Ciencia > MEDIO AMBIENTE

Cuánta basura vinculada al coronavirus termina en las playas uruguayas

En el este se han encontrado mascarillas y guantes, además de jeringas y frascos de remedios, entre otros desechos médicos

Tiempo de lectura: -'

22 de enero de 2021 a las 05:02

"El tapabocas llegó para quedarse", dijo el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas. Es parte de la nueva normalidad y uno de los principales aliados para evitar la propagación del coronavirus. Sin embargo, el descuido y la mala utilización de los elementos de protección personal podrían estar generando un “lado b” de la pandemia: una alta cantidad de basura vinculada al covid-19 que termina en las playas.

Según una estimación difundida en un hilo de Twitter por Ian Ruiz, coordinador del proyecto medioambiental de la ONU, Mares Limpios, diariamente podría haber más de 6.400 kilogramos de plástico relacionados con el virus que acaban como desechos en el ecosistema uruguayo.

Las principales zonas afectadas son las playas de Canelones y Maldonado. La basura es variada, pero en la mayoría de los casos se trata de mascarillas y guantes descartables encontrados flotando sobre las aguas, o capturadas con redes por pescadores en Playa Verde, Piriápolis y la Costa de Oro. Sin embargo, en playas al oeste de Maldonado también han aparecido jeringas y frascos de remedios, entre otros desechos médicos.

La estimación difundida por Ruiz fue realizada por el Programa Uruguayo de Reservas de Surf (PURS), y según se explica se hizo tomando en cuenta los residuos encontrados a lo largo de 50 kilómetros en el este del país.

A la semana, dependiendo de la zona, se hallan entre 670 y 1.675 mascarillas que luego terminan en los más de 670 kilómetros de la costa marítima del país. Los ríos y arroyos que se conectan con las playas actúan como “rutas de transporte”, según el informe. Si bien los residuos plásticos provienen de diferentes lugares, se estima que el 80% tienen un origen terrestre.

Esta "nueva basura marina" representa una amenaza para el ecosistema "debido a que afectan la fauna y la vegetación marina, ensucian el mar, y se unen al resto de la basura plástica que contamina los océanos”, aseguraron desde PURS.

Actualmente, el país aporta 5.600 toneladas anuales de desechos plásticos que terminan en el Río de la Plata y el océano Atlántico, pero las estimaciones de Mares Limpios aseguran que, de continuar la tendencia, en 2025 se alcanzarían las 8.037 toneladas anuales. 

Sin embargo, la acumulación de residuos que tienen que ver con el covid-19 podrían hacer que los cálculos empeoren. El informe del PURS concluye que es "de suma importancia reconocer que la salud humana está conectada y depende de la salud de nuestro medio ambiente y ecosistemas". "Si no se respeta dicha conexión, y se continúa pensando en hoy en lugar de hoy en pos de un futuro sostenible, será difícil pensar en un futuro con ecosistemas sanos", indicaron.

Un problema con y sin pandemia

Uruguay está entre los peores de la clase respecto a la cantidad de residuos generados per cápita en América Latina, y es uno de los peores del mundo en relación al volumen de basura específicamente plástica.

Según un estudio del 2018 publicado por el Banco Mundial, en Uruguay se generan 1,01 kilogramos de desechos por persona cada día, una cifra superior  a la tasa media del resto del continente, que es de 0,87. En el mismo sentido, las mediciones locales tampoco son alentadoras. Los últimos datos del Ministerio de Ambiente son de 2017, y aquel momento daban un promedio anual de 480,5 kilogramos de basura por persona.

Además, por si fuera poco, Uruguay es uno de los diez países con peor promedio de basura plástica per cápita. Según estudios de 2015 citados por Ruiz en un hilo de Twitter, cada uruguayo genera 0,25 kilogramos de desechos de ese material por día.

El coordinador de Mares Limpios expresó que si se tiene en cuenta "el manejo inadecuado de residuos, disposición incorrecta o disposición final en vertederos a cielo abierto, Uruguay es responsable del 0,07% del total de los residuos plásticos que ingresan a los océanos cada año, es decir, 5600 toneladas anuales".

Esta realidad ya está teniendo consecuencias en la vida marítima, según comentó Ruiz al periódico digital El Día. Entre los principales animales marinos afectados están los cetáceos, como el delfín franciscana; las tortugas marinas, en especial la tortuga verde; aves marinas, como la gaviota cocinera; y peces, en especial la anchoa de banco, el pejerrey y la corvina rubia. 

Además, Ruiz advirtió que también se han hallado microplásticos en el sedimento y en la superficie del mar, así como en cangrejos y en mariscos.

El mundo, el coronavirus y la contaminación

Las mascarillas desechables, fabricadas con poliéster y polipropileno, pueden tardar cientos de años en descomponerse, y según información de AFP, se han encontrado muchas de estas en ríos y playas de todos los continentes. De este modo, los barbijos que salvan vidas durante la pandemia de coronavirus se han convertido en un peligro para la fauna de todo el mundo.

Cuando un tapabocas se tira se puede "amenazar el medio ambiente y los animales que comparten nuestro planeta", dijo a la AFP Ashley Fruno, de la asociación de defensa de los animales PETA en Asia.

Como en Uruguay, los más perjudicados por estos desechos médicos producidos por la pandemia podrían ser los animales marinos. Según la organización medioambiental OceansAsia, más de 1500 millones de mascarillas acabaron en los océanos el año pasado. En otras palabras, se trata de 6200 toneladas de desechos plásticos adicionales en el mar, que anualmente ya recibe una contaminación de 8 o 9 millones de toneladas de basura plástica. 

En Brasil, una asociación de protección del medio ambiente encontró mascarillas en el estómago de un pingüino cuyo cuerpo fue arrastrado a una playa. También se encontró un pez globo atrapado en una mascarilla en las costas de Miami.

La asociación francesa Operación Mar Limpio encontró un cangrejo muerto, atrapado en una mascarilla en la laguna de Berre, cerca de Marsella, en setiembre 2020.

Las mascarillas y los guantes de plástico "son muy problemáticos" para las criaturas marinas, aseguró a la AFP el director científico de la ONG  estadounidense Ocean Conservancy, George Leonard. "Cuando estos plásticos se descomponen en la naturaleza, se convierten en partículas cada vez más pequeñas" que "pueden entrar en la cadena alimentaria y tener un impacto en los ecosistemas", añadió.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...