Tecnología > Videojuegos

A 40 años de la creación del Pac-Man: ¿quién es el mejor jugador uruguayo?

Con una interfaz simple, humorística y divertida, el popular videojuego revolucionó la industria para siempre y en Uruguay se sigue jugando

Tiempo de lectura: -'

21 de mayo de 2020 a las 16:29

Por Christian Xiviller - Especial para Cromo

El Pac-Man cumple cuatro décadas. El videojuego que cambió el entretenimiento hace 40 años fue confeccionado por la empresa Namco y distribuido por Midway Games en Estados Unidos, cosechó un récord Guinness al videojuego de arcade (las "maquinitas" de los shoppings) más vendido entre 1981 y 1987. En Uruguay, su legado aún está vigente e, incluso, tiene su propio torneo.

Mundo Uno es una organización de coleccionistas de videojuegos que desde el 2009 realiza un evento gratuito para todo público en San Carlos (Maldonado) sobre videojuegos y consolas, llamado "Juegarte". 

Por lo general, el evento transcurre en la primera semana de setiembre, dura cuatro días y se hace de 9:00 a 21:00. Como de costumbre, están las famosas consolas Atari, Pong y Nintendo, además de "maquinitas" y computadoras para jugar a los entretenimientos más populares de la historia.

"Tiene un tremendo éxito, va muchísima gente", cuenta a Cromo Diego García, coordinador de Mundo Uno. El año pasado tuvieron que hacerlo en una cancha de básquetbol porque concurrieron unas 4 mil personas entre niños, adolescentes y adultos. 

García explicó que durante los cuatro días se hacen torneos de muchos juegos. Los resultados de cada uno de ellos se llevan a una competencia central y el que tenga el puntaje más alto, la gana y se consagra como el "campeón Juegarte".  

El campeón uruguayo del Pac-Man

Facundo Sastre es el montevideano de 30 años que en el torneo de 2017 logró 167.790 puntos en el Pac-Man. Para tener estos resultados, disfruta jugando videojuegos entre seis y siete horas por día de lunes a lunes. A este clásico le dedica al menos una hora con la tradicional consola NES. Cuando se acercan los torneos, invierte algunas horas más.

Facundo graba sus partidas para saber en qué se equivoca y cómo puede mejorar, como también mira el juego de otros jugadores para aprender de sus errores. 

El fanático, que trabaja en Buenos Aires como administrador de proyectos para una empresa internacional, concibe al Pac-Man como un "trabajo" en el que invierte mucho tiempo subiendo videos y grabando en vivo cómo juega en su página de Facebook. Es ese amor el que hace que todos los años viaje al torneo de "Juegarte" en Uruguay en el que, hasta el momento, ganó tres veces la competencia central y la última de Pac-Man.

Su amor por el popular juego no es algo repentino de los últimos años, si no que se gestó en los albores más tiernos de su infancia. "Es uno de los primeros juegos que empecé a jugar cuando tenía cinco años porque me vino con el Family (consola de videojuegos tradicional de los 90)", cuenta. Desde entonces, no paró y lo disfrutó en todas las consolas en las que estuvo disponible.

Cómo se juega

Con una interfaz simple, humorística y divertida, el Pac-Man revolucionó los videojuegos que había hasta finales de los 70. Su principal diferencia con los que había es que no es violento.

A Sastre le gusta mucho la dinámica "de hacer puntaje". Se define "muy fan" de esta modalidad. El campeón explica que el Pac-Man da la posibilidad de siempre estar compitiendo contra uno mismo y superarse día a día.

¿Cómo se juega? El jugador es un círculo amarillo que tiene una boca con la que debe comer todos los puntos (pac-dots en inglés), frutas y objetos que aparecen en el laberinto con la adrenalina de no ser comido por cuatro fantasmas que lo persiguen por un laberinto.

A medida que el jugador come los puntos, suma puntos. Cuando come todos esos pac-dots, pasa a un laberinto más complejo, de mayor velocidad, siempre manteniendo la misma lógica: comer todos los puntos y no dejarse comer.

Su efecto educativo

El éxito del Pac Man ha sido objeto de estudio por académicos del mundo. Por ejemplo, un reporte hecho por investigadores de la Universidad de Alicante en 2011 asegura que para ganar al Pac-Man es necesario adquirir una serie de habilidades.

Entre ellas destacan aprender a calcular velocidades, distancias y tiempos. "Si queremos saber si nos vamos a cruzar con un fantasma en un cruce al que nos dirigimos, debemos ser capaces de calcular la velocidad del fantasma, la nuestra y las distancias relativas para anticipar las trayectorias", dice el estudio.

Los jugadores también aprenden a modelizar "patrones de comportamiento de los fantasmas" para poder evitarlos. Es que cada uno de los cuatro fantasmas tiene un comportamiento diferente en su movilidad.

Esto se debe sumar a la coordinación mano-ojo, reconocimiento de formas y colores, concentración, control de la adrenalina que se ejercita cada vez que el usuario interactúa con este videojuego. Eso significa que en general el usuario desarrolla habilidades que forman parte de los ámbitos de la física, la lógica, la resolución de problemas y la toma de decisiones. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...