25 de mayo 2024 - 9:16hs

En 2023, Argentina se posicionó como el cuarto país con mayor desigualdad de ingresos en un ranking mundial, sólo superado por Sudáfrica, Brasil, Colombia y México, según el último informe económico del Banco Mundial, basado en el índice Gini. A nivel regional, el África Sub-sahariana presenta el peor indicador, seguida por Latinoamérica y el Caribe.

La pobreza en Argentina estuvo disminuyendo entre 2007 y 2012, pero esta tendencia se estancó con la pandemia de coronavirus, lo que provocó un aumento de las desigualdades. Los países donde más se incrementó la inequidad son Colombia (54,8%), Brasil (52%), Zambia (51,5%), Panamá (48,9%), Costa Rica (47,2%), Ecuador (45,5%), Paraguay (45,1%), México (43,5%), Chile (43%) y Argentina (40,7%).

El Banco Mundial atribuye las dificultades para una plena recuperación económica a las amenazas combinadas del cambio climático, la fragilidad, los conflictos y la violencia, así como la inseguridad alimentaria, entre otros factores. Esto frenó los avances en los procesos de recuperación prepandemia.

Más noticias

En Argentina, la desigualdad se profundizó en el primer trimestre de 2023. El ingreso medio per cápita familiar para la población total fue de $79.007 (el más bajo fue de $28.356, el medio de $70.100 y el más alto de $198.245). El ingreso promedio de una persona adulta no alcanza el 1,5% de la canasta básica y es casi un 2% menor que el año anterior en términos reales.

La desigualdad a nivel mundial

Comparado con otros países del mundo, el aumento de la desigualdad en Argentina se refleja en la evolución de la Distribución del Ingreso del primer trimestre del año.

En la Ciudad de Buenos Aires, las diferencias de ingresos son marcadas. En la zona Norte, los ingresos son un 93,5% superiores a los de la zona Sur, según datos del cuarto trimestre de 2023 de la Dirección de Estadística y Censos porteña. El año pasado, los hogares de la zona Sur experimentaron una caída de ingresos en relación con la inflación mayor que los de la zona Norte, exacerbando la desigualdad.

A nivel global, alrededor de 700 millones de personas viven actualmente en pobreza extrema, con ingresos menores a $2,15 diarios, cifra que se redujo un 40% entre 2010 y 2019.

Las tendencias son similares para quienes subsisten con menos de $3,65 diarios y menos de $6,85 diarios, según el informe. El número de personas bajo esta última línea de pobreza aumentó levemente desde 2019.

La mayoría de los países se encuentra en la escala de Gini en la que se ubica Argentina, alrededor del 40%, con los europeos prevaleciendo en los deciles inferiores.

El rol de la pandemia por el COVID-19

La pandemia de coronavirus generó una pérdida de por lo menos 3 años en la lucha por la pobreza. El informe también destaca que, como en la mayoría de las crisis, los países más pobres fueron los más afectados. Muchos de estos países, ya en situación de sobrendeudamiento, enfrentan una mayor escasez de recursos. Un ejemplo es el trabajo esporádico en línea, una fuente esencial de ingresos para una minoría.

En un contexto de conflictos bélicos, el informe señala que la actual crisis de refugiados también contribuye a la ponderación negativa. Además, resalta que mejorar las políticas migratorias no solo puede ayudar a aliviar la crisis, sino también a impulsar el crecimiento económico y la prosperidad.

Temas:

Argentina Mundial Mundo Pobreza

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos