13 de junio 2024 - 16:28hs

Con tarifas de servicios públicos, combustibles y prepagas contenidas, el índice de inflación de mayo fue de 4,2%. No solo es la quinta desaceleración consecutiva del indicador oficial, sino que es la cifra más baja en dos años. Para encontrar una variación tan baja hay que remontarse hasta el primer trimestre de 2022. La última vez que se registró un dato mejor fue en enero de 2022, con un 3,9%.

Además, el índice de precios al consumidor (IPC) oficial volvió a estar por debajo de lo esperado por el mercado, que viene ajustando sus proyecciones mensualmente basándose en los números oficiales. Por ejemplo, el Relevamiento de Expectativas (REM) del Banco Central (BCRA) esperaba un 5,2% para mayo. Sin embargo, el dato que proporcionó el organismo dirigido por Marco Lavagna se acercó más al que publicó la semana pasada la dirección estadística porteña (4,4%) para el quinto mes del año.

El debate actual entre los expertos locales e internacionales y el oficialismo es si la baja de inflación encontró un piso difícil de perforar debido a la fuerte inercia de precios en Argentina y la necesidad del Gobierno de seguir sincerando los precios relativos de la economía.

Más noticias

Por caso, el REM estimó que en junio la inflación sería levemente mayor, solo unas décimas, a la de mayo. La proyectó, semanas atrás, en un 5,5%. Para el año, los economistas prevén un avance de 146,4%, casi 65 puntos porcentuales menos que el 211,4% dejado por Alberto Fernández y Cristina Kirchner en 2023, con tarifas pisadas, dólar atrasado y miles de precios casi fijos en los programas oficiales dedicados a la campaña. Esa marca, parece, seguirá siendo la más elevada en más de tres décadas.

Para seguir mostrando una expectativa de inflación a la baja, el mayor objetivo del Ministerio de Economía, se decidió postergar la aplicación del impuesto a los combustibles y de una nueva suba de tarifas de los servicios públicos en mayo. Todo se pasó a este mes. Además, el Gobierno digitó los aumentos que las prepagas podían aplicar en el primer semestre y obligó a las empresas de medicina privada a recalcular los que ya habían aplicado en ese período, números que superaban al IPC calculado por el Indec. Por otra parte, la Justicia obligó a las firmas a devolver en doce meses lo "cobrado en exceso".

Todos estos elementos ayudaron para que el Gobierno de Javier Milei pueda mostrar una fuerte desaceleración del IPC oficial. A esto se suma, claro, la profundización de la recesión económica estimada tanto por los participantes del REM (3,8% a fin de año) en el país, como por los organismos internacionales. El Banco Mundial, por caso, estimó una caída del PBI de 3,5%. Y también la contracción monetaria y el esquema cambiario, con un dólar yendo por debajo de los precios, otro de los puntos discutidos.

image.png

Qué dijo el ministro de Economía, Luis Caputo

“Nosotros sí pensábamos que la inflación iba a bajar de la manera en que bajó, por eso nos mantuvimos con el crawling del 2%”, dijo el ministro de Economía, Luis Caputo, en su última aparición pública en ExpoEFI. “Tengan en cuenta además que logramos esta baja de la inflación sincerando un montón de precios relativos que estaban pisados”, agregó.

“Se logró algo realmente que es bastante único y es que logramos bajar la inflación bajando tasa”, completó Caputo, recalcando que había llegado el final de esa licuadora de pesos. En ese evento, había dejado entrever que la inflación que se conoció hoy estaría en torno al 4,5%.

Se esperaba ver cuál iba a ser el movimiento del BCRA luego de que el Indec revelara el dato de mayo. A mediados de ese mes, cuando se conoció el IPC de abril (8,8%), la entidad dirigida por Santiago Bausili optó por otro movimiento agresivo de baja de tasas de interés de referencia, dejándolas en un 40%. Para algunos expertos, esa decisión terminó gatillando los movimientos del dólar blue y las cotizaciones financieras en las últimas semanas.

Esos movimientos, no obstante, no habrían generado un traslado directo a precios, ya que las empresas no tienen margen para seguir perdiendo ventas con un consumo pinchado por los bajos niveles salariales. Sin embargo, según FIEL, la inflación núcleo marcó 2,9% en la primera semana de junio, 5,9% en las últimas cuatro y 287,8% en los últimos 12 meses. "Esta semana rompió la tendencia de descenso de la inflación comparando primeras semanas", señaló el informe de la Fundación difundido la semana pasada. Es probable que LCG haya captado ese aumento en su reporte para la segunda semana, que se conoció hoy y estimó que en ese período de este mes cerró con una inflación de 1,5% en alimentos y bebidas.

Temas:

Indec Índice de precios al consumidor Inflación Argentina Banco Central de la República Argentina Luis Caputo

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos