Mundo > Migrantes

Un nuevo naufragio con muertos en el Mediterráneo; Italia mantiene su línea dura contra la migración

Una mujer de Camerún aguantó 48 horas en el agua a 80 millas de Libia

Tiempo de lectura: -'

17 de julio de 2018 a las 19:23

Josepha flotaba gracias a unas pocas tablas, aferrada al bote que estaba completamente desinflado a unas 80 millas náuticas al noreste de Libia. Estuvo durante 48 horas flotando al lado de los cuerpos de una mujer y un niño de cinco años, quienes no resistieron. La mujer y los dos cuerpos fueron encontrados por la ONG española Proactiva Open Arms, que ayuda a rescatar del mar a los refugiados que llegan a Europa.

La mujer es originaria de Camerún y tiene cerca de 40 años. El equipo médico de a bordo le diagnosticó síntomas de hipotermia y traumatismos. "Necesita atención médica y psicológica lo más rápido posible", afirmaron quienes la socorrieron.

La organización española estaba patrullando las costas cerca de Libia, de donde parten la mayoría de los migrantes con destino a Europa, cuando hizo el terrible descubrimiento. La guardia costera de Libia, encargada de patrullar la zona indicó que fueron rescatadas 158 personas a 16 millas náuticas de Joms, relativamente lejos de la zona donde se encontró el naufragio.

Los dos barcos de la ONG regresaron este martes a las costas de Libia después de varias semanas de ausencia debido a las dificultades para desembarcar a los migrantes que rescatan, a raíz de la línea dura adoptada por los gobiernos de Italia y Malta que se niegan a recibirlos.

Frente al regreso de la ONG, el ministro del Interior italiano Matteo Salvini, líder de la derechista Liga expresó en un tweet que continuará con las duras medidas. "Dos barcos de la ONG española han regresado al Mediterráneo a la espera de su cargo de seres humanos. Que ahorren tiempo y dinero, verán los puertos italianos sólo en postales", escribió Salvini.

El caso de Josepha ha generado un enfrentamiento entre la organización humanitaria española y el ministro italiano, acusado de aplicar una política inhumana. Para el fundador y director de Open Arms, Oscar Camps, la Guardia Costera de Libia rescató a las 158 personas y abandonó a las dos mujeres y al niño tras hundir su barco, debido a que no querían subirse a las patrulleras libias, según publicó en su cuenta de Twitter.

Embed

"Es un hecho a denunciar antes el Tribunal de Derechos Humanos", expresó indignada la ONG a través de un comunicado. Camps también denunció la "omisión de socorro" de los llamados "Guardacostas libios y del mercante Triades" que no acudieron a salvarlos.

"Cuando llegamos, encontramos a una de las mujeres todavía con vida, no pudimos hacer nada por recuperar a la otra mujer y al niño, que al parecer murió pocas horas antes de encontrarlos. ¿Cuánto tiempo tendremos que lidiar con asesinos alistados por el Gobierno italiano para matar y torturar a aquellos que intenten cruzar el Mediterráneo? De este crimen es responsable la política de Matteo Salvini", acusó Camps en Twitter, adjuntando la imagen de la mujer y el niño fallecidos.

Para el Ministerio de Interior italiano se trata de una "fake news" (una noticia inventada). "Desafío a toda persona a encontrar un mensaje mío en que pido abandonar a la gente en el mar. Mi objetivo es salvar a todos, alimentar a todos, pero evitar que lleguen a Italia. El objetivo es acabar con el tráfico de seres humanos, que es la única manera de reducir el número de muertos", declaró Salvini en una conferencia de prensa. Por otra parte, la guardia costera de Libia se negó a hacer comentarios sobre el caso.

La Unión Europea sigue sin lograr consensos que permitan adoptar decisiones políticas a los efectos de encauzar la severa crisis migratoria que afecta al continente y que, en otras cosas, sigue generando tragedias como la de Josepha y las dos personas que murieron en el Mediterráneo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...