Nacional > Educación

Consejera de Secundaria: "El techo del IAVA se está cayendo"

Isabel Jaureguy reclamó soluciones a exalumnos como el presidente Vázquez, el ministro Astori y los senadores Mujica y Topolansky

Tiempo de lectura: -'

29 de octubre de 2017 a las 05:00

Inundaciones, roturas de caños, humedad en el techo y las paredes, escombros en el suelo del patio delantero, dos salones clausurados desde hace un año y ocho meses, y un gimnasio en "condiciones deplorables". Esa es la situación edilicia que hoy continúa aquejando al Instituto Alfredo Vázquez Acevedo (IAVA) y la razón por la cual este lunes el liceo se mantendrá ocupado y sin dictarse clases, por decisión de los trabajadores del centro que cuenta con el apoyo del gremio de estudiantes. "La situación ha alcanzado su límite tolerable", expresaron en una proclama leída este sábado por la tarde.

Dentro del salón 25, uno de los dos que están fuera de servicio desde febrero de 2016 por peligro de derrumbe –su techo se desgrana todos los días a causa de una imparable humedad–, y abierto momentáneamente para mostrarlo a El Observador, Isabel Jaureguy, consejera de Secundaria, le dirigió un mensaje claro al gobierno: "Llamo a la solidaridad, empatía y responsabilidad de algunos distinguidos exalumnos de este liceo que ocupan hoy lugares clave para contribuir y generar soluciones, como José Mujica, Lucía Topolansky, Danilo Astori y el presidente Tabaré Vázquez".

Según aseguró la consejera, la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) no cuenta con un servicio de arquitectura prevencionista, de modo que se haga un seguimiento de los edificios construidos y no se intervenga en ellos cuando ya se manifiestan los problemas estructurales que produce el paso del tiempo.

"En estos momentos todo el techo del IAVA se está cayendo, porque el tarimado de madera que sostiene las tejas está podrido", dijo Jaureguy, de visita en el centro en donde supo ser directora hasta 2015, para asistir a las actividades culturales que se realizaron en ocasión del día del exalumno del IAVA. Y a su lado, el delegado de clase del gremio estudiantil, Timoteo Mazzilli, asentía. "En uno de los salones afectados –contó–, un pedazo de revoque cayó muy cerca de la cabeza de un compañero".

En la proclama firmada por los estudiantes y por los funcionarios afiliados a la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria (ADES), que tiene el apoyo de 700 personas vinculadas al instituto, se recuerda que "en el año 2009 fueron inauguradas las obras de reparación del edificio, las cuales tuvieron un costo significativo (dos millones y medio de dólares) para el Estado, y por lo tanto para la población uruguaya. La falta de mantenimiento y nula atención hacia los reclamos que hace años se vienen realizando –agregan– nos lleva a encontrarnos hoy en esta situación límite".

Para la refacción de los dos salones cerrados y una gran parte del laboratorio de química hay una licitación en curso, aseguró Jaureguy, pero no hay expectativa de que ello se resuelva para el próximo año. Y en cuanto al resto de la estructura, el panorama es peor. "Al no contar con un informe técnico del edificio, desde el Consejo de Secundaria no podemos asegurar que en otros espacios no siga cayéndose escombros" sostuvo la jerarca, para quien el pronóstico del precario estado del gimnasio es aún más negativo: "No hay escenario alguno que incluya a ese espacio en un plan de obras a futuro".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...