The Sótano > OPINIÓN

Sucursal de Uruguay en Getafe

Con futbolistas compatriotas de titulares, el club español está haciendo gran campaña

Tiempo de lectura: -'

19 de diciembre de 2018 a las 05:01

La mejor promoción de imagen del fútbol uruguayo en estos días no la hacen Luis Suárez en el Barcelona, Cavani en el PSG, Godín y Giménez en el Atlético de Madrid, Torreira en el Arsenal, ni Bentancur en Juventus. La gran promoción la estan haciendo los cuatro jugadores que son titulares en el Getafe español y que representan con gran dignidad la infantería de nuestro fútbol. Si los datos y la memoria no me traicionan, creo que es la primera vez en la historia que un club europeo de primera división alinea en la oncena titular a cuatro futbolistas uruguayos al mismo tiempo y los mantiene con regularidad. Son ellos, Leandro Cabrera (27 años), Damián Suarez (30), Sebastián Cristóforo (25), y Mauro Arambarri (23). El sábado pasado, con los cuatro jugando los 90 minutos, el Getafe derrotó a la Real Sociedad 1-0. Históricamente, el club de las afueras de Madrid siempre ha enfrentado una lucha estoica para mantenerse en primera división, algo que no es fácil, considerando que se trata de la liga que mejor fútbol ofrece de todas las principales europeas.

Este año, sin embargo, el Getafe se encamina a tener la mejor temporada de su historia. En La Liga se encuentra en la sexta posición, a 10 puntos del líder Barcelona, pero solo a cinco del Real Madrid, que ocupa el cuarto lugar en la tabla, posición que califica a la Liga de Campeones de la UEFA. El cerebro detrás de la operación es José Bordalás, cuya labor al frente del Getafe lo ha convertido en uno de los mejores técnicos españoles de la actualidad. Su trabajo puede considerarse extraordinario. En septiembre de 2016 lo llamaron de apuro para salvar al barco del hundimiento.  El club había descendido y ocupaba zonas de descenso en Segunda División. En poco tiempo Bordalás cambió el destino del club fundado en la década de 1980. No solo salvó al Getafe de otro descenso, a la Segunda B, sino que lo hizo regresar a la categoría principal, al año de haber descendido.

En agosto de 2017, Bordalás fue noticia luego de que la mujer de Cata Díaz lo insultara soezmente en redes sociales, porque el entrenador había mandado el banco de suplentes al jugador argentino y no volvió a convocarlo. La susodicha dama, Celeste Marzella, con brutalidad de conventillo, le dijo al entrenador: “¿Sabes por qué ascendiste? Por los jugadores en los que te cagas hoy, porque nadie, a pesar de que te lo merecías, te agarró del cuello”. El denigrante escenario no solo evidenció la violenta inestabilidad emocional de la señora, sino que curó de espanto a Bordalás, quien desde entonces ha prescindido prácticamente de jugadores argentinos. En la plantilla actual solo hay uno, Leandro Chichizola, golero suplente que esta temporada no ha jugado ni un solo minuto. A los uruguayos, en cambio, les está dando trato VIP preferencial, por los méritos conseguidos y por lo que aportan a la institución. Y no solo eso. Ha logrado que dos futbolistas como Cabrera y Cristóforo, que no habían logrado afianzarse en los clubes extranjeros donde jugaban, alcanzaran su mejor nivel hasta la fecha desde que están en Europa.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...