Nacional > AMNISTÍA INTERNACIONAL

Aumentaron embarazos infantiles en 2019 después de cinco años en que venían bajando

La organización advierte que la tendencia pudo haberse acentuado en 2020 como consecuencia de la pandemia y el aumento de denuncias de abusos

En Uruguay en 2019 se produjeron 82 nacimientos en niñas

Tiempo de lectura: -'

14 de abril de 2021 a las 16:12

Desde 2014 los embarazos en niñas menores de 15 años habían venido bajando en Uruguay. Sin embargo, en 2019 se registró un aumento del 13,4% –se produjeron 82 nacimientos en niñas de hasta 14 años– con respecto a 2018 (71 casos). Amnistía Internacional señaló en su informe que es probable que la tendencia se haya acentuado en 2020 como consecuencia de la pandemia por covid-19 en el país, aunque los datos oficiales no fueron aportados por el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Sólo una de cada seis madres de este grupo etario declaró que el embarazo fue buscado y la mayoría ocurrió en el interior del país, ya que en Montevideo se registraron menos de la tercera parte (26 de los 82), de acuerdo a las cifras publicados recientemente en el capítulo ampliado sobre Uruguay de Amnistía Internacional. 

La socióloga y directora ejecutiva de este movimiento global en Uruguay, Lucía Pérez, dijo a El Observador que existe preocupación sobre estos datos, y se refirió a la posibilidad de que se hayan agudizado en el contexto de la pandemia y encierro de las niñas con sus familias, que es donde habitualmente se dan los casos de abuso sexual.  

La experta explicó que una de las hipótesis sobre este aumento de los embarazos en niñas en Uruguay tiene que ver con el aumento de las situaciones de abuso que se reportan. Por consiguiente, teniendo en cuenta que en 2020 aumentaron las denuncias por violencia sexual y las niñas y los niños, como el resto de la población, estuvieron más tiempo en sus casas, es "esperable" que la tendencia de crecimiento se mantenga tras cinco años en los que se había logrado bajar este indicador. 

Para obtener los datos de 2020, Amnistía Internacional hizo un pedido de acceso a la información pública al MSP pero le negaron la información alegando que cambiaron el sistema de registro y estos no estarían disponibles hasta mediados de 2021. 

"En Uruguay el llamado a quedarse en casa evidenció que hay colectivos y grupos más vulnerables que tuvieron una afectación particular. Por ejemplo, esto se vio en la violencia de género, donde la estrategia –que es válida para combatir la pandemia– no es una posibilidad cuando el hogar no es un lugar seguro para las mujeres, niñas, niños y adolescentes", afirmó Pérez.

La Intendencia de Montevideo e Inmujeres ofrecen el Servicio de Atención y Respuesta Telefónica a mujeres en situación de violencia de género, que indicó un incremento significativo de llamados en los meses posteriores a la declaración de emergencia sanitaria, reportando aumentos de hasta un 80%. El mayor pico se dio en abril de 2020, con 2.231 llamadas. Según el organismo, el promedio de llamadas atendidas antes de la emergencia sanitaria oscilaba entre 30 y 35 por día, mientras que este mes en distintas ocasiones se llegó a atender más de 100.

La magíster en Sociología subrayó que los embarazos en niñas menores de 15 años son "la punta del iceberg" de una realidad mucho más compleja y dolorosa, porque "lo que esconden son situaciones de abuso sexual sistemáticas" que no solamente afectan a las niñas, sino que también hay niños implicados.

En 2019, el 24% de las denuncias de violencia hacia niños, niñas y adolescentes atendidas por el Sistema Integral de Protección a la Infancia y a la Adolescencia contra la Violencia fueron por abuso sexual, de las cuales un 76% tuvo como víctimas a niñas o a adolescentes mujeres.

Por otra parte, en lo que refiere a la frecuencia de las situaciones de violencia, durante 2019 el 34% ocurrió solo una vez, mientras que los episodios recurrentes ascendieron al 66%, registrándose una vivencia sistemática y extendida en el tiempo cuando fueron detectados por el sistema de protección.

Para Pérez, estas últimas cifras evidencian "un nudo" desde hace mucho tiempo en Uruguay. "Es un tema que está latente y que es difícil de abordar socialmente porque es bastante cruel y nadie quiere ver lo que realmente está pasando. Hay que correr un manto de silencio que hay al respecto. Desde Amnistía decimos que es muy importante reconocer que hay un problema para poder actuar en consecuencia, tanto en materia de prevención, como de atención y de reparación, porque no es solamente la situación de embarazo", recalcó. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...