16 de mayo 2024
11 de abril 2024 - 4:42hs

Roberto Bosch es un diplomático de carrera y fue el encargado de negocios de la embajada argentina en Madrid durante la etapa de Ricardo Alfonsín. Javier Milei lo designó como embajador y acaba de recibir la confirmación de ambos gobiernos, el de Argentina y el de España. Apenas llegado desde Buenos Aires el último lunes 8 de abril, este diálogo con El Observador España es su primera entrevista como representante argentino ante el Reino de España.

En su despacho de la embajada en la calle Fernando El Santo, en el barrio madrileño de Chamberí, el embajador Bosch respondió a todas las preguntas que se le hicieron. Las inversiones españolas en la Argentina; la deuda argentina con España; el éxodo argentino a tierras españolas de los últimos tiempos; la sorpresiva llegada del DT campeón mundial, Lionel Scaloni y, por supuesto, el fenómeno de Javier Milei, que el próximo 18 de mayo pisará España por invitación de sus amistades políticas. "Se nota, se percibe en la calle", explica, sobre la expectativa que genera la visita inminente del presidente argentino.   

- ¿Cómo está hoy la relación entre España y la Argentina con los vaivenes que ha sufrido a lo largo de estos años, a veces positivos pero también muchas veces negativos?

Más noticias

- Yo creo que todos esos vaivenes tienen un gran estabilizador que es la potentísima relación que existe a nivel social entre España y la Argentina. Sea porque gran parte de nosotros somos descendientes de españoles; sea porque están viniendo y han venido recientemente muchos argentinos para aprovechar un comercio que fluye bien en ambas direcciones. En los últimos años con un superávit favorable para Argentina, pero siempre manteniéndose en un nivel de exportación a nuestro favor de entre 1500 y 1700 millones de dólares y del lado español de 1200, 1300 millones. Así que que los vaivenes hay que ponerlos en el marco de esta esta gran relación de la sociedad entre españoles y argentinos. Quizás, en línea un poco con lo que pasa en otras cosas en el país, estamos muy acostumbrados a que el Estado y los gobiernos tienen que hacer todo. Y, en realidad, perdemos de vista lo que pueden hacer las sociedades por su cuenta.

- Es cierto que incluso en momentos de tensión como el de la expropiación de Repsol no se alteró ese gran vínculo social entre argentinos y españoles. Pero, ¿cómo sigue el pago de las deudas que Argentina tiene con España? 

- España es el segundo inversor externo en Argentina, con inversiones de más de 20.000 millones de dólares y con un potencial enorme. Vengo recién de Argentina y veo todavía todo lo que hay para hacer en el país. Nos hemos ido quedando muy atrasados en los últimos años por el cierre que han tenido algunos sectores de nuestra economía con lo cual hay muchísimas oportunidades para que esas inversiones españolas crezcan. Para que lleven a Argentina más tecnología, para que lleven nuevas técnicas de management. Para que entren nuevos productos que todavía no entran. Hay mucha más conciencia ahora de que hay que resolver esos problemas para favorecer una nueva oleada, o por lo menos una nueva visión sobre la posibilidad de inversiones españolas en Argentina. El tema de la deuda con España las autoridades de Economía lo tienen muy consciente. Están trabajando en directa vinculación para resolverlo.

- Es difícil repetir aquella ola de inversiones de la década del ‘90. Pero, ¿cree que con el cambio de gobierno puede volver a crecer el nivel de las inversiones españolas en Argentina?

- Eso puede suceder y pueden venir más inversiones españolas a la Argentina. Todo eso va a depender de la evolución de la situación argentina y confiamos en que la economía va a estar mejor a partir de estas medidas dolorosas pero necesarias que se están tomando. Yo noto desde el momento del cambio de gobierno que hay muchísima expectativa con lo que está ocurriendo en Argentina. La hay en España, pero también en el resto del mundo. En España se me acerca gente de las empresas españolas con intereses en Argentina o en sectores donde tenemos gran potencial a pedirme más información y a preguntarme cuáles son las expectativas de resultado de estas medidas que se están tomando. Preguntan cuáles son las expectativas de éxito de las reformas legislativas que se están proponiendo con lo cual hay un interés claro de las empresas. Bueno, para el momento que esto se traduzca en inversiones, obviamente, tienen que pasar todavía muchas cosas.

El impacto de la visita de Javier Milei

- Por una invitación de Vox, Javier Milei va a venir a España el 18 y 19 de mayo. ¿Eso puede acelerar la decisión de las inversiones desde España hacia la Argentina?

