IMM apunta a nueva tecnología para bajar tiempo de obras de saneamiento

El trabajo de un mes se reduce a menos de una semana


La Intendencia de Montevideo abrirá en los primeros días de julio una licitación para comenzar la segunda etapa de la rehabilitación de la red Arteaga, la red de saneamiento más antigua de Montevideo que comenzó a ser construída en 1857. Para este segundo proceso la idea es utilizar una tecnología nueva que permite reducir "notablemente" los tiempos, según explicó a El Observador el director del Departamento de Saneamiento, Mauricio Fernández.

Los trabajos estarán enfocados en la falda norte de la red (al norte de 18 de Julio). La idea es probar la tecnología en un tramo de un kilómetro (con 14 intervenciones) y, en caso de que funcione, se extenderá a otros tramos. "Nunca se utilizó en Uruguay pero está probada internacionalmente", explicó Fernández. Estas obras se realizarán en el barrio Cordón sobre la calle Paysandú a la altura del Palacio Peñarol y en la cancha del Club Cordón. El tránsito se verá afectado durante algunos días.

Con la tecnología tradicional, la Intendencia necesita romper la calle para realizar reparaciones puntuales. Con esta nueva tecnología no se realizan reparaciones puntuales sino que se rehabilita todo un tramo entre las cámaras de inspección que se ubican cada 80 o 100 metros.

Lea también: IMM arma plan para modernizar y extender la red de saneamiento

Lo que se hace es colocar una manga desde una cámara a la otra y se infla con aire a presión. La manga está hecha de resinas plásticas reforzadas con fibra de vidrio y al inflarse copia la sección del colector. Luego, con radiación ultravioleta se cura esa manga. Es decir, la endurece y le da las propiedades para que quede con la función estructural.

"La ventaja enorme que tiene esa tecnología es que no tenemos que romper la calle salvo en puntos muy específicos que casi no va a afectar el tránsito. Se acelera muchísimo la ejecución", explicó Fernández. Un tramo de 90 metros que en situación tradicional demoraría hasta cuatro semanas puede quedar terminado en cinco días con este nuevo método.

La idea de la Intendencia es abrir la licitación en julio, que a fines de este año ya comience la obra y que tenga una duración de seis meses. Lo más extenso de este proceso es la importación de la tecnología. La inversión prevista es de $ 70 millones.

Primera etapa culminada

La Intendencia de Montevideo culminó la primera etapa de esta reparación de la red Arteaga que, en total, cubrirá unos 30 kilómetros de los 220 que tiene en toda su extensión. En 2003 y 2004 se realizó una rehabilitación de la zona sur y por eso ahora la IMM se concentra en la falda norte. La inversión total es de US$ 8 millones.

En esa primera etapa se intervino en 119 puntos de la ciudad. Un tramo de casi dos cuadras en Martín García fue sustituido en su totalidad porque estaba en muy mal estado. "En ese caso se abrió una zanja y se sustituyó el recolector ovoide por un equivalente circular porque no se justificaba hacer una reparación puntual", explicó Fernández. Esa obra llevó a cortar la calle durante un mes y medio.


Comentarios

Populares de la sección