La FAO prevé caídas en producción de carne, arroz y soja de Uruguay para 2018

La producción mundial de carne bovina aumentará 1,8% a 72,1 millones de toneladas este año
La FAO prevé una disminución general en la producción de soja, arroz, cereales secundarios, soja y azúcar en América Latina, y un aumento de la producción de leche y carne vacuna. En Uruguay, las producciones más afectadas serían las de carne, arroz y soja. La de carne vacuna pasaría de 562 mil toneladas peso carcasa en 2017 a 540 mil toneladas este año. En tanto, la de soja bajaría de 3,6 millones a 2,1 millones de toneladas en 2018 como consecuencia de la sequía que tuvo el país al arranque del año.

De acuerdo con el informe Perspectivas Alimentarias de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Brasil reemplazará a los Estados Unidos como el tercer mayor proveedor mundial de aceite de soja y seguirá siendo el principal proveedor mundial de carne de aves de corral y harina.

Carne y productos cárnicos

Según las previsiones, la producción mundial de carne bovina aumentará un 1,8% a 72,1 millones de toneladas en 2018, lo que supone un tercer año de crecimiento sólido. Se esperan aumentos particularmente grandes en Brasil y Argentina. Por otro lado, el informe prevé una caída de las exportaciones uruguayas de carne.

Entre los demás exportadores, se espera que Brasil venda un 7% más de carne a los mercados internacionales que en 2017, consolidando así su posición como el principal exportador mundial de carne de vacuno. Brasil puede incurrir en una contracción del 34% en la carne de porcino en 2018. Se pronostica que Brasil seguirá siendo el principal exportador de carne de aves de corral en el mundo.

Arroz

Para América Latina y el Caribe, las perspectivas son negativas, y apuntan a una reducción anual del 1,5% en la producción total, que caerá a 18,6 millones de toneladas. Argentina, Brasil, Ecuador, Colombia, Uruguay y Venezuela cosecharán menos arroz que en 2017, caídas que no serán compensadas por los aumentos previstos en Bolivia, Chile, Cuba, República Dominicana, Guyana, Paraguay y Perú.

Las compras totales de América Latina y el Caribe podrían disminuir en un 5% a 4,2 millones de toneladas, como resultado de recortes en Brasil, Haití, México y Perú, debido a las disponibilidades locales suficientes y precios internacionales más altos. Brasil verá una fuerte recuperación anual (55%) en sus exportaciones de arroz de 2018, pronosticadas en 0,9 millones de toneladas.

Cultivos oleaginosos, aceites y grasas

Se estima que la producción total de soja registrará una contracción del 9% en América del Sur, ya que las pérdidas severas relacionadas con el clima en Argentina, Paraguay y Uruguay superaran la mayor producción de Brasil.

En Argentina, el tercer mayor productor de soja del mundo, el rendimiento promedio cayó al menor nivel de los últimos seis años, y la producción total al menor nivel de los últimos nueve años. En Brasil, por otro lado, los aumentos en el área sembrada y condiciones de crecimiento casi ideales elevaron la producción a niveles sin precedentes.

Con respecto al aceite de soja, gran parte de la fuerte caída anticipada en los envíos de Argentina y Uruguay será compensada por Brasil, el proveedor más competitivo de esta temporada. De hecho, en 2017/18, Brasil podría reemplazar a los Estados Unidos como el tercer proveedor más grande del mundo.

En las transacciones mundiales de harina, Argentina podría registrar el nivel más bajo de los últimos 9 años en sus exportaciones. Las ventas de Uruguay pueden contraerse a partir de cosechas pobres. El principal beneficiario sería Brasil, cuyas exportaciones se pronostica que se expandirán en 17%, consolidando la posición del país como el principal proveedor del mundo, por delante de Estados Unidos.

Leche

En América del Sur, se prevé que la producción de leche de la región aumente en un 2,1%, a 64,8 millones de toneladas, impulsadas principalmente por las ganancias en Argentina, Brasil y Colombia. En América Central y el Caribe, se pronostica que la producción de leche aumentará en un 0,9% a 17,7 millones de toneladas. Después de una fuerte caída en 2017, una recuperación de la producción en Argentina debería ayudar a impulsar un repunte en las exportaciones lácteas del país.

Trigo

En América del Sur, la expansión en las siembras en Argentina aumentó su pronóstico de producción a 20 millones de toneladas, un 8% más que el año anterior, mientras que México, el principal productor de América Central, registró bajas siembras de trigo que han disminuido de forma importante sus previsiones de producción.

Se pronostica que las importaciones de trigo en América Latina y el Caribe en 2018/19 se acercarán a 25 millones de toneladas, un aumento de alrededor de 1 millón de toneladas, principalmente debido a las mayores importaciones de Brasil y México, los mayores importadores de trigo de la región.

Cereales secundarios

En América del Sur, se pronostica un descenso significativo en la producción de cereales secundarios en Argentina y Brasil, y se prevé que las cosechas de maíz disminuirán alrededor de un 15 por ciento con respecto al récord de 2017.

En América Latina y el Caribe, las importaciones totales de maíz para 2018/2019 se pronostican en casi 36 millones de toneladas, 1.3 millones de toneladas más que en 2017/18, con el mayor aumento previsto en México, Colombia y Chile. Las importaciones de maíz de México -el mayor importador de la región- alcanzarán un récord de 16,7 millones de toneladas, 900 000 toneladas más que en 2017/18, impulsadas por la creciente demanda de piensos y la disminución de la producción nacional este año.

Se prevén menores exportaciones de maíz por parte de Brasil: disminuirán en 1,5 millones de toneladas, hasta las 30 millones de toneladas en 2018/19. Las exportaciones totales de cereales secundarios de Argentina deberían mantenerse estables en algo menos de 29 millones de toneladas.

Azúcar

En América del Sur, las últimas estimaciones apuntan una disminución de la producción en 2017/18, en condiciones climáticas generalmente desfavorables (Argentina) y una mayor proporción de la cosecha de caña de azúcar utilizada para la producción de etanol (Brasil).

Se prevé que la producción de azúcar en Brasil disminuirá: la producción se estima ahora en 36 millones de toneladas, 4 millones de toneladas menos que el volumen alcanzado en 2016/17. Se espera que alrededor del 58% de la cosecha de caña de azúcar se utilice para la producción de etanol.

En el resto de América del Sur, se espera que la producción de azúcar aumente en Colombia, el segundo productor más grande de la región y en Perú, y que caiga en Argentina en medio de condiciones secas extremas. En Guatemala, se prevé que la producción de azúcar en 2017/18 se expandirá en un 2%.

Brasil suministrará el 42% de las exportaciones mundiales en 2017/18. Del mismo modo, se prevé que las exportaciones de Guatemala, el segundo mayor exportador de América Latina y el Caribe, se amplíen; el azúcar se ha convertido en una fuente clave de ingresos en divisas para el país, que se ha centrado cada vez más en ganar cuotas de mercado en el segmento del azúcar refinado.

Comentarios

Populares de la sección