- Sí, la presencia del presidente Milei en España y la presencia de funcionarios de alto nivel es algo que están requiriendo los inversores españoles a la Canciller (Diana Mondino). Es plenamente consciente y están tratando de configurar la agenda internacional tanto de ella como de otras autoridades para incluir España. Perciben ese interés, esa curiosidad y yo estoy seguro de que el viaje de Milei ocasiona que la gente empiece a preguntar y a pedir organizar eventos con su presencia. La figura del Presidente concita muchísimo interés, así que creo que eso es algo que tenemos que aprovechar para poner ese interés en beneficio de nuestro país.

- ¿Ese interés se percibió en estas pocas semanas que lleva como embajador?

- Sí, desde el comienzo. Aún cuando todavía no tenía el plácet, ya estaba el rumor y mucha gente me venía a preguntar, y a pedir que fuera a algún encuentro. Sin dudas, la visita del Presidente ayudaría muchísimo a enriquecer la relación bilateral.

- Va a ser una primavera intensa. Milei viene en mayo, y probablemente venga en junio a recibir un premio de una fundación económica libertaria y después está como invitado especial de la Cumbre del G7 en Roma.

- Entiendo que están trabajando en Argentina con la agenda internacional. La verdad es que no tengo certeza sobre todo ese calendario, pero esperemos que en cualquier caso incluya España y Madrid con un buen tiempo para dedicar a los inversores españoles.

 

 

"Los vínculos entre argentinos y españoles son indestructibles"

- El presidente Pedro Sánchez acaba de decir que va a eliminar la Golden Visa, una herramienta que utilizaron muchos inversores latinoamericanos, cientos de uruguayos y argentinos entre ellos, para adquirir propiedades. ¿Hay preocupación por esa posibilidad?

- La verdad es que me cuesta opinar sobre la medida porque no conozco las motivaciones del Gobierno español y en una medida que toman ellos no nos cabe opinar a nosotros. All final, los inversores buscan el mejor rendimiento para su dinero y cuáles son las modalidades para hacerlo con lo cual Sánchez y el Gobierno español tendrán sus motivaciones para hacerlo.

- Pedro Sánchez es el presidente de España y es un dirigente socialista. Javier Milei es un presidente liberal y libertario. Ya tuvieron un cruce conceptual en el Foro Económico de Davos. ¿Cree que esa diferencia ideológica puede perjudicar la relación bilateral?

- Insisto con lo que decía al comienzo. La fuerza de la relación entre Argentina y España es tal que creo que es percibida perfectamente por los dos presidentes. Entienden lo que significa la relación bilateral y hay una serie de vínculos que son indestructibles. Todos tenemos parientes españoles y los españoles tienen parientes en Argentina. Hay manifestaciones culturales de todo tipo en las empresas españolas. Las vemos en Argentina, en el día a día, que compartimos con Telefónica, con el Banco Santander o con el BBVA. Eso es algo que ocurre cada vez más a menudo en el mundo y no solamente con estos dos presidentes. Han sido elegidos según la modalidad que corresponde en cada país y democráticamente con lo cual nadie tiene que decir nada sobre sobre la elección del otro.

- Es cierto que es muy fuerte la relación bilateral. Argentinos con abuelos andaluces, gallegos catalanes o vascos. ¿Eso es más fuerte que cualquier circunstancia política o económica?

- Claramente. Podemos hacer un acuerdo de reconocimiento de títulos profesionales o podemos hacer un acuerdo de intercambio de licencias de conducir. Podemos hacer acuerdos que tengan que ver con gestiones de Seguridad Social pero, al final, somos los gobiernos los que vamos atrás de las demandas de la sociedad. Y lo vamos a tener que hacer no porque nos porque nos guste tal o cual gobernante. La sociedad nos está requiriendo determinadas medidas y seguramente ambos gobiernos lo van a tener en cuenta si hay un gran interés inversor español en Argentina. Y es algo que el Gobierno español le va a convenir porque le va a convenir a la economía española y le va a convenir a la economía argentina porque va a generar trabajo y va a generar divisas. El resultado es que se va a generar un flujo de comercio entre ambos países.

- Milei tuvo como frase, desde que empezó su gestión, “no hay plata” con la bandera de del ajuste para achicar los gastos excesivos de la Argentina en el pasado. ¿Les llega también a los embajadores el pedido de bajar el gasto?

- También llega a la embajada argentina en España. Pero esto tampoco nos llevaba mucha plata antes, así que no hay una gran discontinuidad. Sí sabemos que a todos nos toca ajustarnos en lo que podamos. Mas que la cantidad el tema es la calidad del gasto. En el caso de la política interior de la embajada también la frase “no hay plata” significa que no hay plata para determinadas cosas que parece que antes la plata sobraba. Ahora al no haber plata tenemos que ser mucho más conscientes de nuestra responsabilidad con el contribuyente argentino que pone la plata a través de sus impuestos.

 

 

- El expresidente Alberto Fernández está viviendo en Madrid. ¿Mantiene contacto con la embajada o con usted?

