Reacción en Acción > PROYECTO

A desplastificar: el mar no esconde secretos

Este enero arribó a nuestra costa el velero Fanky, embarcación que impulsa el proyecto #Unplastify 

Tiempo de lectura: -'

17 de enero de 2019 a las 05:04

Que el océano está lleno de plástico no es una novedad, que hay casi un continente en el medio de él tampoco. Pero la cantidad y variedad de plásticos dispersos aún incierta, fue para el equipo de Unplastify uno de los incentivos para zarpar en una exploración por el Océano Atlántico.

Fanky, la nave insignia del emprendimiento que invita a desplastificar, está en estos días descansando en el Puerto del Buceo, en Montevideo, donde el proyecto desembarcó para ayudar a visibilizar el problema de la contaminación, generar conciencia y de esta manera accionar en cambios de hábitos.

Unplastify es un movimiento de acción que se propuso cruzar el Atlántico para investigar los efectos del plástico en los océanos, con la certeza que no es un tema del material si no su uso y abuso. A lo largo del viaje en alta mar el equipo a bordo fue recolectando muestras para el instituto 5 Gyres, encargado de estudiar la distribución y la cantidad de microplásticos en el océano. Agustina Besada exploradora y Co-Directora de la iniciativa comentó “Lamentablemente, encontramos plástico en cada muestra que tomamos, hasta en los lugares más aislados, a días de la tierra y cuando el agua parecía limpia y cristalina. Además vimos piezas plásticas de mayor tamaño como pelotas, globos, o redes de pesca abandonadas /.../ fue muy fuerte ver con nuestros propios ojos tanto plástico en el medio del océano, y pensar que hay mucho más”.

Para Besada, recientemente nombrada exploradora de National Geographic, el plástico está siendo mal utilizado. Es un material que demora cientos de años en degradarse y está siendo utilizado en productos descartables de un solo uso, con una vida útil muy corta. Una de las formas de solucionarlo es reemplazarlos por objetos reutilizables o biodegradables logrando una reducción muy significativa en la acumulación de basura plástica en el mundo.

Este cambio implica educar a la ciudadanía en diferentes ámbitos y entornos sociales, con un mensaje claro y con información validada científicamente, que respalde el porqué es importante y qué podemos hacer.

Unplastify está enfocado en transformar la experiencia en acción, a través de programas de educación, charlas, talleres y comunicación, pero también facilitando soluciones a nivel organizacional y sistémico, como programas y desafíos a medida e incentivos institucionales y comunitarios. El objetivo final es cambiar hábitos culturales para mejorar la relación con el plástico y descontaminar.

Durante el primer semestre de este año, y en red con otros liceos de Argentina y Chile, tres liceos uruguayos trabajarán en un programa de desafíos. Las etapas incluyen charlas de inspiración y conciencia, taller de diseño y desarrollo de estrategias, y el desarrollo de un “club” para la creación, presentación e intercambio de proyectos. “El objetivo es involucrar a los estudiantes en la problemática actual de los plásticos en el océano, a través de un juego que los invita a idear, desarrollar e implementar estrategias para desplastificar sus

escuelas.” contó Besada. Una plataforma interactiva facilitará la comunicación entre equipos y escuelas acompañando la competencia y fomentando la colaboración.

Intercambiamos algunas preguntas con el equipo. Aquí sus respuestas.

Travesía realizada - 3.700 millas náuticas

Agustina -Tati - Besada se hace a la mar después de trabajar en Nueva York trabajando en un centro de reciclaje comunitario donde manejaban más de 30 mil latas y botellas por día. Allí tomó contacto con la realidad de consumo, de reciclaje formal e informal, y toda una problemática muy amplia.

¿Por qué enfocarse primero en los océanos?

