20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
24 de junio 2019 - 23:24hs

Desde Río de Janeiro

El ingreso de Nahitan Nández para jugar el segundo tiempo por un apático Nicolás Lodeiro y unos minutos después el de Jonathan Rodríguez por De Arrascaeta, fueron determinantes para el triunfo de Uruguay por 1-0 frente a Chile.

Los celestes sufrieron en el mediocampo en el primer tiempo porque los jugadores que pueden generar fútbol para los delanteros tuvieron la tarea de recuperarla, y en esos primeros 45 minutos no hicieron ni una cosa ni la otra.

Sin Lucas Torreira, afuera por un cuadro febril, Tábarez armó el doble cinco con Federico Valverde y Rodrigo Bentancur. Les costó una enormidad agarrar la pelota, especialmente en los primeros 20 minutos de juego. No tienen el oficio del marcador y en los primeros minutos los chilenos pasaron por esa zona sin pagar peaje. Es más, una de las ocasiones que generó la roja fue un remate de Aránguiz después que Valverde lo perdiera cerca de la medialuna; el disparo lo desvió Muslera.

Giorgian De Arrascaeta se movió por derecha en el lugar de Nández y Lodeiro lo hizo por izquierda. Los dos son enganches, pero Tabárez los utiliza de volantes carrileros. Les quita espacio para crear porque están sobre la raya y se agotan tratando de cubrir a los rivales que suben por ese sector. De los dos, el más activo fue De Arrascaeta; Lodeiro perdió tres pelotas seguidas.

Con este panorama, las llegadas de Uruguay, que se dieron después de los 15 minutos, fueron a través de un tiro libre de De Arrascaeta, un saque de banda de Cáceres y un regalo del fondo chileno que Suárez no pudo terminar después de eludir al golero.

Nández le brindó mayor recuperación, De Arrascaeta pasó a jugar por izquierda con mayor movilidad y Rodríguez metió el centro para que Cavani clavara el cabezazo abajo,que le dio el triunfo y el primer lugar en el grupo a los celestes.

Así empezó

4-4-2

Tabárez no cambió de guión, aunque sí de intérpretes. Valverde y Bentancur en el doble cinco, De Arrascaeta y Lodeiro por las bandas.

Así continuó 

4-3-1-2

Con la entrada de Nández, De Arrascaeta pasó al medio con mayor movilidad para transformarse en un enganche.

Temas:

Uruguay Chile

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar