Mundo > ESPAÑA

Turismo a la baja

El número de visitantes a España cayó en julio por primera vez en casi una década; los veraneantes optan por países más baratos, como Turquía y Túnez

Tiempo de lectura: -'

18 de septiembre de 2018 a las 05:00

El número de turistas extranjeros que visitaron España disminuyó en julio por primera vez en casi una década, según datos oficiales, señal del retorno de los veraneantes europeos a destinaciones más baratas como Turquía o Túnez.


De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE), el país recibió 10 millones de turistas en julio, lo que supuso 4,9% menos respecto al mismo mes del año anterior, el primer retroceso en este mes clave del verano desde 2009.


El descenso fue especialmente acusado en los mercados europeos como Francia (-11,4%), Alemania (-6,2%) o Reino Unido (-5,6%), que representa todavía una quinta parte del total, a pesar de que la depreciación de la libra hace más costoso para los británicos viajar a la zona euro.


España, con una potente industria turística que genera el 10% de su riqueza, gozó en los últimos años de un fuerte aumento en la afluencia de visitantes extranjeros a sus playas y ciudades, en parte por la inseguridad en otros destinos de Oriente Próximo y el norte de África.


El país mediterráneo superó a Estados Unidos como el segundo país más visitado del mundo por detrás de Francia en 2017, cuando se batió por quinta vez consecutiva el récord de llegada de turistas (82 millones).


En los siete primeros meses de 2018, el número de visitantes se frenó con un aumento del 0,3% a 47 millones, cifras modestas comparadas con el crecimiento de dobles dígitos registrado en 2016 y 2017.


El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, quitó importancia a este declive durante julio en una entrevista a la radio Cadena Ser, señalando que las cifras globales son todavía “históricamente altas”.


El operador de paquetes vacacionales Thomas Cook anunció el mes pasado que las reservas hacia Turquía habían crecido 63% respecto al mes anterior y que la ciudad costera de Antalya (suroeste) ya era el destino más popular entre los veraneantes británicos.


Además, señaló que para el verano de 2018 había trasladado recursos de España hacia Turquía, Túnez y otros destinos mediterráneos más baratos.


Barcelona

 

La capital de Cataluña fue especialmente castigada en la presente temporada, particularmente por la sensible situación política, de acuerdo a expertos del sector.
Datos más recientes muestran que los hoteles de Barcelona, la ciudad más turística de España, disminuyeron la facturación 14% en la campaña veraniega respecto a 2017, al haber perdido reputación como destino por la crisis independentista.


La caída fue del 7,31% en julio y del 20% en agosto, según el gremio de hoteles de Barcelona, que atribuyó este descenso a la tensión política generada por el intento de secesión, los movimientos antiturismo, la degradación de la ciudad y, en menor medida, el atentado yihadista de hace un año.


“La prensa internacional habla de esta situación de conflicto, de una Cataluña convulsa y esto contribuye a crear una imagen negativa”, explicó el presidente del gremio, Jordi Clos. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.