Al investigar la problemática de la contaminación plástica, lo primero que aparece es la realidad de los océanos, que refleja de alguna manera la magnitud de este problema, sus fuentes y efectos. Por eso nos pareció ideal, aunque muy difícil, empezar por ahí. La idea fue explorar en primera persona esta realidad del plástico en lugares tan remotos como el medio del océano Atlántico, y a partir de eso, trabajar en las soluciones. Ir desde el problema a la vida cotidiana, visibilizando una realidad que está escondida fuera de nuestra vista.

En el informe de National Geographic se menciona el desastre ambiental que hace el plástico mal gestionado que llega a los océanos pero también indica que el grueso de este problema proviene de Asia, incluso menciona que si toda Latinoamérica y EEUU hicieran las cosas “bien” no se cambiaría la realidad. ¿Qué opinan de esto?

Si bien hay estudios que indican que los principales ríos que llevan plástico al mar están en Asia, parte de estos plásticos son residuos importados desde otras regiones, como América o Europa. Lamentablemente, muchas veces son mal gestionados y terminan contaminando los ríos. Ahora, una reciente prohibición China a la importación de ciertos residuos está generando cambios en la industrial del reciclaje global obligando a desarrollar capacidades de gestión en otras zonas.

Dicho esto, me parece importante destacar que si bien la mala gestión es parte de problema, igualmente lo es el uso excesivo de este material. Y en este punto, todos somos grandes responsables de cambiar la situación desde el consumo, para evitar la generación de residuos plásticos que puedan ser evitados.

¿Cómo podemos enfrentar los cambios en paradigmas como el de la bolsa oxobiodegradable, que pareció ser una solución pero hoy vemos que no es así, y que incluso puede inducir incorrectamente al consumo indiscriminado? ¿Dónde y cómo debería educarse un ciudadano?

El ciudadano debería educarse en la escuela, las universidades, los espacios de trabajo, espacios públicos, y en el hogar. Es necesario que este tema atraviese la vida cotidiana, porque de hecho, lo hace: todos interactuamos con plástico todos los días todo el día. El desafío es poder, por un lado tener un mensaje claro y con información validada científicamente, que incluya porqué es importante y qué podemos hacer. Pero por otro lado, es necesario que estos entornos faciliten y acompañen los cambios de hábito.

Hablan siempre del “mal uso” del plástico pero la consigna es “unplastify” (desplastificar)

¿Ustedes proponen evitar el plástico o promueven primero su manejo responsable, donde pueda volver a utilizarse?

Nosotros creemos que el plástico es un material fantástico en muchos aspectos, pero fundamentalmente está siendo mal utilizado. Básicamente usamos un material que dura cientos de años en degradarse en productos descartables que usamos unos minutos, horas o días. La escala y el volumen de plásticos que usamos está fuera de control. Necesitamos repensar y rediseñar su uso.

Una forma de encararlo son los plásticos de un solo uso, reemplazandolos por objetos reutilizables o biodegradables. Un cambio así puede generar una reducción muy significativa en la generación de basura plástica en el mundo. Por otro lado, hay muchos objetos plásticos que son duraderos y cumplen bien sus funciones, pero una vez descartados no son bien gestionados. En este caso, sí es importante trabajar en un manejo eficiente para no desperdiciar su valor y poder transformar este material descartado en materia prima en una economía circular.

Agustina hizo en mayo antes de subirse al velero una charla TED donde habla de la problemática e invita a los demás a unirse a la misión.

¿Cómo pueden unirse las personas al movimiento?

Principalmente, generando cambios de hábito en su vida cotidiana, pero también amplificando el mensaje de Unplastify para que otros también se informen y tomen acción. A nivel individual, el primer paso es tomar conciencia y proponerse cambios de hábito graduales para, por ejemplo, reemplazar los plásticos de un solo uso. Pero además, los individuos forman parte de organizaciones, escuelas, gobiernos, empresas, y desde ahí hay un montón de oportunidades de amplificar el impacto. Quienes se quieran sumar, que nos escriban.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...