Cargando...
El presidente ante la Asamblea General

Nacional > Asamblea General

Defensa de la LUC, balance económico y algunas promesas: los ejes del discurso de Lacalle Pou

El presidente remarcó los logros de su gobierno, asumió compromisos y aprovechó para enviar ciertos guiños de cara al próximo referéndum

Tiempo de lectura: -'

03 de marzo de 2022 a las 05:03

Dos años después de haber juramentado ante la Asamblea General y a 25 días de un referéndum que marcará la tónica del resto de su administración, el presidente Luis Lacalle Pou volvió al Parlamento para hacer una rendición de cuentas de su gestión y plantear algunos compromisos de cara al futuro. 

A lo largo de más de una hora, Lacalle repasó los avances área por área, reivindicó los gestos de respeto a la Constitución y a la convivencia democrática, evitó detenerse en algunas de las decisiones más polémicas de su gobierno, dedicó críticas a los pronósticos pesimistas y dejó planteados varios compromisos, desde la reducción de impuestos (IASS e IRPF) en 2023 hasta la activación de inversiones. 

La LUC y el referéndum

Durante su discurso, Lacalle incluyó varias referencias –directas e indirectas– al referéndum por los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC). Sobre el final de su intervención, el presidente pidió no olvidar el respeto "en el fragor de la lucha política y dialéctica".

“Una vez más, vamos a ir a las urnas con discusiones firmes y fuertes, pero civilizadamente”, dijo, en una exhortación directa a que la instancia no signifique una división profunda entre los uruguayos.  “Yo me vengo muy orgulloso cada vez que salgo del país. Al Uruguay lo ven como un país excepcional, y no es por este gobierno”, dijo, y señaló que en los momentos turbulentos que vive el mundo eso constituye un “handicap inconmensurable”.

Pero como el "país excepcional" deberá decidir en pocas semanas la suerte de 135 artículos de la LUC, Lacalle aprovechó la instancia para referirse al impacto de su buque insignia en algunas áreas, específicamente en la seguridad.

“Estoy convencido de que estamos en el rumbo adecuado y correcto. No se trata de relatos ni de voluntarismo” dijo, apelando a una afirmación que reiteró a lo largo de su discurso. 

Lacalle dijo que las cifras son "contundentes" y escogió la comparación entre 2019 y 2021 para no entrar en una “discusión infértil” sobre los efectos de la pandemia y la baja en la movilidad en el descenso de los delitos registrada en 2020.

En ese sentido, el presidente destacó la baja de 23% en los homicidios, así como el descenso de 19% en las denuncias de rapiñas y de hurtos, y de 36% en las de abigeato. Sobre las denuncias de violencia de género, que se mantuvieron prácticamente incambiadas, afirmó: “nos sigue asustando ese flagelo”. 

Las razones de la mejoría en los indicadores, según Lacalle, responden a tres causas. Una es "el equipamiento y el despliegue de la Policía en el territorio".

Otro de los pilares, a su juicio, pasa por el “escudo legal” otorgado a los policías por la normativa. “Nosotros impulsamos a través de la LUC normas jurídicas para cuidar a esos hombres y mujeres que nos cuidan a nosotros”, remarcó. 

El tercer pilar, según detalló, es "intangible": el respaldo “moral” a toda la cadena de mando por parte de las autoridades. 

Lacalle habló en ese sentido de récords en incautaciones de paste base y de cocaína, de personas indagadas y también condenadas. "Nos hacen pensar que estamos en el buen camino”, resumió. 

“Con esta voz serena y firme no estamos hablando de relatos, estamos hablando de datos”, afirmó Lacalle Pou en su discurso. 

Otro de los guiños de Lacalle Pou a la instancia electoral del 27 de marzo fue en materia de adopciones, uno de los puntos en los que los partidarios de la derogación han centrado sus argumentos en las últimas semanas. Según el presidente, en 2021 se realizaron 125 adopciones, el mejor dato –según dijo– desde 2001, cuando se empezaron a llevar registros. 

“Habla de la importancia que tuvo la aceleración de los procesos” destacó el mandatario, sin mencionar explícitamente a la LUC, que entre sus artículos impugnados incluye uno que quita al INAU la competencia exclusiva sobre las adopciones y habilita a la Justicia a decretarlas en ciertos casos excepcionales. 

Un breve pasaje del discurso estuvo dedicado a la portabilidad numérica, otro de los puntos focales de la críticas a la LUC. “No es necesario abundar sobre aquellas voces que preveían un mecanismo que iba a fundir a la empresa pública” dijo, en referencia a Antel. “No solo que esos auspicios fracasaron, sino que Antel se ha fortalecido”, planteó Lacalle, aludiendo a los números primarios que indican que la empresa estatal fue la que tuvo un saldo más favorable tras la entrada en vigencia de la norma. 

En materia educativa, Lacalle destacó el avance que significó el nuevo mecanismo de elección de horas docentes. Según afirmó, permitió que los profesores lograran una “estabilidad” en un mismo centro educativo al poder definir dónde trabajarán con tres años de anticipación; el mecanismo ha sido fuertemente criticado por los sindicatos docentes. 

Promesas y compromisos

“Vamos a terminar con la falsa dicotomía de más o menos Estado”, dijo Lacalle Pou en otro tramo de su discurso. La premisa debe ser, dijo, "cuidar los recursos públicos y ser justos al gastarlos o invertirlos”. 

