Nacional > SOCIEDAD

Una madre quedó en la calle con sus cinco hijos y el Mides le ofreció un techo después de ser intimado

Tras dos días de espera y una intimación de la Justicia, el ministerio asumió su responsabilidad

Tiempo de lectura: -'

09 de junio de 2018 a las 15:37

Una mujer de 31 años que quedó en la calle con sus cinco hijos el lunes 4 de junio solo pudo acceder a un techo luego que la Justicia intimara al Ministerio de Desarrollo Social (Mides) a encontrarle una solución a su situación, informó El País.

La mujer abandonó su casa obligada ya que sus hijos eran maltratados por los amigos de su expareja. En la tarde del lunes se presentó en la seccional 7a de Pando en busca de ayuda. La mujer quería algo de abrigo y un lugar donde pasar la noche.

Recibió la asistencia de oficiales que iniciaron una recorrida junto a ella para ayudarle a encontrar un hogar. Pero la misión terminó sin éxito y, tras probar suerte en varios locales del Mides, terminaron por encontrar refugio en la cocina de la seccional, donde pasaron la noche.

Tras dos días de idas y vueltas entre llamadas, recorridas y esperas, una jueza de Pando obligó al Mides a encontrarle un lugar.

Recién el miércoles al mediodía Claudia pudo tener un techo para ella y sus hijos.

Lea también: El padre que no tenía donde dormir con su hijo y a quien le prestaron una casa volvió a la misma situación

Desde la Dirección Nacional de Protección Integral en Situaciones de Vulneración dijeron a El Observador que la familia se encuentra en un dispositivo del Mides en Montevideo.

La directora de esa unidad, Eleonara Bianchi, dijo que se trata de un caso excepcional y que al ser una familia numerosa la búsqueda de un techo se había hecho más desafiante. Sin embargo, la jerarca admitió que esporádicamente han recibido "avisos de juzgados" para encontrar soluciones a quienes están en la calle.

Bianchi adjudicó las dificultades de la demora al aumento de la demanda que tienen los refugios durante las noches frías de invierno.

El ministerio monitorea la situación de la familia y, dado que los niños iban a la escuela en Pando, se les está gestionando la vuelta a la escuela y a los centros Caif.

Este caso se suma al de Gustavo Castellini, el padre del niño que no tenía donde dormir y que el Mides no le ofreció una solución que posibilitara que no se tuviera que separar de su hijo. Castellini consiguió a donde ir gracias a la gestión de un voluntario. Pero en estas últimas semanas volvió a la misma situación al perder la vivienda que le habían prestado temporalmente.

Comentarios