Nacional > ENTREVISTA A QUIRICI

Asesor de Martínez: "Es un mito que los sindicatos gobiernan la educación"

Gabriel Quirici cree que el "gran error" de la administración educativa actual fue haber ido al choque con los sindicatos y decretar la esencialidad  

Tiempo de lectura: -'

25 de septiembre de 2019 a las 05:04

Primero sentado en un bar y luego en una sala del noveno piso del Codicen, Gabriel Quirici conversa sobre educación. Ya no habla como profesor de Historia ni como integrante del equipo de redacción de la revista Educarnos de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). Ahora lo hace como uno de los voceros en educación del candidato del Frente Amplio, Daniel Martínez.

Hace comparaciones históricas para destacar los avances de la administración actual, cree que haber ido "al choque" con los sindicatos fue el "gran error" de la gestión frenteamplista, nota en Eduy21 un "exceso ilusorio" y no le gusta la oposición entre lo público y lo privado. A su vez, piensa que la concepción sobre los gremios que tienen los candidatos opositores parten de "un mito" y le gustaría decirle a Ernesto Talvi que "hay gente de los sindicatos que saben mucho de educación". A continuación, un resumen de la entrevista con El Observador

¿Cómo ve la situación de la educación actual? ¿Hay una crisis?

La educación ha tenido un cambio muy importante —y esto no es obra solo del gobierno del Frente— en la cantidad efectiva de estudiantes que hacen Primaria y el acceso a la enseñanza Secundaria de casi todos esos estudiantes. Pero la dificultad que tenemos es que todos esos terminen y sobre todo que terminen enseñanza media superior. Entonces, mirado en perspectiva, en los años '90 había 200.000 chiquilines que hacían el liceo. Hoy tenemos muchos más. El punto crítico es cómo hacemos para adaptar la enseñanza media y sobre todo la media superior para que se culmine el trayecto educativo de todos los chiquilines y lograr universalizar la llegada a la enseñanza terciaria. Creo que ahí está el punto.

¿Cómo ha visto la administración actual de la educación?

Creo que ha sido una administración que no ha logrado construir un relato conjunto. Pero que ha estado con mucho trabajo en los territorios. Se ha empezado, por suerte, cierta descentralización de la administración. Es una administración que tiene más llegada territorial y cierta dificultad mediática para mostrar lo que se hace.

¿Dificultad mediática en qué sentido?

A mí lo que me parece es que en la agenda muchas veces se discute de educación como se discute de fútbol. Así como hay 3 millones de técnicos, tenemos 3 millones de expertos en educación. Se opina mucho de educación, a veces con juicios muy tajantes para una realidad que es compleja. Muchas veces las discusiones estuvieron en torno a aspectos de resultados, de números, que no hay que dejar de darlos. Pero de repente, empezando a contarlo de otra manera en la agenda, el relato podría ser más fuerte. Creo que estamos en un proceso de crecimiento en la inversión, en la capacitación de gente, en la inclusión, que es muy positivo. Lo que pasa es que la discusión a veces está en otros puntos y ahí hubo dificultades.

Si se ven los números de egreso, sigue pasando que solo 40 de cada 100 terminan el liceo.

Sí, pero mirá el relato: vos tenés que 40 de 100 egresan, pero antes —me refiero a los años '90— egresaban 20 de 100. Porque bachillerato siempre fue un filtro. Por supuesto que si uno tiene la meta del 100%, el 40% es poco. Pero si uno viene del 20%...

Hay que revisar cómo es la navegabilidad y la estructura de los bachilleratos para que sean más posibles de terminar para chiquilines que juegan al fútbol, que hacen ballet, que trabajan y estudian. Tenemos una estructura muy rígida. Se está estudiando como hacer para que los regímenes de pasaje de grado, sin perder acompañamiento y calidad educativa, permita que más chiquilines terminen. Pero los cambios en educación no son de un día para otro.

¿Cuáles cree que fueron las debilidades de la administración del Frente Amplio en cuanto a la educación?

