The Sótano > THE SÓTANO

Billones de personas en busca de lo mismo

Estados Unidos, India y China quieren en encontrar la forma para poder destacarse en el fútbol de alta competición

Tiempo de lectura: -'

02 de octubre de 2019 a las 05:00

En el año 2050 se disputará la edición 29 de la Copa del Mundo del fútbol. Para esa fecha la población del planeta superará los 10 mil millones de personas. El planeta será prácticamente inhabitable. En el mundo con probabilidad habrá más países de los 195 que hoy tenemos. A la ONU la integran 192 países y en FIFA hay 208 asociaciones.

También para esos tiempos varias de ellas serán más poderosas, futbolísticamente hablando, de lo que son hoy en día. India y China, tal vez. Si para entonces la selección india sigue sin clasificar a un mundial, podremos hablar del mayor fracaso en la historia del fútbol, porque desde hace tiempo la asociación de ese país viene haciendo muchas inversiones para transformar al fútbol en el segundo deporte de mayor popularidad entre los indios, luego del cricket.

En India, el “gigante dormido”, como lo llamó Joseph Blatter, país con una población que a pasos veloces se aproxima a los 1.300 millones de personas, se han construido estadios con capacidad para no menos de 55 mil personas, con  la idea no solo de atraer espectadores sino de generar interés en la juventud.

Un país con tanta gente debería poder juntar al menos 11 futbolistas talentosos, capaces de ganar uno de los cupos asiáticos a los mundiales. En India, entre tanta gente, hay billonarios que quieren que algún día la Indian Premier League alcance el status de la Premier inglesa, con clubes poderosos y estrellas internacionales. Los resultados, por ahora, son buenos, pero no extraordinarios pues imponer el fútbol en India implica hacer que haya cambios culturales y que la gente vaya a los partidos de manera regular, y no solo cuando algún club europeo llega de gira.

Kolkata, antes Calcuta, es la ciudad donde mejor ha entrado el fútbol, no en vano ya hay varios clubes buscando transformarse en los más populares a nivel nacional. El éxito del fútbol en esa ciudad ha servido para que los indios puedan ver los partidos por televisión, emitidos por una empresa que pagó varios millones por los derechos de trasmisión. Pero India no es la única de las grandes economías mundiales en no poder destacarse en futbol. Otros dos países tienen un lugar en la misma lista de ilusionados.

Aunque ya clasificó a varios mundiales, la selección estadounidense de fútbol enfrenta el mismo dilema que India y China, que no han podido destacarse en el fútbol. Un comediante estadounidense hizo tiempo atrás este chiste: “Todos los años miles de mexicanos que quieren cruzar la frontera para entrar a Estados Unidos son detenidos; ¿no habrá entre tantos miles, millones en total, al menos 11 que jueguen bien al fútbol, como para nacionalizarlos y que jueguen por la selección de nuestro país”. Por más que han invertido millones, y han desarrollado escuelas de fútbol para mejorar la técnica de los jóvenes futbolistas, los estadounidenses no logran crecer cualitativamente, aunque en la reciente fecha FIFA le hayan empatado a Uruguay y lo tuvieron un rato contra las cuerdas.

El caso de China es todavía peor, aunque no tan malo como el de India. La selección china solo ha disputado un mundial, el de Corea-Japón, 2002, en el cual no ganó ningún partido. Desde entonces ha quedado fuera de todos los mundiales posteriores, aunque su liga invierte mucho dinero en la contratación de jugadores extranjeros. Los chinos, lo mismo que los estadounidenses, están al borde de la desesperación, pues perciben que no tener una selección de fútbol competitiva afecta su imagen internacional de “país poderoso”. Algo les falta, y ese algo es el fútbol.

India vive el mismo dilema, aunque en su caso es todavía más difícil de resolver el problema, pues además de no haber podido mejorar la calidad de su fútbol tiene a otro deporte como adversario. El cricket es el deporte nacional de los indios. Estadios para 150 mil espectadores se llenan durante un partido de la selección india de cricket, o cuando juega alguno de los equipos populares.

Sin embargo, y a pesar del difícil contexto, grupos económicos poderosos están invirtiendo fortunas para hacer del fútbol uno de los pasatiempos favoritos de los indios, y que la Indian Super League, llegue a ser una de las más poderosas del mundo. Para la FIFA sería un golazo que un país con población tan grande viera al fútbol como el gran entretenimiento del siglo XXI, cien años después de que el resto de mundo lo descubriera. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...