Nacional > ASALTOS

Delincuentes actúan en menos de 2 minutos; la Policía llega en 3'

El tiempo de reacción policial bajó pero no pueden llegar antes y los rapiñeros lo saben

Tiempo de lectura: -'

08 de marzo de 2018 a las 05:00

Menos de dos minutos, en algunos casos 30 segundos. Ese es el tiempo que han demorado en los asaltos las bandas de delincuentes que desde que comenzó el año han elegido casas de cambio, casinos o remesas como objetivos de sus operaciones.

Como ocurrió este miércoles en Montevideo Shopping, el lunes en el Nuevocentro, o el 22 de enero en el casino Maroñas Entertainment, los asaltos ocurrieron en horas de mucho movimiento y con celeridad. Es que el elemento a su favor es el tiempo: es bastante menor que el que necesita la Policía para llegar a la escena del crimen, algo que no puede reducirse. Y los delincuentes conocen exactamente los minutos de que disponen para actuar.

"Estamos viendo que saben muy bien cuánto demoramos, ya que siempre se retiran antes", dijeron a El Observador fuentes de la Dirección Nacional de Policía.

La respuesta policial ante la denuncia de delitos graves es de tres minutos, lo que para el Ministerio del Interior es un logro alcanzado en el marco de una reestructura policial que comenzó en 2012. La sustitución de la Radio Patrulla por las Unidades de Respuesta Rápida (URPM) en 2014 fue una importante transformación que posibilitó bajar la tardanza de los patrulleros: hasta ese año, la Policía podía tomarse entre 15 y 20 minutos en llegar al lugar donde se produjo un asalto. Y además hoy hay más recursos humanos y materiales. Hay 80 automóviles disponibles, 20 para cada una de las cuatro zonas operacionales de la ciudad, cuatro veces más de los que había antes de la reforma.

Aún así, eso no alcanza para detener los asaltos, y bajar el tiempo de reacción. Una de los factores que le juega en contra a la Policía es el tránsito, cada vez está más saturado. "Es difícil llegar rápido, sobre todo en horas pico y en puntos de alta densidad", como es el caso de los shoppings, señalaron las fuentes consultadas. "Si supiéramos cómo bajarlos, lo haríamos".

Este miércoles, cuatro ladrones ingresaron al Montevideo Shopping, armados con pistolas una de ellas con cargador extendido. La presencia de los delincuentes generó una caótica estampida de los clientes que estaban en el centro comercial mientras que otros se tiraron al piso asustados.
Además se vio al personal de seguridad de una sucursal del Banco República próxima al cambio apuntar sus armas hacia los presuntos delincuentes, que terminaron escapando.

Un funcionario de la empresa que fue apuntado con un arma dijo a El Observador que los asaltantes se llevaron todo el dinero que había en el local, $ 2 millones, luego de romper parte de las instalaciones del local. Luego, escaparon en una camioneta Chevrolet S10 color gris que incendiaron en Ramón Anador y Lion.

Tanto este asalto como el que ocurrió dos días atrás en el Nuevocentro están a cargo del fiscal Carlos Negro. Fuentes de la investigación dijeron que si bien existen "pistas" sobre los responsables de los atracos, aún no están individualizados. Además, afirmaron que hasta el momento no hay elementos que indiquen "conexión" entre estos casos.

Falta de entrenamiento

Gustavo Álvarez, psicólogo forense y asesor de seguridad de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU), afirmó que los trabajadores de la seguridad privada no están capacitados para afrontar prácticas delictivas cada vez más complejas y "profesionalizadas".

Con esa intención, el sindicato bancario está promoviendo reformar la normativa por la que se rige la Dirección General de Fiscalización de Empresas del Ministerio del Ministerio del Interior que, entre otros puntos, regula el entrenamiento que deben tener los guardias de seguridad. "Es una reglamentación vetusta que no se adecúa a la realidad criminal del país", dijo a El Observador.

El viernes 2, Álvarez participó como representante de AEBU en una reunión con el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y varios de sus asesores. El sindicato planteó la necesidad de conformar una mesa de diálogo que convoque todos los actores de la seguridad privada nacional, en pos de buscar soluciones integrales.

"Los guardias hoy cumplen con el entrenamiento que está pautado, pero habría que revisar si ese entrenamiento sigue estando vigente", dijo Álvarez.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...