Cargando...
Técnicos de la OSE sacan muestras en Durazno para una asignatura dentro del posgrado que están realizando.

Tecnología > UTEC

Cómo será el futuro de tu inodoro, la orina reciclada y el saneamiento de Uruguay

Técnicos de la OSE reciben una capacitación innovadora de la mano de la UTEC y una institución holandesa para mejorar las redes del país

Tiempo de lectura: -'

20 de julio de 2022 a las 05:03

Extraer nutrientes de tu orina, tu materia fecal, tener inodoros innovadores y poseer sistemas de saneamiento alternativos para poblados chicos. Estos temas forman parte de un novedoso posgrado de la Universidad Tecnológica que están cursando técnicos de OSE, Ministerio de Ambiente (MA), y otras instituciones en los que Uruguay busca estar a la vanguardia.

Uno de los temas centrales es el saneamiento. El presidente de OSE, Raúl Montero, dijo que hoy la cobertura en el interior es del 50%. “Queremos aproximarnos al 70%”, indicó. ¿Pero es posible lograrlo a través de redes de alcantarillado tradicionales?

Héctor García, un experto uruguayo en estos temas, dijo que “no se justifica la inversión” de implementar colectores convencionales en poblados “tan chicos” de Uruguay. Hay que pensar otros planes.

Una organización llamada IHE Delft Institute for Water Educación (Instituto de Educación sobre el Agua), lo viene investigando desde 2003. Ahora, llegó a Uruguay para capacitar profesionales del sector agua y saneamiento incluyendo a nueve técnicos de la OSE y seis de la Dirección Nacional de Aguas del MA, además de otros interesados de organismos latinoamericanos.

García, que es docente adjunto de este organismo y llegó al país para participar en la formación de los profesionales, dijo que una de las alternativas es crear un sistema descentralizado que puede proveer saneamiento a un número pequeño de habitantes. Inclusive soluciones similares podrían aplicarse a nivel de hogares individuales.

Estas redes alternativas requieren inodoros distintos a los que comúnmente se usan hoy. Esos otros inodoros son capaces, por ejemplo, de separar la orina de la materia fecal. “Se empiezan a recolectar de manera distinta”, contó García.

Y esa recolección hace que tanto de la orina como de la materia fecal puedan extraerse sustancias que pueden servir para otros fines. “De la orina, por ejemplo, podemos sacar nitrógeno”, comentó. A eso se le agregan minerales como el magnesio, que sirve como fertilizante para cultivos.

Estos inodoros han sido objeto de investigación en proyectos financiados, por ejemplo, por la fundación Bill Gates, que continúa trabajando con el objetivo de eliminar los patógenos dañinos de los desechos humanos y recuperar recursos valiosos de estos residuos. Ya hay planes en funcionamiento en algunas ciudades del mundo, como en la ciudad holandesa de Sneek, donde utilizan el sistema de vaciamiento de los aviones, que succionan los residuos.

Estos sistemas alternativos ayudarían a disminuir el desperdicio de agua. Porque seguro no te das cuenta: cada vez que presionás el botón de la cisterna tirás entre seis y 10 litros de agua, contó a Cromo Konstantina Velkushanova, una docente holandesa que participa de la formación de los técnicos.

Eso genera que un gran porcentaje de las descargas de las aguas residuales e industriales del alcantarillado se viertan en cursos de agua sin ser previamente depuradas o con una precaria depuración. Un buen tratamiento y almacenamiento de las aguas residuales pueden servir para tratar sequías, sumó el experto.

Mirar al futuro

Este tema, del que vienen indagando desde hace cuatro años la UTEC y la OSE, cuenta con un socio estratégico relevante: la mencionada IHE Delft Institute for Water Education, una de las instituciones de educación sobre el agua más grandes del mundo y referente del tema.
Desde la última semana, expertos de esta institución llegaron a Uruguay para dar clases en el Posgrado en Saneamiento e Ingeniería Sanitaria en América Latina, que organiza la Universidad Tecnológica (UTEC).

Las lecciones que se dan incluyen una combinación de cursos en saneamiento e ingeniería sanitaria con énfasis en las nuevas tendencias y metodologías orientadas al recobrado de los recursos presentes en los efluentes. Esto reduce significativamente el costo de su tratamiento, convirtiendo un residuo en un material con un valor comercial.

Uno de los módulos del posgrado es analizar qué impacto tiene en la salud pública tener buenos sistemas de saneamiento. En esa etapa estuvieron en la última semana en Durazno, en donde se encuentran los laboratorios de UTEC para analizar muestras de aguas residuales y tanques sépticos. “Los microorganismos en las aguas residuales y tanques sépticos pueden transmitir enfermedades como hepatitis y diarrea, entre otras”, comentó. Entonces, esas muestras serán examinadas por los estudiantes para entender más sobre este fenómeno.
Este mismo programa se está transfiriendo en 41 instituciones universitarias distribuidas en más de 20 países, por lo que Uruguay se coloca a la vanguardia de este tema en la región.

El curso comenzó en mayo y se prevé que finalice en un año. Hasta ahora lo han catalogado como “exitoso” porque ha tenido una “gran retención”. De 40 personas iniciales que se inscribieron, hay 38 que trabajan al mismo tiempo. “Esto no es menor”, dijeron desde la UTEC.
“Buscamos la colaboración con Uruguay y que se convierta en un ejemplo para la región por su forma de trabajar el recurso”, destacó Héctor García, profesor asociado de IHE Delft.

El instituto europeo mantiene vínculos desde hace casi una década con instituciones uruguayas destacándose colaboraciones con UTEC, ANII, el LATU, gobiernos nacionales y departamentales y con el sector productivo. Desde el año 2013 a la fecha, cerca de 40 profesionales uruguayos se han graduado de las carreras de posgrado ofrecidas por IHE Delft en los Países Bajos.

“Uruguay tiene una gran tradición de ingeniería sanitaria”

El presidente de OSE, Raúl Montero, dijo que Uruguay tiene una “gran tradición” de ingeniería sanitaria y recordó parte de la historia.
“El agua llega a Montevideo hace más de 150 años. Curiosamente, la capital tuvo antes saneamiento que agua potable”, indicó.

En 1865 solo tenían saneamiento en el mundo París, Londres, Boston (EEUU) y Montevideo. “Nueva York tuvo saneamiento cinco años después”, contó.

Por eso, este posgrado es “una gran noticia” que le da "un empuje a esa gran tradición".

Montero indicó que OSE posee tres desafíos. Uno es tener una nueva planta en Montevideo, que complemente a la vieja planta del río Santa Lucía y aumentar más de un 30% la producción de agua.

La otra es aumentar la cobertura de saneamiento en el interior del país: pasar de un 50% de la actualidad a un 70%.

Y la última es atacar la presencia de arsénico en más de 160 lugares del interior del país.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...