16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
4 de enero 2024 - 16:55hs

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que celebró el 30° aniversario de su levantamiento indígena en sur de México, debe hacer una "autocrítica" ante la "pérdida de apoyo", dijo este jueves el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

El EZLN festejó ante miles de personas el 1° de enero los 30 años del inicio de su insurgencia en Chiapas. Lejos de apoyar al gobierno de López Obrador, los zapatistas criticaron obras emblemáticas del mandatario, como el turístico Tren Maya.

"Yo creo que ellos deben hacer una reflexión profunda, autocrítica, sobre lo que hicieron en 30 años", dijo el presidente, pidiendo que los zapatistas "no caigan en la autocomplacencia": "Deben preguntarse por qué ocurrió la pérdida del apoyo de los que antes simpatizaban con el movimiento".

Más noticias

"¿A qué se debió? ¿A persecución del Estado? Nosotros no hostigamos a nadie, no reprimimos, no censuramos, para nada, ni cuestionamos; no nos metemos con el movimiento zapatista ni con otros movimientos", apuntó el mandatario en su habitual rueda de prensa matutina este jueves en el Palacio del Zólcalo, sede del gobierno nacional.

"No apostaban a la transformación por la vía pacífica ni por la vía electoral", prosiguió. "No ayudaron al movimiento que nosotros emprendimos para llevar a cabo la transformación del país".

López Obrador aseguró que en Chiapas "80.000 campesinos, indígenas" se beneficiaron en cinco años con sus programas sociales. "Existen grupos de la delincuencia organizada, pero Chiapas es de los estados con menos violencia en el país", aseveró.

Al contrario, los zapatistas denunciaron en noviembre el "caos completo" en las ciudades de Chiapas, así como la presencia de la "delincuencia desorganizada".

El 1° de enero de 1994, el EZLN tomó algunas localidades, entre ellas San Cristóbal de las Casas, provocando una respuesta militar que trajo varias decenas de muertos antes de decretarse un rápido alto el fuego.

“La propiedad debe de ser del pueblo y común, y el pueblo tiene que gobernarse a sí mismo”, dijo el subcomandante Moisés, vocero del EZLN, jefe militar de origen tsetal, organizador de pueblos y responsable de explicar hacia dentro y hacia fuera los siguientes pasos de su lucha.

“Lo común” fue la frase más nombrada durante las dos jornadas de celebraciones de los 30 años de vida del EZLN. Los festejos contaron con obras de teatro, canciones, bailes y poesías corales.

“Estamos solos, como hace 30 años”, dijo Moisés: “Invitamos a los hermanos a que si quieren venir compartamos nuestras ideas, a ver cuál es la más mejor para la vida. Nosotros lo que estamos diciendo es que quien trabaja, come, y quien no trabaja, que coma su billete y su moneda, a ver si con eso se satisface su necesidad de hambre”.

“No necesitamos matar a los soldados y a los malos gobiernos, pero si vienen, nos vamos a defender”, dejó claro Moisés, en un evento en el que no hubo una sola arma, aunque sí miles de uniformados con pantalón verde y camisa color café, indumentaria de la milicia zapatista. A las 22.30 horas del último día del año, inició la conmemoración del 30 aniversario del levantamiento armado de los pueblos mayas de Chiapas. Hubo un desfile de miles de milicianos y milicianas zapatistas pertenecientes a una generación que, seguramente, nació 10 años después del alzamiento.

Temas:

México

Seguí leyendo

Te Puede Interesar