25 de marzo 2024 - 21:06hs

Bajo el lema 'Una misma piel' y las impactantes lágrimas de Vinícius Junior, dos potencias mundiales como España y Brasil unen sus fuerzas para lanzar un grito contra el racismo con repercusión mundial desde el Santiago Bernabéu, un fortín donde España encadena triunfos en el siglo XXI, que desafía la pentacampeona del mundo tras bajar a la tierra a Inglaterra en Wembley.

"Cada vez tengo menos ganas de jugar al fútbol". La frase de Vinícius antes de uno de los partidos más especiales, líder de su selección, Brasil, en su casa, el Santiago Bernabéu, impactó a todos. Refleja el profundo dolor que siente en cada capítulo de racismo que ha sufrido. España, el país en el que triunfa como futbolista, quiere demostrar su lucha contra un mal de la sociedad en el que una minoría es más ruidosa que la mayoría, con un partido soñado por cualquier amante del fútbol.

Más noticias

El prestigio que otorga vencer a Brasil, aunque sea en un amistoso, adquiere máxima prioridad para la Roja. Hasta el punto de tomar como banco de pruebas la cita de Londres ante Colombia, el día que se cortó la racha de un año sin perder y de seis triunfos consecutivos que habían ubicado a España de nuevo entre las firmes candidatas a la Eurocopa 2024.

Le avala su éxito en la última edición de la Liga de Naciones, su reacción a un batazaco inesperado en Glasgow que precedió la mejor dinámica desde que Luis de la Fuente tomó las riendas de la selección española. Celebra un año desde su primer partido oficial con un once tipo más que definido, incorporando nuevo talento joven sin mirar el DNI y aportando estabilidad deportiva en tiempos de turbulencias institucionales en la Federación.

No dispone de muchas ocasiones para hacerlo y De la Fuente optó por probar un nuevo dibujo ante Colombia, por ver jugadores que hace tiempo no estaban en dinámica selección -Gerard Moreno, Pedro Porro o Pablo Sarabia- y hacer debutar a nuevas variantes -Dani Vivian y Pau Cubarsí-. Rodeados de habituales suplentes. Demasiados cambios en un mismo día. España lo acusó. Extrae aspectos positivos, confiesa el seleccionador español, del reencuentro con la derrota y ante Brasil regresará a sus fijos.

Todo apunta a que con Rodri Hernández, el futbolista que asume el liderazgo, al mando tras sufrir la pérdida de un familiar que le hizo ausentarse tres días de la concentración. El regreso del titular en la portería Unai Simón; de Dani Carvajal y Robin Le Normand en una defensa en la que De la Fuente debe decidir si dar la primera titularidad a Cubarsí con 17 años, o Brasil unida al Bernabéu, es una exigencia demasiado alta, optando por la continuidad a un jugador con necesidad de partidos de altos vuelos como Aymeric Laporte, que compite en Arabia Saudí. En el carril izquierdo también podría repetir de inicio Grimaldo con Cucurella esperando su oportunidad.

Perdió el gol España ante Colombia y De la Fuente cambiará todo en fase ofensiva. Con Fabián Ruiz entrando en la medular, opción para repetir de Mikel Merino si no entra de inicio Álex Baena, y un tridente en el que asoma Lamine Yamal, es recibido con los brazos abiertos tras sus lesiones Dani Olmo y Álvaro Morata como 9 indiscutible.

No pudo tener un mejor estreno al frente de la selección brasileña Dorival Júnior. Examinado en la exigencia en casa de una de las grandes favoritas a la Eurocopa 2024, Inglaterra, a la que tumbó con el primer tanto como internacional de Endrick. Con apenas 17 años dejó su huella en un templo del fútbol, representante de un momento de renovación de la 'Canarinha'.

Con Vinícius asumiendo galones en una selección brasileña con bajas importantes en su gira europea. Sin sus porteros Alisson y Ederson, con las ausencias de Gabriel Magalhaes y Marquinhos en defensa, de Casemiro en la medular y Gabriel Martinelli en la delantera.

Tras la renovación del deseado Carlo Ancelotti por el Real Madrid, Brasil está en manos de Dorival Júnior, de 61 años, apuesta tras un 2023 que quedará entre los peores años de su historia. Su alentador estreno en Wembley cumplió su primer objetivo, volver a saborear un triunfo de prestigio que cambiase la dinámica tras las derrotas seguidas en sus últimos partidos de clasificación para el Mundial 2026 ante Uruguay (2-0), Colombia (2-1) y Argentina (1-0).

Ha relegado a Brasil a la sexta posición del grupo, con sólo siete puntos en seis partidos. Obligada a levantar el vuelo en pocos meses en la Copa América con un técnico flexible en la táctica que aporta una identidad a sus equipos desde la posesión.

Peleará a España el control del partido y buscará el desequilibrio en las bandas donde aparecen Rodrygo y 'Vini'. Con Endrick con ganas de su primer día en el que será su estadio, pero de momento perfilándose suplente de Richarlison, si supera unas molestias de rodilla por las que fue reservado ante Inglaterra, o Pepe. EFE

Temas:

España selección de España selección española Brasil Selección Brasil Luis De la Fuente

Seguí leyendo

Las más leídas

Más noticias

Más noticias