Creo que la debilidad estuvo en cómo se pensó en 2014 que debía ser el cambio. El gran error fue pensar que para encarar en educación había que tener una postura firme ante los sindicatos. Ese error lo sufrimos todos en 2015, fue un momento doloroso lo de la esencialidad. El camino de una reforma integral no es yendo al choque.

Lacalle Pou y Ernesto Talvi son muy críticos con el poder que tienen los sindicatos en el manejo de la educación. ¿Qué le parece esa visión?

Creo que es un error, por no decir un mito, la idea que los sindicatos gobiernan la educación. Es un mito producto de un sesgo ideológico para mirar la educación. Un sesgo ideológico a veces por mala información. Es más, el ejemplo de que Robert Silva fue elegido como consejero porque hubo un gran porcentaje de los votos del colectivo docente que no apoyó a los candidatos sindicales habla de eso. Si los sindicatos gobernaran la educación, Robert Silva no hubiera llegado a ser consejero.     

¿Qué le parece la propuesta de Lacalle Pou de eliminar la representación docente en el Codicen?

Es un error. No solo porque lo que generaría en costos políticos y tiempos, sino porque además es un concepto que traba la necesaria capacidad de diálogo para construir educación y omite la importancia de los actores de la educación. No hay evidencia histórica que los consejeros electos hayan frenado una política educativa.

Martínez propuso crear 200 nuevos centros educativos. ¿Cuánto van a costar? ¿Dónde se van a hacer?

Si no recuerdo mal hay 44 centros de educación media —algunos son UTU, otros son CEA, otros son liceos— y después unos 150 jardines, apoyos a CAIF y escuelas. Son 200 centros educativos que ya se plantearon y acordaron en esta administración. Ya está el acuerdo pero se van a ejecutar con el presupuesto del futuro gobierno. Nuestra propuesta es seguir con el compromiso de esta administración.

Usted defiende la educación pública. ¿Por qué manda a sus hijos a la educación privada?

Yo defiendo la educación pero no creo en los Nacional y Peñarol en la educación. La educación pública la defiendo porque es la que les garantiza a todos el acceso. Pero defenderla no es en oposición a la privada. La privada también es una opción de mucha gente, por diferentes factores. A mí me parece que esa es una oposición no constructiva. Hay cosas de lo privado para aprender, hay cosas de lo público para aprender.

Entonces, ¿cómo ve las declaraciones de Óscar Andrade que dijo que Talvi y Lacalle Pou son una fórmula British School? ¿Y las de María Julia Muñoz sobre la Universidad Católica?

Hay una cuestión con identificar ciertos comportamientos elitistas de algunas personas que se han educado en la educación privada y el error está en generalizarlo. Creo que la educación privada no siempre fomenta eso. Pero tampoco podemos negar que por redes o vínculos familiares, algunos sectores son muy cerrados en su vida de clase. Y ojo, no confundamos expresiones populares, del habla común, con diseños de políticas. Porque también yo podría decir lo mismo cuando Talvi dice que no quiere a ningún sindicalista dirigiendo la educación y se les hincha las venas. Yo le diría 'pará Ernesto, hay gente de los sindicatos que saben mucho de educación, capaz te pueden aportar'. Él está con el estereotipo. Yo entiendo que en el debate político el estereotipo juega y tiene un rol. Pero en política educativa si algo vamos a hacer es combatir los estereotipos.

Eduy21 plantea la importancia de un marco curricular común que sea realmente prescriptivo. Que sea de 3 a 18 años y que la educación sea en base a proyectos que apunten a desarrollar esas disciplinas. ¿Usted está de acuerdo?

A mí me genera dudas un marco curricular prescriptivo porque no me imagino los mecanismos para hacer efectiva la prescripción. Hay ideas de Eduy21 que son atendibles. Lo que noto en este proyecto es un exceso ilusorio de concebir la política educativa casi como una cuestión mecánica. La cosa se complica más en la realidad. Es compartible el espíritu, no el método.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...