Economía y Empresas > MERCADO CAMBIARIO

Tras el revuelo turco del lunes, el dólar se calmó y bajó 0,4%

Acompañó el comportamiento de la moneda en Argentina, aunque en los mercados externos persiste la incertidumbre

Tiempo de lectura: -'

14 de agosto de 2018 a las 17:11

El dólar mayorista cerró este martes en $ 31,306 con una baja promedio de 0,4% respecto a su cotización anterior. El lunes, tipo de cambio se fortaleció en la plaza local tras el desplome de la lira turca. Ese día, el dólar tuvo en Uruguay un aumentó de 0,9% y y se ubicó en $ 31,432, su mayor valor desde comienzos de julio.


En esta jornada, la divisa estadounidense retomó la calma para operar en baja, aunque en el resto del mundo la moneda siguió ganando fuerza. En total la operativa cambiaria por fue por US$ 21,3 millones sin intervenciones del Banco Central (BCU). La última operación a través de las pantallas de Bevsa se realizó a $ 31,36.

Por su parte, en el Banco República (BROU), el dólar también operó a la baja respecto a un día anterior. La moneda cotizó a $ 30,66 para la compra y a $ 32,06 para la venta, luego de llegar el lunes a $ 30,85 y $ 32,25, respectivamente.

Embed

Argentina logró frenarlo

El mercado financiero de la vecina orilla se recuperó este martes luego de una batería de medidas lanzada por el Banco Central (BCRA) para frenar una nueva turbulencia cambiaria, en un contexto beneficiado por una menor aversión al riesgo global.

La autoridad monetaria decidió en las últimas horas aumentar la tasa de referencia al 45% anual en pesos, reducir la circulación de letras Lebac con aval del Fondo Monetario Internacional (FMI), subastar nuevas letras Nobac y licitar hasta US$ 500 millones para aplacar la demanda privada.

El BCRA "respondió rápidamente a la creciente volatilidad global y las medidas son positivas", dijo un banco extranjero mediante uno de sus jefes estrategas.

El gobierno anunció este martes que suspenderá durante seis meses una baja en el impuesto a las exportaciones de aceite y harina de soja, una de las principales fuentes de divisas del país, para fortalecer sus arcas en momentos de importantes altibajos financieros.

De esa forma, el peso interbancario se apreció 0,33% para cotizar a 29,62 por dólar, luego de alcanzar en la jornada anterior un piso histórico intradiario de 30,50 pesos argentinos. La moneda, que acumula una pérdida del 37,5% en 2018, se veía ayudada por una caída del dólar en los mercados internacionales.

Afuera el dólar sigue escalando

El dólar avanzó este martes a un máximo de 13 meses contra una canasta de monedas ya que los operadores incrementaron sus tenencias de activos seguros ante temores sobre las consecuencias de un reciente desplome de la lira turca. Aunque la lira repuntó desde mínimos récord, las preocupaciones por la exposición de los bancos europeos al país generaron ventas de euros, lo que llevó a dicha moneda a tocar su peor nivel en 13 meses ante el dólar y el franco suizo.

El índice que sigue al dólar contra el euro, el yen, la libra esterlina y otras tres monedas alcanzó las 96,794 unidades, el mayor nivel desde junio del 2017. Hacia el cierre en Nueva York cotizó en 96,762.

La lira ha perdido más de un 40% este año ante el dólar debido a las preocupaciones por un conflicto diplomático con Estados Unidos y la reticencia del presidente Tayyip Erdogan a subir las tasas de interés a pesar del aumento de la inflación. No obstante, la lira se recuperó el martes cierto terreno, cotizando a 6,4300 unidades por dólar, un alza de 6,8% en el día, tras el mínimo récord de la rueda previa de 7,24 unidades por dólar.

Sanciones impuestas por Washington a Ankara generaron ansiedad sobre la economía turca, ya golpeada por una inflación de dos dígitos. Los operadores están cada vez más preocupados por los préstamos de los bancos europeos a Turquía, lo que ha generado una ola de ventas de acciones y euros.

El euro cayó a 1,1330 dólares, el menor nivel desde julio del 2017, antes de cotizar en 1,1333 dólares, una baja cercana al 0,7% en el día. En tanto, la divisa se mantuvo por encima de un piso de algo más de 10 semanas contra el yen registrado el lunes. Hacia el cierre cotizó con una baja de un 0,2% a 126,08 yenes por euro.

El rebote de la libra impulsó a las monedas de otros mercados emergentes que habían sido golpeadas por la situación en Turquía.

Comentarios