Cargando...
Hay tres proyectos sobre teletrabajo a estudio en el Parlamento

Nacional > Regulación Teletrabajo

Teletrabajo: pese a consensos, diputados propondrán cambios a proyecto de ley

A un año de su presentación, si bien el proyecto sobre teletrabajo genera consenso en Diputados se plantearon reparos que se están discutiendo; para la senadora Sanguinetti se demoró su aprobación

Tiempo de lectura: -'

03 de mayo de 2021 a las 05:00

El proyecto de ley que regula el teletrabajo, que fue presentado por la senadora colorada Carmen Sanguinetti, avanzará su trámite legislativo porque en la Comisión de Legislación del Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados hay “consenso”, aunque ya es un hecho que se propondrán modificaciones a su articulado, según confirmó a El Observador el presidente de la comisión, el diputado nacionalista Pedro Jisdonian.

La propuesta que elevó al Parlamento la legisladora hace un año tuvo media sanción en el Senado en noviembre del 2020. Tras el receso, la comisión de Diputados retomó la discusión, pero con una variable: hay a consideración otros dos proyectos que buscan regular el teletrabajo, modalidad que comenzó a ser cada vez más frecuente desde marzo del año pasado como consecuencia de la irrupción del covid-19 en el país. Como el de Sanguinetti es el más avanzado (ya lo aprobó el Senado), oficiará como el central, pero se le harán cambios teniendo en cuenta otras posturas que contemplan estos últimos dos.

Estas dos nuevas iniciativas fueron presentadas por el Frente Amplio y por las cátedras de todas las facultades de Derecho. Esta última fue finalmente impulsada por el diputado Martín Lema (Partido Nacional), que en ese entonces era el presidente de la Cámara de Representantes.

Al margen de las diferencias ideológicas que quedaron naturalmente visibilizadas en los reparos que expresaron sobre la norma los diputados de cada partido de la Comisión –según marcó Jisdonian–, hay temas que son los más importantes y en los que hay intención de buscar acuerdos. Entre ellos, el derecho a la desconexión de los trabajadores y los elementos y las condiciones para el teletrabajo; que la postura que prima es que las tiene que brindar el empleador. "Los partidos estamos todos dispuestos a salvar las diferencias que es natural que existan; hay una carga ideológica y política. Pero yo creo que muchas de ellas pueden tener consensos”, indicó a El Observador Gabriel Otero, diputado del Frente Amplio, .

El miércoles 28 de abril comenzó la discusión del articulado y este miércoles se expondrán las diferentes posturas, con el fin de avanzar en la búsqueda de acuerdos. Pero hay aspectos que aún merecen más tiempo para ser discutidos, como el énfasis en las ocho horas del trabajador, que la ley abarque también a los empleados públicos y que contemple aspectos vinculados a la perspectiva de género. No obstante, el vicepresidente de la Cámara y uno de los voceros del proyecto que presentó la coalición de izquierda aclaró: "Estamos en una negociación".

Una discusión que demora la aprobación 

Ya en setiembre del año pasado, el ministro de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Pablo Mieres, había considerado que el proyecto era "muy oportuno" e "imprescindible". Hay “un vacío legal que hace tiempo que existe y otros países ya han avanzado. Esperamos que tenga un trámite lo más rápido posible", había declarado el jerarca. 

Para la senadora Sanguinetti, la aprobación del proyecto se "ha demorado" a un año de su presentación. "Es bastante frustrante que siga solo con media sanción", confesó. Recordó que fue discutido de manera "profunda" en la cámara alta y que implicó seis meses en los que se escucharon una gran cantidad de voces y que tuvo por detrás un trabajo serio y profundo de los senadores. "Quisiera entender que en un contexto de emergencia sanitaria debería haber un proceso agilizado para estas cuestiones", sentenció. "Uno como legislador por supuesto que hace su trabajo pero no hay que perder de vista que este es un proyecto que desde el Ejecutivo ha tenido un respaldo unánime. Eso hay que tenerlo en cuenta", agregó. 

La representante del Partido Colorado defendió su proyecto, aseguró que es "la solución más acertada" y se posicionó en contra de la mayoría de las modificaciones que se han planteado, aunque aclaró que "todo es opinable". Consideró que ceñir el teletrabajo a las ocho horas no es el camino más acertado porque justamente "teletrabajo y flexibilidad van de la mano". Si bien no se expresó en contra de regular "un poco más" el derecho a la desconexión, afirmó que "utilizar el cómputo semanal como límite es el camino más acertado" y, por eso, lo propuso de esa manera. 

Con relación a la inclusión en la norma de los trabajadores públicos, sostuvo que no le parece la mejor opción incorporar a los empleados estales "tan livianamente" en esta "regulación mínima" en la que, en definitiva, no está contemplada "la enorme diversidad de situaciones que se dan dentro del Estado". 

"El hecho de dejarlos afuera no implica en absoluto que entienda que el teletrabajo no tenga que suceder en el sector público o que no se deba regular. Simplemente considero que la forma más acertada es generar un grupo interdisciplinario que estudie este tema y que generen un marco regulatorio para este sector", añadió. 

En el entendido de que esta ley fue creada pensando en que para esta modalidad de trabajo Uruguay no tenía "ningún paraguas protector de derechos y obligaciones entre las partes", la legisladora indicó que muchos de los aspectos deben "quedar librados a la reglamentación". Este es el caso, por ejemplo, del planteo sobre la realidad de las trabajadoras mujeres. "No creo que el camino más acertado sea atender la problemática de un colectivo y no de otro", señaló. En esta línea, dijo que "una buena solución" puede ser que este tipo de aspectos se resuelvan en las negociaciones colectivas que se dan con el MTSS.

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo y Seguridad Social explicó que no tienen una posición cerrada y que está sobre la mesa la posibilidad de realizar cambios tanto en la redacción del documento como en otras cuestiones puntuales, como es el caso de la realidad de las trabajadoras que no están incluidas en el proyecto del Senado. Sobre este tema hay consideraciones relacionadas con el hecho de que las mujeres suelen verse perjudicadas por la modalidad de teletrabajo, ya que, además de su trabajo formal, suelen tener a cargo las tareas del hogar, algo que no está contemplado en la propuesta inicial. Se busca que el proyecto, al que se le está terminando de dar forma, tenga en cuenta "la mayor parte de las inquietudes", comentó Jisdonian.

El diputado nacionalista destacó que esta iniciativa está "dentro de las prioridades" de la Comisión pero alertó que "el apuro no es aliado de la calidad". En esta línea, consideró que no ha habido "falta de voluntad ni de desidia". La idea no es "sacar un proyecto por sacarlo", ya que muchos se verán afectados a partir de su aprobación, aseveró. Por esto, dijo que es importante "que no quede ninguna voz sin ser escuchada”.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...