Cargando...

Selección > ELIMINATORIAS

Chile-Uruguay, una rivalidad marcada por agresiones que entra en la "nueva normalidad"

La roja llega a Montevideo con innumerables bajas y en pleno proceso de recambio; de los viejos duelos contra la celestes faltarán a la cita Jara, Medel, Bravo, Beausejour, Valdivia y Marcelo Díaz

Tiempo de lectura: -'

06 de octubre de 2020 a las 05:04

En octubre de 2001, los argentinos salieron aplaudidos del Estadio Centenario en señal de agradecimiento por el “pacto” de no agresión que le permitió a Uruguay disputar el repechaje y clasificar al Mundial de Corea y Japón 2002. Siete años después, en 2009, el público uruguayo se puso de pie para reconocer a los brasileños que golearon a la celeste 4-0 en el Centenario por el clasificatorio para Sudáfrica 2010. Parece mentira. Pero fueron hechos reales. Los eternos rivales salieron reconocidos de estas tierras. Sin embargo, en estos tiempos que corren y en los anteriores, fue y será impensado ese gesto del público uruguayo con un rival como Chile.

Una larga lista de episodios marcaron estos duelos, hicieron saltar chispas y finalmente encendieron la mecha, al punto que los partidos de Uruguay contra la roja se han convertido en pesadillas de agresiones y provocaciones. Así se estableció como una rivalidad de los nuevos tiempos que no ocurre con otro rival porque esto que vive la celeste contra los chilenos no sucede contra Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú ni Bolivia. Acaso el que tiene puntos de contactos es el duelo con Venezuela.

Habrá que esperar para ver en el nuevo escenario de Eliminatorias sin público, y sin varios de los históricos de Chile, de qué forma se potencia esa rivalidad en el campo.

De todas formas, con Chile es un partido áspero. Desde aquel lejano 1983, cuando Alfredo De los Santos quedó detenido en Santiago, tras un partido por la Copa América que terminó con agresiones. Pasando por el botellazo que recibió Wilmar Cabrera dos años después en el mismo estadio y la respuesta de los uruguayos que en el aeropuerto agredieron a Carlos Caszely con un huevazo. O las trompadas que se tiraron en el túnel del Centenario previo al partido de las Eliminatorias en el año 2003. Hasta llegar a la agresión de Gonzalo Jara contra Edinson Cavani, que provocó la reacción del técnico Óscar Washington Tabárez.

El conductor de la celeste ya había vivido un antecedente similar cuando, dirigiendo a Boca Juniors, fue a jugar contra Colo Colo por la Copa Libertadores de 1991.

Aquella vez, como había sucedido en la Copa América de 1983, había falsos fotógrafos alrededor del campo de juego que fueron los que terminaron provocando una batalla campal. Tabárez salió en defensa de sus jugadores y se trenzó con un “fotógrafo” que le pegó con la cámara y le provocó una herida en la cara.

Jamás imaginó verse envuelto en otro escándalo 24 años después cuando, al igual que en aquel 1991, salió en defensa de uno de sus dirigidos. Ocurrió en la Copa América de 2015 cuando el árbitro le mostró le roja a Jorge Fucile generando la reacción de Tabárez que entró a la cancha a protestar. El entrenador fue sancionado de cara al arranque de las Eliminatorias clasificatorias para el Mundial de Rusia 2018.

¿Quiénes quedan de esa última generación que logró sacar de las casillas a Cavani y al entrenador uruguayo? Pocos. Jara, Gary Medel, Beausejour, Claudio Bravo, Jorge Valdivia y Marcelo Díaz no estarán el jueves en el Centenario. De la vieja guardia solo sobreviven Arturo Vidal, Charles Aránguiz, Alexis Sánchez y Eduardo Vargas.

Chile viene con una selección renovada y plagada de bajas. Solo siete de los 23 citados por el técnico Reinaldo Rueda son titulares en sus equipos.

A saber: el golero Gabriel Arias en Racing, Aránguiz en el Bayer Leverkusen alemán, Eduardo Vargas en Tigres y los locales Brayan Cortés (Colo Colo), Guillermo Soto (Palestino) y José Pedro Fuenzalida y César Pinares de Universidad Católica son los que llegan en mejor forma.

Las bajas

Los contratiempos fueron una constante a la hora de conformar la lista de Chile.

Andrés Vilches, otro de los habituales de la roja, fue el primero en bajarse de los duelos contra Uruguay y Colombia. La decisión fue adoptada debido a que el jugador, por indicación de la autoridad sanitaria, debía mantener cuarentena preventiva hasta este miércoles ya que se sospecha que puede ser portador de covid-19.

Luego fue el turno del golero Bravo, quien sufrió un esguince de rodilla que lo marginó de la doble jornada de las Eliminatorias.

Posteriormente el defensa y capitán del equipo, Medel. Salió llorando de la cancha por una lesión en la pierna derecha a los 19 minutos del partido en que su equipo, Bolonia, perdió 0-1 contra Benevento por la liga italiana.

Al mismo tiempo se bajó el volante de Valladolid, Fabián Orellana. El citado jugador se lesionó jugando contra Eibar.

La lista de lesionados es más amplia. Una fractura del quinto metatarsiano dejó fuera del plantel a Aránguiz. Un desgarro en el aductor derecho impidió la convocatoria de Guillermo Maripán, al tiempo que Felipe Gutiérrez y Benjamín Kuscevic fueron operados y no llegan. Alfonso Parot salió de molestias musculares pero, el cuerpo técnico consideró que no tiene ritmo de competencia y no lo convocó.

A todo esto se suman bajas por sanciones como Jara e Igor Lichnovsky. El emblemático Valdivia que no es tenido en cuenta porque se apela a un recambio, y Beausejour que se retiró.

Y otros que no entran en la consideración del conductor de la roja como Marcelo Díaz, Eugenio Mena y Junior Fernandes.

Probable  equipo

Bajo estas perspectivas, con las bajas por lesiones, sanciones y atendiendo al recambio, el técnico Reinaldo Rueda perfila un equipo que será con el golero de Racing de Avellaneda, Gabriel Arias, en el arco.

La línea final con cuatro hombres: Mauricio Isla (Flamengo), Paulo Díaz (River Plate), Sebastián Vegas (Monterrey) y Nicolás Díaz (Mazatlán).

En el medio hay dos hombres con amplio recorrido en las Eliminatorias como Arturo Vidal (Inter de Milán), Charles Aránguiz (Bayer Leverkusen) a quienes se suman Claudio Baeza (Necaxa) y José Fuenzalida (Universidad Católica).

Al tiempo que la ofensiva queda reservada para dos viejos conocidos como Eduardo Vargas (Tigres) y Alexis Sánchez (Inter de Milán).

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...