- Yo no he tenido contacto con el ex presidente. Ni con él ni con la otra ex presidenta que tenemos también acá viviendo en Madrid, con Isabel Perón. Pero son dos expresidentes que viven acá y obviamente merecen el respeto que merece cualquier ex presidente argentino. Y si requieren algo de la embajada, se les dará como a cualquier otro ciudadano pidiendo especial consideración por la función que cumplieron en su momento.

- Hay un ex embajador durante el kirchnerismo que era funcionario de la Embajada con Alberto Fernández, Carlos Bettini. ¿Sigue trabajando en la embajada argentina en Madrid?

- Carlos Bettini ya renunció a esta embajada.

"El fútbol es uno de los capitales que tenemos en Argentina" 

-Y la próxima semana va a tener en Madrid a un campeón del mundo como Lionel Scaloni, que viene con el presidente de la AFA, Claudio Tapia, a abrir la primera academia oficial internacional del fútbol argentino.

- Sí, efectivamente, el fútbol es uno de los capitales que tenemos en Argentina para difundir mejor nuestra imagen en el mundo. A veces no somos conscientes de lo que de lo que concitan en el exterior figuras como Lionel Messi o Scaloni, o cualquiera de los jugadores que triunfan en el exterior. Ahí tenemos una gran oportunidad para la política exterior argentina de difundir algo que es muy característico de nuestra cultura. Esto es algo de lo que estamos tomando más conciencia en la Cancillería como forma de transmitir valores, transmitir conductas de lo que es el argentino. Con España en particular tenemos una relación en términos deportivos tremenda. Es uno de esos temas donde donde la relación va mucho más allá de lo que podemos hacer los gobiernos. Tenemos que aprovecharla para para decir que los argentinos somos todo lo que dicen los diarios de las crisis, pero también somos gente que se entrena con disciplina para lograr los mejores éxitos, los mejores resultados posibles en cada una de sus disciplinas. Somos gente que trabaja en equipo, que nos destacamos mucho en los. deportes de equipo como el fútbol, el básquet o en el pádel, donde españoles y argentinos juegan juntos, con lo cual eso también es transmisión de valores argentinos que todavía no estamos poniendo en el valor. El tema del deporte es clave para mostrar este vínculo que hay entre Argentina y España.

- Isabel Díaz Ayuso le dijo a El Observador España que Milei era el presidente de moda en Europa.

-  En el clima español se percibe, y está medido, que Milei es una de las personas más influyentes no solo en España sino en el mundo. Es un presidente que puede influir en las elecciones norteamericanas en cierta medida e incidir de alguna manera en la política de algunos países. La verdad es que tenemos una oportunidad como hace mucho no teníamos gracias al presidente. Se nota en la calle. Milei viene en mayo y nos empiezan a llamar de las universidades, de las agencias de noticias, de los centros de estudio que lo convocan para algún evento.

- ¿Cuántos argentinos se calcula que viven hoy en España?

- Es difícil calcularlo, pero algunas estimaciones hablan de 500.000 argentinos en España y hasta de 600.000.

- ¿Y cuál sería tu primer mensaje para todos ellos?

- El primer mensaje es plantearles que ojalá se den pronto las condiciones en Argentina para que todos puedan volver a hacer su proyecto de vida en nuestro país. En el país del que son originarios. Nosotros no hemos sido históricamente un país que expulse gente. Más bien al contrario, siempre recibimos oleadas migratorias. Somos un país de un territorio muy extenso y una población relativamente baja. Por eso recibimos oleadas migratorias desde el comienzo de nuestra organización. Y ahora se van dando, a través de nuestras sucesivas crisis, una oleada a la inversa. Si uno les pregunta a los argentinos que viven acá cuando vinieron, están los de fines de los ‘80 y principios de los ‘90 con la hiperinflación. Los de 2001 y 2002 con la gran crisis social y tenés esta finalmente, la última oleada, que en particular me preocupa porque es gente que no está en una mala situación económica en Argentina sino que ve un país que estaba falta de proyecto. Muchos emprendedores, muchos empresarios que estaban bien instalados en Argentina y simplemente dicen no: no tengo un proyecto de vida acá, mis hijos no tienen un proyecto de vida acá y por eso voy a buscar ese proyecto en España. Estos últimos veinte años de historia argentina hicieron que mucha gente creyera que ya no iba a poder estar mejor en la Argentina. Entonces, mi primer mensaje sería que  Dios quiera que estas reformas cumplan con su objetivo lo más pronto posible para que en un periodo que no va a ser inmediato por lo menos veamos que la situación, en vez de ir empeorando, por primera vez después de mucho tiempo empieza a mejorar en términos de la macroeconomía. Empieza a mejorar en términos de seguridad; empieza a mejorar en términos de la concordia social. Esos son los elementos que muchos argentinos vinieron a buscar a España.

 

Temas:

argentina España Javier Milei Empresas deuda

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias