Mundo > Pandemia en Argentina

"Nacieron para estar juntos": dos médicos cordobeses que se contagiaron y murieron

El hijo mayor del matrimonio, Matías, recrea la partida de sus padres, dos médicos abnegados y amorosos

Tiempo de lectura: -'

21 de octubre de 2020 a las 09:50

El viernes 9 de octubre Matías Salemme escribió en Facebook un breve, sentido y vívido texto para la despedida de su padre, Gustavo Salemme: "Pa, doc, Gustavito de mi alma". Eran las 23:26.

"Me quedo con tus abrazos, tus besos, tu amor interminable, tus palabras de aliento cada vez que las necesité, tu apoyo constante en cada cosa que emprendí. Me quedo con los infinitos asados, vinos, cervezas y gin tonic, nuestras idas a la casa de anisacate, nuestro lugar en el mundo. Me quedo con todas nuestras charlas, nuestras risas, nuestras miradas, nuestras complicidades, nuestras rondas de bares, nuestros viajes, nuestros chistes, nuestra amistad eterna. Me quedo con nuestra vida juntos que me hizo tan feliz y con la paz de haberte dicho todo lo que te amo mirándote a los ojos cada vez que pude sin guardarme nunca nada, como vos, tan sincero y cariñoso. Fuiste ejemplar en todos tus roles, como padre, como hermano, como hijo, como tío, como amigo y como médico, tu amada profesión. Viviste por y para todos los que te rodeaban, un corazón enorme, una generosidad sin límite. Quedate tranquilo que lo que me pediste la última vez que hablamos así será. Gracias por el amor que me diste. Los superhéroes nunca mueren, y vos, como te dije tantas veces, sos el mío. En cada sonrisa siempre estarás, te amo eternamente. Hasta siempre pa, doc, Gustavito de mi alma".

Un semana después, a las 0:51 de la mañana del sábado 17 de octubre, volvió a postear. Ahora por su madre, Adriana Cheble, "siempre pensaste más en todos los demás".

"Vivimos nuestra vida juntos con una intensidad única. De película. Una mujer de valores inquebrantables, de creencias firmes y conducta intachable. Un ser humano ejemplar que dio todo por su familia. Un amor por su profesión como pocas veces vi, una médica con todas las letras. Siempre pensaste más en todos los demás que en vos misma y eso te llenaba de energía. Encontraste la paz que siempre buscaste y eso me deja tranquilo. Chau ma, te fuiste con el amor de tu vida 7 días después que partió él. Sé que desde donde estén nos mandarán la fuerza necesaria para seguir en este lío. El mundo se estaba volviendo demasiado horrible para dos seres con tanto amor como ustedes. Me alegro que estén juntos y en paz. Hoy las palabras se me acabaron, en vida las usamos a todas y me alegro que así haya sido. Hasta siempre":

Estuvieron 40 años juntos. Gustavo Salemme, de 67 años, y Adriana Cheble, de 62, eran médicos cordobeses: él, especialista en diagnóstico por imágenes y médico laboral; ella, médica clínica y auditora médica.  Ambos se contagiaron de covid-19, primero ella y después él, aunque la partida fue a la inversa: primero Gustavo, y una semana después Adriana, señala Infobae, que recoge la historia, de drama y de amor.

Matías Salemme volvió  a escribir hace un par de días, el 19, para agradecer los infinitos mensajes por sus padres que le colocaron en Facebook.

"Eran dos seres de amor puro, dos médicos que amaban su profesión y se fueron trabajando y dando todo por el resto hasta el último. Dejaron mucho amor y luz en todos los que pudimos disfrutarlos. Vinieron al mundo para estar juntos siempre, ayudar, dar amor, luz y partir juntos Gracias infinitas de corazón a todos los que están escribiendo y demostrando su amor hacia ellos y toda la familia. Hace bien, gracias eternas".

Gustavo y Adriana se conocieron siendo adolescentes, estudiaron la carrera juntos y formaron una familia: además de Matías, el mayor, tuvieron también a Andrea y Federico, el menor, que vivía con el matrimonio de médicos y también se contagió.

Matías fue el que se encargó del cuidado inicial de sus padres, porque su hermana Adriana está embarazada y no podía arriesgarse al contagio. Los padres se aislaron en casa pero al padecer insuficiencia respiratoria debieron ser hospitalizados.

Mientras la pareja de médicos estuvo en su casa, Matías, de 37 años, hacia las compras por ellos, se las llevaba y luego les hablaba desde la calle. Cuando se internaron en el Hospital Privado Universitario de Córdoba,  los pudo ver por la ventana al día siguiente. Fue la última vez. 

Sus post en Facebook tuvieron miles de "me gusta,", cientos de comentarios y fueron compartidos en otras cuentas.

"Dos héroes tus madres Mati, lamento muchísimo todo esto, molesta que tanta gente subestime el virus, bendiciones a tus padres y a la familia. Un fuerte abrazo", le dice Maque Guerriri. "Un abrazo apretado, muchas fuerzas y energía para vos", le dice Lucía Magra. "Tengo familia en la trinchera de la medicina, sabemos a lo que se exponen, de la garra, el empeño y la entrega con la que trabajan, orgulloso debés estar de tus padres que dejan al mundo un ejemplo de vida. Cariños, abrazos y fuerzas para vos y los tuyos", escribe Esteban Kábalin.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...