Motor > indylights en el óvalo de iowa

Con la magia no alcanza

Tras notable largada, Santiago Urrutia peleó por el triunfo en inferioridad técnica, fue tercero

Tiempo de lectura: -'

09 de julio de 2018 a las 05:00

Mario Rosa / Twitter.com/mrosasosa

Una buena posibilidad de recortar puntos en el campeonato de la IndyLights se le volvió a escapar al piloto uruguayo Santiago Urrutia (Belardi) en el óvalo de Iowa.

Los buenos antecedentes del año pasado allí sumado a la gran actuación en el óvalo de Indianápolis, abrigaba la esperanza de poder volver a la victoria y además, recortar buenos puntos ya que la carrera en óvalo otorga puntaje doble.

Con solo escuchar a los relatores y comentaristas de la televisación de la IndyLights o leer a los periodistas especializados hacer su reporte de la décima carrera del año para ejemplificar lo que hace Santiago Urrutia a bordo del Dallara del team Belardi: "Santiago Urrutia hace magia con el auto que tiene". Asi es como resumen el presente del joven piloto coloniense.

Nuevamente los autos del equipo Andretti pasearon su jerarquía técnica actual apoyados en dos buenos pilotos como lo son Patricio O' Ward y Colton Herta. Ambos dominaron el fin de semana a voluntad en especial O' Ward que además de la pole, ganó la carrera con tremenda solvencia, por más de cuatro segundos. Ni se inmutó.

Una magistral largada (otra más y van...) de quinto a segundo puso a Santiago Urrutia de inmediato en sintonía por la victoria colocándose por detrás de O' Ward y por delante de Herta.

O'Ward lejos

Bastaron las dos primeras vueltas de las 100 previstas del total de la carerra, para darse cuenta que O'Ward era inalcanzable. Pero podía sí con Colton Herta y el resto de los autos de Andretti, conducidos por Ryan Norman y Dalton Kellet.

Eso pensó seguramente Santiago Urrutia hasta faltando cuatro vueltas para completar las 100. En ese momento Herta se propuso ir por el segundo lugar del uruguayo y un giro después lo pasó de manera simple y lo que es todavía peor, enseguida se escapó un segundo en menos de una vuelta al óvalo de Iowa dejando a Urrutia sin reacción posible de ir por el segundo lugar en el podio.

Soberana contundencia para dejar al coloniense sin siquiera un justo premio a tanta batalla dada durante 97 vueltas. Uno lo sufre viéndolo desde afuera; imaginamos lo que será para el piloto sentirlo adentro de la pista.

Finalmente, la carrera cerró con otro uno-dos de Andretti con O' Ward al frente y Herta segundo. Lo positivo fue el regreso al podio para Santiago Urrutia, más allá de que su rostro en la premiación mostró una amargura que no pudo disimular.

La lucha por el título se aleja cada vez más por más que mantenga su espíritu y optimismo bien en alto.

Por más "magia" que tenga, lo técnico es incuestionable a favor de los Andretti.

Pese a ello Santiago Urrutia se mantiene a tiro en el campeonato. Los puntos así lo indican y por eso seguirá dando batalla en cada una de las siete carreras que restan. Herta sigue líder con 283; O' Ward cosecha 275 y Urrutia 234.

Comentarios