Tendencias > Racismo

Seis películas, series y documentales para entender mejor el conflicto racial en EEUU

La problemática del racismo, encendida especialmente por el caso George Floyd, ha sido representada en la pantalla varias veces; estas son algunas de ellas

Tiempo de lectura: -'

04 de junio de 2020 a las 05:03

El crimen de George Floyd en Estados Unidos fue la chispa que encendió la mecha. O, más bien, un chorro de gasolina que terminó de prender fuego a un país que hace rato sufre del racismo sistematizado e institucionalizado. La comunidad negra, arrastrando una herencia de siglos de esclavitud, la ha tenido particularmente difícil a lo largo de las últimas décadas, y los años, los mártires y la condena aparentemente global hacia estos hechos no parecen haber hecho mella en una sociedad que está problemas.

Hoy, las noches de varias ciudades estadounidenses están marcadas por los toques de queda, los enfrentamientos, las protestas y el fuego. Pero lo que campea y lo que parece transmitirse a través de las fotos y los videos que nos llegan por las redes sociales es la ira. Acumulada durante años, masticada con bronca ante cada nuevo crimen de odio, encontró con el caso de Floyd su punto de ebullición y parece ser incontrolable.

Pero así como el racismo está impregnado en el ADN y la historia del país, también lo está en el cine. Sin ir más lejos, una de las películas más importantes de la historia es El nacimiento de una nación, una apología al Ku Klux Klan dirigida por D. W. Griffith en 1915. Es, al mismo tiempo, una producción fundamental que cambió el séptimo arte para siempre, y uno de los alegatos racistas más repudiables y furibundos de su historia.

Pero aunque en el amanecer el cine se encontró con una piedra fundamental que terminó siendo uno de los discursos de odio más recalcitrantes de todos, en contrapartida también han aparecido varios directores y realizadores negros preocupados por contar su historia, por mostrar el sufrimiento y las injusticias contra su pueblo en pantalla. Esta es una muy breve selección de películas, series y documentales que pueden ayudar a entender un poco más la razón por la que el grito de “No puedo respirar” no se refiere a una muerte en particular, sino que es el clamor de una nación que agoniza ahogada en sus propios fantasmas.

Enmienda XIII

Una de las caras más visibles y potentes del actual activismo afroamericano en la pantalla es la directora Ava DuVernay. La realizadora originaria de Long Beach, California, se ha encargado de sentar bases artísticas al discurso contra el racismo, ya sea en la ficción y en el terreno documental. Podríamos haber seleccionado Selma, la película en la que retrata la gestación de una de las marchas más famosas de Martin Luther King, pero nos quedamos con Enmienda XIII, un potente y esclarecedor documental que está en Netflix y que recorre toda la historia de segregación y de cómo el sistema político estadounidense, de alguna manera, ha permitido que se expanda como un virus por la nación. Escalofriante.

Así nos ven

Con esta última producción DuVernay dejó claro que no se atenía a formatos si su objetivo de mostrar la crudeza del racismo podía concretarse. En esta serie del 2019, la directora cerró el foco y se metió de lleno en uno de los casos más sonados de los últimos años: los Cinco de Central Park, un grupo de jóvenes negros de Nueva York que fueron acusados erróneamente de haber violado salvajemente a una corredora blanca en el Central Park. Todos fueron enviados a prisión en medio de un clima espeso, mediatizado y polémico. En 2001 las sentencias fueron revocadas y todos fueron puestos en libertad cuando un violador serial confesó en prisión ser el verdadero autor del crimen. Así nos ven tiene cuatro capítulos y está en Netflix.

El Infiltrado en el KKKlan

Pero si hablamos de cineastas que han dedicado su carrera a poner los asuntos del pueblo afroamericano en pantalla, no podemos dejar afuera a Spike Lee. Con una extensa filmografía –despareja, es cierto, pero atractiva al fin–, casi todos sus joints (como denomina a sus producciones) giran en torno a los problemas raciales pero con un tono diferente al de DuVernay. Lejos de la solemnidad y el dolor palpable de la directora, Lee le da a sus películas una pátina humorística y absurda que parece alivianar el relato histórico, pero que en el fondo no deja de ser tan o más contundente que las demás propuestas del estilo. Su último trabajo, 5 sangres, se verá en Netflix en pocos días, pero su última película estrenada en cines es El Infiltrado en el KKKlan, por la que estuvo nominado al Oscar hace un par de ediciones. Basada en la historia real de un policía negro que se “infiltra” junto a un colega blanco en el seno del Ku Klux Klan, esta es una comedia entretenidísima que, además, se las arregla para pegarle un tremendo derechazo al racismo. Está en HBO GO y en NS NOW.

Juicios mediáticos: 41 disparos

Si bien es parte de una serie antológica que se compone de seis capítulos autoconclusivos sobre diferentes juicios destacados, vale la pena pasarse por el tercer episodio, titulado 41 disparos. Es la historia del inmigrante africano Amadou Diallo, que el 4 de febrero de 1999 volvió a su casa y, en la puerta, fue sorprendido por cuatro policías blancos que abrieron fuego y lo mataron de, precisamente, 41 balazos. Los oficiales alegaron que Diallo quiso sacar un arma –que nunca se encontró– y que dispararon en defensa propia. Lo cierto es que el caso sacudió a la opinión pública, desató una ola de indignación racial y generó uno de los juicios más problemáticos de las últimas décadas en EEUU. Un juicio, claro, del que los policías salieron sin cargo alguno.  

Watchmen

El Klan dejó una huella honda en la sociedad norteamericana. El grupo está proscrito desde el siglo pasado, pero sus ecos todavía resuenan en suelo estadounidense, sobre todo en los estados del sur. Watchmen, una serie de HBO inspirada en la legendaria novela gráfica de Dave Gibbons, toma al grupo de odio como base para crear a “La Caballería”, una organización de enmascarados que pretenden instalar la supremacía blanca en la ciudad de Tulsa, Oklahoma –que, por otra parte, fue escenario de una de las masacres contra la comunidad negra más grandes de principios del siglo XX–. No se dejen engañar por la fantasía de la serie, los trajes de superhéroes, las referencias a la cultura pop y la maestría con la que está narrada: esta es una historia de odio tan fresca y actual que merece ser incluida en esta selección. Está HBO GO y NS NOW.

¡Huye!

De pique, el director Jordan Peele casi que gritó que él también venía a poner la cuestión racial en el foco, pero desde un lugar diferente. Con ¡Huye!, su primera película, Peele creó una historia de terror que, sin embargo, se afianza en tópicos propios de la segregación y la supremacía. La película fue uno de los éxitos del 2016 y estuvo entre las nominadas al Oscar de ese año. Bien merecido lo tuvo. Se puede ver en Netflix.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...