Uruguay gana en competitividad por pronunciada suba del dólar

La divisa se apreció más que en países relevantes; ya se vende a $ 30
La suba del dólar de los últimos días permitió que los productos uruguayos recuperen algo del atractivo en precios perdido frente a los principales competidores mundiales. Hoy Uruguay es de los pocos países que acumulan en el año una ganancia de tipo de cambio, aunque todavía resta camino en términos de competitividad.

La moneda estadounidense se transó este miércoles a $ 29,493 en el promedio de las operaciones bancarias y cotizó a $ 29,50 en la última operación, mientras que en los cambios privados la divisa ya se vende a $ 30,10. Si bien los analistas locales esperaban una suba del tipo de cambio, no preveían que fuera tan brusca. De hecho, la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador de setiembre, preveía un dólar en este nivel recién al cierre del año.

La suba en el precio del billete verde en el mercado local deja mejor parado a Uruguay como exportador de bienes y servicios. Los empresarios que colocan sus productos en el mercado internacional advertían una importante pérdida de rentabilidad asociada al atraso cambiario. Esta suba permite revertir parcialmente ese problema.

Aceleración desde julio


Desde fines de julio, el dólar subió en Uruguay 4,4%. Esa evolución no siguió una relación directa con lo que sucedió en los principales países competidores. De hecho, de un grupo de nueve economías, solo México y Nueva Zelanda mostraron aumentos del tipo de cambio más pronunciados, de 5% y 5,9% respectivamente, en el mismo período.

Incluso algunas monedas como el peso argentino, el colombiano y el chileno, ganaron terreno frente a la moneda estadounidense desde entonces. El dólar en Brasil, en tanto, subió 1,4%. La lista de países considerados se completa con Sudáfrica y Australia, donde el dólar subió 3% y 2%, respectivamente.

Si se considera lo que va de 2017, un período más largo de tiempo que permite evaluar una trayectoria de mediano plazo, solo en Argentina el dólar subió más que en Uruguay (0,8%). En el resto de los países el saldo fue de una baja del tipo de cambio que va desde 1,2% en Sudáfrica a 9,1% en México. Este último horizonte de tiempo tiene una complicación en el análisis de la competitividad en precios. Como solo considera el tipo de cambio, no refleja por completo la realidad. Para entender la evolución de los precios relativos habría que incorporar también la inflación. Un país donde los precios suben más rápido que en otro, pierde competitividad de la misma manera que en el escenario en el cual su moneda se apreciara más que la de su par.

Por eso a Argentina, con una inflación mayor al 20%, no le alcanza con que el dólar suba ocho puntos porcentuales más que en Uruguay para ganar competitividad, lo mismo que a Uruguay no le alcanza con que su moneda se aprecie cuatro puntos más que Nueva Zelanda. La suba del dólar en la plaza local, en un escenario en el cual los países competidores de la región en materia turística mantienen sus monedas más estables o incluso muestran una baja del tipo de cambio, beneficia a los operadores uruguayos porque puede implicar la atracción de un mayor número de visitantes y estimular su gasto.

Comentarios

Populares de la sección