16 de mayo 2024
12 de marzo 2024 - 10:00hs

En el ámbito del cuidado de la salud mental, el ejercicio físico es un pilar fundamental, no solo por su capacidad para mitigar síntomas de estrés y ansiedad, sino también por su influencia directa en el equilibrio químico de nuestro cerebro. Existe una sustancia producida por el cuerpo humano al realizar alguna actividad física que es fundamental para mantener al cerebro joven.

Las mioquinas, sustancias químicas producidas y liberadas por los músculos durante el ejercicio, han comenzado a ser reconocidas por su papel significativo en la promoción de un mejor bienestar cognitivo. Estas moléculas, más allá de sus funciones en el propio tejido muscular, ejercen efectos positivos en el cerebro, incluyendo la mejora de funciones cognitivas y la reducción de riesgos asociados a enfermedades neurodegenerativas.

Esta es la importancia del ejercicio para la salud mental

Una investigación científica ha abierto una ventana hacia un aspecto menos visible pero igualmente impactante del ejercicio: la liberación de mioquinas por el tejido musculoesquelético durante la contracción muscular. Estas moléculas, que viajan desde nuestros músculos hasta el torrente sanguíneo cuando nos ejercitamos, están desempeñando un papel revolucionario en la forma en que entendemos la salud mental y su relación con la actividad física.

Más noticias

Unsplash Las mioquinas se liberan por el tejido musculoesquelético durante la contracción muscular.

La doctora Bente Klarlund Pedersen, una figura importante en este campo de estudio, ha sido fundamental en la exploración de cómo las mioquinas pueden influir en nuestra salud. Como profesora de Fisiología del Ejercicio en la Universidad de Copenhague y directora del Centro para la Investigación de la Actividad Física, su trabajo demostró el potencial de estas moléculas no solo en el mantenimiento de la salud física, sino también en su capacidad para combatir y prevenir enfermedades mentales y mejorar la función cognitiva.

A través de sus investigaciones, la doctora Pedersen ha evidenciado cómo el ejercicio puede tener efectos profundos en la salud del cerebro, incluyendo la reducción del riesgo de condiciones como la demencia, la depresión y el estrés. Más allá de esto, sus estudios han demostrado que las mioquinas juegan un papel decisivo en la restauración y el mantenimiento de la función cognitiva y el control metabólico.

De particular interés es la capacidad de las mioquinas para fomentar la neurogénesis, es decir, la formación de nuevas neuronas, así como mejorar la memoria y el aprendizaje.

Unsplash El ejercicio contribuye a reducir los riesgos de demencia, depresión y estrés.

Mioquinas: la sustancia química clave en la conexión entre ejercicio y salud mental

La investigación actual revela funciones notables de las mioquinas en el bienestar mental, evidenciando cómo el ejercicio puede ser un poderoso aliado para nuestra salud cognitiva y emocional. Destacamos sus roles principales:

  • Regulación de la neuroinflamación: algunas mioquinas, como la interleucina-6 (IL-6), muestran efectos antiinflamatorios en el sistema nervioso central. Dado que la neuroinflamación está vinculada a trastornos del estado de ánimo como la depresión, mitigarla puede ser beneficioso para la salud mental.

  • Estimulación del crecimiento neuronal: investigaciones apuntan a que mioquinas específicas, como el factor de crecimiento derivado de los fibroblastos 21 (FGF21), promueven el crecimiento y la supervivencia neuronal. Esto es de suma importancia para mejorar la plasticidad neuronal y la función cognitiva, ofreciendo implicancias positivas para la salud mental.

  • Reducción del estrés oxidativo: las mioquinas también poseen propiedades antioxidantes, combatiendo el estrés oxidativo relacionado con trastornos del estado de ánimo, como la ansiedad y la depresión. Su acción antioxidante contribuye a un equilibrio mental saludable.

  • Promoción del bienestar general: la liberación de mioquinas mediante el ejercicio físico está consistentemente asociada con una mejor salud mental y un estado de ánimo más positivo. Estas moléculas son la clave para generar los efectos beneficiosos del ejercicio sobre la función cerebral, la reducción del estrés y el fomento de una sensación de bienestar.

Temas:

salud mental Salud Ejercicio físico gimnasios sistema cognitivo

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias