Economía y Empresas > Público

Una vidriera para productos con sello uruguayo

Mostrar productos que tengan materia prima uruguaya y con potencial exportador, es uno de los objetivos de la Feria Muy

Tiempo de lectura: -'

20 de julio de 2018 a las 05:00

ostrar productos que tengan materia prima o manufactura uruguaya y demuestren tener potencial exportador. Ser una vidriera para aquellas pequeñas empresas que venden por Internet o no tienen local comercial y, para las que tienen local, dar la posibilidad de ubicarse en un espacio que atraerá a turistas y por el que pasarán miles de personas en menos de dos días.

Esos son los objetivos que se plantea la segunda edición de la feria MUY, en la que desde la tarde del viernes 27 y durante todo el sábado 28 de julio se expondrán, también para la venta, productos de 60 empresas uruguayas. Loog Guitars –una de las empresas que repetirá su participación– por ejemplo, vende por Internet y en Uruguay cuenta con algunos distribuidores, como el Palacio de la Música. Sin embargo, no tiene un local propio, por lo que aprovecha la feria para vender entre las miles de personas que se acerquen.

Pasó poco menos de un año de la primera edición, que tuvo lugar en el LATU y atrajo a unas 2.000 personas. La cantidad de visitantes, según la gerenta de Marca País, Larissa Perdomo, superó expectativas y a eso también apuntan para la que se realizará en menos de 10 días.

"Apuntamos a que sea un paseo familiar donde las empresas uruguayas que no tienen una vitrina normalmente, puedan mostrar lo que tienen a la población", dijo la gerenta de Marca País, Larissa Perdomo.

El cambio de lugar, esta vez en Kibon, apunta a atraer a público de hoteles de Pocitos, ya que el año pasado buena parte de los compradores fueron brasileños. "Nos resultó muy útil repartir folletería en hoteles de Carrasco, muchos brasileños fueron y compraron. El hecho de estar en Pocitos es una estrategia y los propios hoteles también la promocionan", indicó.

Para captar más público, también se extendió en horario. El año pasado se realizó durante un solo día, y este año será un día y medio. "Lo pidieron las empresas. Es un gran esfuerzo montar el stand, llevar todos los productos para un solo día", dijo Perdomo.
Las empresas participantes se dividen en tres grandes áreas: diseño, gastronomía y artesanía. Aparece también la cosmética, con productos elaborados con ingredientes uruguayos, o los culturales, como es el caso de la editorial Más Pimienta, e infantiles.

Aunque la primera intención es mostrar, Perdomo aseguró que las empresas "vendieron mucho". "No hubo ninguna empresa que no haya vendido. Apostamos a que este año vendan mucho más", indicó.
Igualmente, dijo que las empresas no evalúan las ventas en comparación con lo que venden en un día normal, ya que son varios los factores que inciden a que la venta sea mayor.


Comunidad

Uno de los intereses de Uruguay XXI, dijo Perdomo, es formar una comunidad entre las marcas participantes. "Esta es una actividad más para que esa comunidad se retroalimente", subrayó, y agregó que el año pasado varias empresas hicieron negocios entre ellas. Esto puede darse, por ejemplo, entre diseñadores con empresas que brindan insumos. "Esto es algo que se muestra al público pero entre ellos ya trabajan en intercambiar experiencias".

Otras opciones

El año pasado, Uruguay XXI fue intermediaria entre las empresas y un banco para que puedan brindar descuentos. Sin embargo, por problemas logísticos este año se optó por participar sin banco para que cada uno de los locales decida, por su cuenta, si ofrecer descuentos con alguna tarjeta. "Es más útil para las empresas que ellos mismos busquen su propia promoción", explicó Perdomo.

Como planes que surgieron a raíz de la primera experiencia, Perdomo contó que se está estudiando la posibilidad de realizar una edición de la feria en Punta del Este, iniciativa que surgió de varias empresas. También se piensa llevar una versión más reducida de la feria al exterior.

Comentarios