficiente" para los sindicatos, y un "esfuerzo" para el FA

Tiempo de lectura: -'

14 de agosto de 2018 a las 12:37

La Cámara de Diputados comenzó este martes a discutir la Rendición de Cuentas correspondiente al ejercicio 2017.

En el proyecto, remitido al Parlamento el pasado 30 de junio, se establece un aumento del gasto de US$ 153 millones para 2019 y de US$ 165 millones para 2020, a financiarse con el aumento de la recaudación producto del crecimiento económico previsto y por el aumento de las utilidades del Banco República (BROU).

Solo la bancada del Frente Amplio apoyará el proyecto en general. Los partidos de la oposición advierten que se trata de una Rendición de Cuentas "desfinanciada" y que el contexto macroeconómico exige una mayor austeridad.

Por otro lado, las organizaciones sociales reclaman que el gasto previsto en el proyecto es insuficiente. Con la votación de la Rendición de Cuentas queda por el camino la promesa del Frente Amplio de alcanzar el 6% del Producto Interno Bruto (PBI) para la educación, así como el 1% para ciencia e investigación.

Durante el tratamiento en la comisión de Presupuesto y Hacienda, se presentaron 145 artículos aditivos (99 de ellos por la bancada oficialista). La reasignación de los gastos estipulados por el Ejecutivo totalizó los $ 350 millones (unos US$ 12 millones).

Posiciones de los partidos

La diputada del MPP Lilián Galán, presidenta de la comisión, fue la encargada de presentar el resumen del proyecto, defendiendo los lineamientos del gobierno. "Siempre será posible encontrar indicadores mejores de todo lo que falta por hacer. Sabemos que falta mucho todavía. Lo que no se puede negar es el enorme esfuerzo fiscal puesto en universalizar el acceso a bienes públicos de calidad", afirmó.

El diputado del Partido Nacional Omar Lafluf advirtió que "el gobierno no tiene voluntad de racionalizar el gasto, abatiendo gasto corriente superfluo o no productivo", y señaló que "las proyecciones realizadas por el equipo económico ponen nuevamente en duda la sostenibilidad del programa fiscal de forma tal de mantener el grado inversor".

"Se continúa aumentando el gasto en servicios personales y otros gastos de funcionamiento, aumentando las estructuras con mayores funcionarios y los servicios respectivos, lo que terminará con aumento del déficit fiscal sin tener un impacto sustancial en la mejora de los servicios públicos", manifestó el diputado.


Asimismo, Lafluf dijo que el proyecto "no presenta ninguna iniciativa dirigida a la promoción del empleo y la producción", y que "no se dan ni por asomo los recursos necesarios para poder implementar la ley de violencia de género".

El Poder Judicial dijo que se requería un mínimo de $ 1.000 millones para poner en marcha la ley. Sin embargo, la Rendición no prevé un aumento de recursos para ese organismo. En cambio, se asignan $ 14 millones a la creación de Fiscalías en Chuy y Rivera, $ 25 millones para la compra de tobilleras, $ 30 al Mides para fortalecimiento de la atención a las víctimas de violencia de género y $ 20 millones para el programa de alquileres. En total, ello implica $ 94 millones destinados a la lucha contra la violencia de género.

En tanto, el diputado Conrado Rodríguez, del Partido Colorado, dijo que al igual que en anteriores instancias presupuestales, el gobierno está "sobrestimando" el crecimiento que tendrá la economía.


"Todos los economistas importantes del país, los analistas más encumbrados, han dicho que nuevamente que estas proyecciones de crecimiento no están atadas a la realidad. Nuevamente Uruguay va a tener que endeudarse para financiar estas partidas, sobrepujando el déficit fiscal", señaló en sala.

Asimismo, dijo que "no hay ninguna medida concreta de austeridad para llevar el déficit fiscal al 2,5% del PBI", como establece la meta del gobierno. El Partido Colorado propuso en la comisión suspender por dos años el ingreso de funcionarios públicos al Estado, con la excepción de áreas consideradas prioritarias como la educación, la salud y la seguridad.

Además, Rodríguez manifestó que la presente Rendición de Cuentas demuestra que "el gobierno del Frente Amplio se ha quedado sin agenda", ya que "no existen anuncios ni reformas para atender los principales problemas que acucian al país en materia de seguridad, educativa, social ni económica".

Iván Posada, del Partido Independiente, señaló que "la realidad muestra un escenario cada vez más preocupante, a pesar de la sólida situación financiera que muestra el país".

Según Posada, en el proyecto "queda de manifiesto que los objetivos en materia fiscal de llegar al último año de gobierno con un déficit de 2,5% no se han cumplido, a pesar del ingreso extraordinario que significó el ajuste fiscal vigente desde 2017". En ese sentido, agregó: "Que el que venga se haga cargo".

Por su parte, el diputado de Unidad Popular Eduardo Rubio dijo que el proyecto "consolida un modelo esencialmente neoliberal" con "matices sociales" pero "al servicio del gran capital internacional, del sistema financiero y las multinacionales".

Rubio criticó la falta de recursos para la educación y vivienda, y el incumplimiento de las promesas electorales por parte del Frente Amplio. "Todas las proyecciones esenciales del gobierno fallaron", señaló. El legislador reprochó la falta de mayores partidas para la Universidad de la República, a la que solo se le otorgaron $ 430 millones, lejos de los $ 9.133 millones que reclamaba el organismo.

"Cuesta entender una justificación para una postergación tan marcada" dijo Rubio, y agregó que la "contracara" es que "hay otros sectores que sí se fortalecen", como el "aparato represivo" o la disponibilidad de pagos para proyectos de Participación Público-Privada (PPP).

El diputado agregó que "esta es la Rendición de Cuentas para UPM", y puso como ejemplo que en el proyecto original se proponía utilizar todo el excedente del Fondo de Estabilzación Energética, de unos US$ 180 millones, para las obras requeridas por la empresa para confirmar su inversión. "Por suerte la bancada oficialista logró alcanzar de allí $ 400 millones para ANEP, cosa que saludamos. Nosotros queremos que se use el resto para vivienda", acotó.

Por el Partido de la Gente, el diputado Guillermo Facello señaló que esa agrupación votará en contra para no "ser cómplice del descalabro económico en el que se encuentra el país". Facello indicó que "no habido mejora del déficit fiscal" y que "el panorama no luce alentador", comparando la situación actual con los años previos a la crisis de 2002. "Afortunadamente el país aún tiene buen acceso a los mercados internacionales y buena posición de reservas, pero lo mismo ocurría en 1999. En aquellos años Uruguay tenía un déficit alto pero con grado inversor. El ajuste se demoró y las consecuencias son conocidas", manifestó.

A su turno, el frenteamplista Óscar Groba (Espacio 609) criticó los "análisis catastróficos" que "la oposición promueve en cada Rendición de Cuentas" y dijo que aunque "algunos riesgos son compartidos", la economía uruguaya ha mostrado un "desacople" de la región. "Siempre se dijo que cuando Argentina o Brasil se resfriaban, Uruguay se engripaba. En este contexto, los dos países a la misma vez están más que resfriados, pero aun en esta situación de la región Uruguay crece y distribuye", afirmó.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...