Cargando...
Oreiro y Peretti en La noche mágica

Espectáculos y Cultura > CINE

Diego Peretti y como convertirse en un Papá Noel oscuro para La noche mágica, su nueva película

El actor argentino habla sobre su trabajo en esta sorprendente e incómoda película navideña, que protagoniza junto a Natalia Oreiro

Tiempo de lectura: -'

12 de septiembre de 2021 a las 05:05

Las apariencias engañan, dice el dicho, una frase que calza con toda justicia a la película argentina La noche mágica, que este próximo jueves 16 se estrena en las salas uruguayas. Engañan porque uno puede ver el afiche de la película, por ejemplo, y pensar que esto se trata de una comedia navideña, o de una de esas producciones que llegan del otro lado del Río de la Plata que suelen tener un buen desempeño en taquilla pero no son demasiado memorables.

Por el contrario, La noche mágica, debut como director del hasta ahora productor y director televisivo Gastón Portal (hijo del conductor argentino Raúl Portal), es una sorpresa agradable. Ojo, agradable en el sentido de que ofrece algo inesperado, porque la tensión, las revelaciones de la trama y algunas decisiones narrativas son bastante incómodas, algo bienvenido dentro de una producción que sin dudas pertenece al “mainstream” del cine argentino.

Las apariencias engañan también cuando empieza la proyección. La primera escena amaga con plantear una historia en plan Mi pobre angelito, con un ladrón, Nicola (encarnado por Diego Peretti), aprontándose para entrar a robar en un lujoso caserón del muy pituco barrio bonaerense de San Isidro en plena Nochebuena.

El criminal entra por un balcón y se cruza con Cachete (Pablo Rago, portando un maravilloso mostacho de motoquero), que escapa semidesnudo de su encuentro extramarital con Kira, la dueña de casa interpretada por Natalia Oreiro, interrumpido por la llegada de Juan (Esteban Bigliardi), su esposo. Nicola recluta a punta de pistola a Cachete como cómplice involuntario y se mete al dormitorio, sorprendiendo al matrimonio local, a quienes intimida para que entreguen joyas, dinero y todo lo que haya en la caja fuerte.

La película se estrena este 16 de setiembre en los cines uruguayos

Hasta ahí son todo risas. Hasta ahí. Porque la cosa empieza a ensombrecerse casi de inmediato. La comedia navideña deja paso a una historia de home invasión llena de violencia e intensidad. Pero todavía falta una capa más en el relato. Porque Nicola empieza a explorar la mansión y se encuentra con Alicia, la hija de Juan y Kira (y ahijada de Cachete), que se confunde al asaltante con el mismísimo Papá Noel, por culpa de su barba canosa y un gorro rojo que porta en su cabeza.

La niña le entrega su cartita con deseos navideños, y algo se mueve en Nicola. Así empieza una especie de doble trayectoria para la película y para el personaje, que mientras hace todo lo posible para ofrecerle a la pequeña una verdadera Nochebuena, a los adultos les propone una “nochemala”, en la que los obligará a confrontarse entre sí y con sus demonios, revelando los problemas del matrimonio y desnudando el carácter real de Juan, un tipo bastante insufrible más preocupado por las obras de arte que decoran su casa, que por el bienestar de su familia que oculta algunos pecados bastante graves.

El guion, el tema de fondo que se va develando a medida que avanza la noche y la manera en la que está tratado, el elenco y la idea de Portal para la película fueron los ingredientes del proyecto que tentaron a Peretti a aceptar el papel, según contó el actor argentino (que por estos días también estrenó la serie El reino, en Netflix, y está por estrenar la obra Inmaduros, que protagoniza junto a Adrián Suar) a El Observador desde Buenos Aires.

El personaje tiene una cualidad casi sobrenatural en una película que no tiene ningún problema en zambullirse en el absurdo, a veces usado para la comedia, y en otras para la tragedia, en una historia que incluye un segmento musical con canciones románticas italianas y una extensa secuencia de un video de casamiento que es prácticamente alucinógena.

Es un personaje un poco etéreo. Que puede ser tranquilamente creado por la imaginación, en este caso del personaje que encarna Natalia Oreiro”, dice Peretti, dejando planteada una interpretación posible. “Puede ser todo una gran imaginación. Tiene atisbos metafísicos con el personaje de Papá Noel, una cosa de que además de ser un ángel bueno puede ser también un ángel malo. Y digo lo de ángel en tanto que llega de la nada y provoca un movimiento violento en esa familia, pero que resuelve la perversidad profunda que tenía, de alguna manera”, considera el actor.

Peretti plantea dos facetas marcadas para su personaje en La noche mágica

Así, la línea entre héroes y villanos se borra a medida que avanza la película –que transcurre prácticamente en tiempo real y que nunca abandona los confines de la residencia asaltada– y se encamina hacia un final que puede ser discutible y que es lo más flojo de una película algo irregular en su desarrollo, pero en general muy sólida y cautivante. También se borra el límite entre realidad y fantasía, algo que alcanza a este criminal que se va transformando a medida que se desarrolla este golpe criminal devenido en sesión de terapia extrema y juicio sumario.

“Me di cuenta que tenía dos facetas, la delictiva y la justiciera, dentro de un cuento muy psicodélico a la manera expresiva de la puesta en escena de Gastón, con un tema tan profundo como el que trata. Es un cóctel que hizo que me orientara para armar a este personaje”, contó el actor sobre el proceso de confección de Nicola.

Peretti es a nivel de actuación el punto más alto de la película, moviéndose entre las dos versiones del personaje con soltura, pasando de la ternura a la intimidación de una escena a la otra, y consolidándose como el conductor de esta absurda y oscura jornada festiva, capaz de provocar tantas risas incómodas como genuinas.

La vuelta de Los Simuladores
Entre los proyectos futuros de Peretti está el regreso al papel de Emilio Ravenna para la vuelta a la pantalla de Los Simuladores, la serie que protagonizó junto a Federico D’Elia, Alejandro Fiore y Martín Seefeld entre 2002 y 2004.
El actor argentino aseguró que la vuelta será con una película, y que está confirmada su realización, aunque aún no tiene fecha prevista de estreno ni de comienzo para su producción. “Todavía no logramos tener un guion, y  hasta que eso no pase no la vamos a poder filmar para poder llevarla al cine, pero está el compromiso de hacerla”, aseguró Peretti.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...