Allí el presidente se refirió a algunas afirmaciones durante la última campaña electoral sobre que su gobierno no podría cumplir la promesa de no aumentar impuestos o crear nuevos. “Académicos de primer nivel sostenían que eso iba a pasar”, recordó. “De nuevo, datos, no relato”, insistió. 

Lacalle describió allí la “fuerte inversión social” en estos últimos dos años, manteniendo a su vez los lineamientos del plan económico “sin meterle la mano en el bolsillo a los uruguayos”, una afirmación que despertó un fuerte aplauso entre los legisladores de la coalición de gobierno, pero que fue relativizada y cuestionada por la oposición, que advirtió por ejemplo que el presidente omitió hablar sobre el aumento de las tarifas –pese a su promesa de campaña– y la baja del salario real. Sobre ese último punto, Lacalle reiteró que a partir de este año comenzará el proceso de recuperación salarial. 

El capítulo económico también incluyó una promesa en materia impositiva.

Lacalle Pou asumió sobre el final de su discurso otro “firme compromiso incluido en el Compromiso por el país, el documento suscrito en 2019 que dio origen a la coalición de gobierno, y dijo que de obtenerse “resultados satisfactorios” en la economía, para 2023 habrá una reducción en el IASS y de aumentar las deducciones permitidas en las franjas más bajas que tributan IRPF. Eso motivó un nuevo aplauso cerrado de la bancada oficialista. 

Otra mención especial de Lacalle Pou en su discurso estuvo dedicada a la política exterior. "La pandemia ha cambiado el mundo, y más cambiará (ante la acción de Rusia contra Ucrania) que todos aquí condenamos”, planteó. 

En ese sentido, el presidente garantizó que en 2022 se continuará con el proceso de “apertura al mundo”. 

Sobre el fallido intento de modernización del Mercosur, se limitó a decir que Uruguay ha "tratado de convencer" a sus vecinos, y que la política de este gobierno no se apartó de lo que se sostenía en anteriores administraciones, sino que simplemente "pasó de las palabras a los hechos". 

Respecto al TLC con China, Lacalle Pou dijo que espera que “en breve” esté pronto el estudio de factibilidad conjunto entre ambos países. Por su parte, destacó el comienzo de conversaciones formales con Turquía para un acuerdo de esas características. 

“Tengo la íntima convicción de que estamos en un momento excepcional para nuestro país. Para que los uruguayos demuestren todo su potencial en el mundo”, prosiguió Lacalle Pou.

En material laboral Lacalle Pou destacó el cúmulo de medidas, subsidios y sistemas especiales para proteger y atender a los trabajadores afectados por la emergencia sanitaria. Esas medidas, según señaló, han rendido sus frutos. En diciembre el desempleo se ubicaba en 7%, el menor registro desde 2017, con guarismos que a su vez se redujeron por séptimo mes consecutivo. El trabajo informal, remarcó, es hoy de 21,7% frente al histórico 25% con el que asumió este gobierno. “Datos, no relato”, reiteró. 

Lacalle Pou destacó asimismo que el año pasado 650 mil trabajadores lograron convenios salariales en 200 mesas de negociaciones, la mayoría resueltas por acuerdos bipartitos. 

Más allá de un balance sobre lo actuado el año pasado, Lacalle Pou no hizo ninguna referencia a cómo encarará el gobierno la pandemia desde el punto de vista sanitario en el futuro. En su Memoria y Balance de 2021, el Ministerio de Salud Pública tiene una sola referencia a acciones a emprender. Allí se habla de la necesidad de “mejorar las alertas ante las emergencias sanitarias” por parte de la División Epidemiología. 

El presidente sí se ocupó en rebatir otra de las “predicciones” que la oposición y parte de los profesionales médicos habían realizado al inicio de la pandemia: que no habría camas suficientes en los CTI. “El Uruguay duplicó las camas en los centros de cuidados intensivos, a través del financiamiento del Fondo Covid”, remarcó. 

Más compromisos

Durante su discurso Lacalle Pou asumió además otros compromisos que, según puntualizó, deberían cumplirse este año. 

En materia social, el presidente sostuvo que el “foco” de la acción del gobierno estará en “atacar las causas” que llevan a muchos uruguayos a tener que vivir en la calle. Básicamente, las resumió en tres: transtornos mentales, adicciones y el haber salido de prisión. 

Otro de los largos aplausos que despertó fue cuando garantizó que en 2022 estará la “Ciudad Universitaria Jorge Larrañaga”, nombrada en homenaje al fallecido ministro del Interior, “a quien extrañamos todos los días”. Estará destinada a alojar a los jóvenes del interior que llegan a estudiar a Montevideo. 

En vivienda, más allá de una fuerte apuesta a la implementación del programa de erradicación de asentamientos, el presidente prometió para 2022 la culminación de 3.000 nuevas viviendas y la construcción de otras 5.000 unidades.

Un regalo para 2030

Ya al final de su discurso, Lacalle Pou optó por realizar una convocatoria a todos los uruguayos. Lo hizo recordando que en 2030 se celebrará el bicentenario de la Primera Constitución del país. El presidente propuso festejarlo con un tema que “nos une y en el que todos estamos de acuerdo”. 

Lacalle Pou relató las conversaciones que ha mantenido con el rector de la Universidad de la República, Rodrigo Arim, en torno al proyecto, que dio el “visto bueno” para avanzar en el plan. 

“Vamos a conversar con todos los partidos políticos , para tratar de tener un nuevo Hospital de Clínicas de regalo por el aniversario de la Constitución”, prometió.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...