Estilo de vida > Enrique Aguerre

Director del MNAV: "No queremos que el museo sea un templo sagrado para iniciados sino un lugar para todo el mundo"

El Museo Nacional de Artes Visuales juega un rol importante en el acervo cultural de Uruguay.

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2018 a las 05:10

Es innegable la calidad que se esconde tras las últimas exposiciones por las que el Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV) ha apostado. Atrás de todas ellas, estuvo la planificación y dedicación de quien es director hace ocho años, Enrique Aguerre, que pese a ser artista, decidió dejar de lado sus creaciones personales durante el tiempo que dure su gestión para dedicarse de lleno al museo.

En diálogo con El Observador Aguerre reflexionó, entre otras cosas, sobre la importancia del MNAV, su crecimiento en la última década y el alcance del arte uruguayo a nivel mundial.

¿Qué visión tiene el mundo de Uruguay a nivel artístico?

Es una pregunta muy grande, pero te lo puedo ejemplificar con esto: hace tres años se hizo una exposición fantástica de Joaquín Torres García en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York que se llamó Arcadian Modern. Esa muestra dejó en evidencia la idea de que no se puede entender el arte moderno del siglo XX sin pasar por Torres García. Y ahí lo teníamos, al lado de Piet Mondrian y Kazimir Malévich, el ABC del arte constructivo y abstracto. Desde los museos de Europa se están reformulando los discursos en torno a los cánones del arte porque América Latina tiene un lugar bastante más importante de lo que se pensaba que tenía.

¿Qué implica para la ciudad y la cultura nacional la presencia del MNAV?

Tiene un movimiento que está bueno porque es parte de la esfera pública, lo que significa que los uruguayos nos cuestionamos no sólo qué tipo de arte o artista queremos sino también quiénes somos, qué queremos, cuáles son nuestras imágenes, cuál es el rol de nuestros museos, también el abrirlo a los niños con la parte educativa es importante para nuestra identidad cultural. En fin, todo eso sucede desde acá adentro hacia afuera y está buenísimo. El museo además genera cercanía con la gente que se apropia de este lugar, que es la idea. No queremos que el museo sea un templo sagrado para iniciados sino un lugar para todo el mundo.

Grandes muestras como lo que fue la de la colección Sura, lo que es la de Rimer Cardillo o lo que será la exposición de Picasso, ¿motiva a la gente a venir más?

Sí, estamos teniendo muchos visitantes y con estas muestras grandes se animan a venir más. Nosotros sabemos exactamente la gente que entra y es notorio el aumento de visitas; pero más allá de la cantidad, interesa la experiencia que tenga cada persona cuando viene al MNAV. Saber cuántos vienen esta bueno para temas de insumos y seguridad por ejemplo, también está bueno saber que las convocatorias que hacemos tienen su llegada, pero lo que más nos importa es lo que te deja tu paso por acá.

Eminencias del arte del siglo pasado, artistas contemporáneos ya consagrados, otros emergentes pero con grandes obras, todos conviven en el MNAV. ¿Se busca esa diversidad?

SÍ, hay un equilibrio. Buscamos primero investigar y, fruto de eso, publicar sobre maestros como Lacy Duarte, Guillermo Fernández, Nelson Ramos; después buscamos gente de media carrera para arriba como por ejemplo, Gladys Afamado, Claudia Anselmi y Sergio Viera; luego tenemos a los artistas jóvenes que se destacan como Elián Stolarsky y Verónica Vázquez. En todas esas líneas se contemplan también artistas internacionales.

Aguerre
La muestra de Picasso comenzó a planificarse con más de un año de anticipación, ¿se planifica a largo plazo siempre?

Si bien algunas cosas se pueden ir viendo sobre la marcha, por lo general planificamos con dos o tres años de distancia. En ese sentido, nosotros estamos trabajando con propuestas para 2020 y 2021. No sabemos si vamos a seguir aquí pero tenemos que trabajar para que eso sea una opción. Si hay cambio de gobierno y de autoridades ellos definirán si siguen con nuestros proyectos o no. Pero tienen la posibilidad de tener proyectos armados que llevan mucho tiempo. En el caso de la actual exposición de Rimer Cardillo por ejemplo, empezamos con este sueño hace ya cuatro años.

¿Las políticas culturales impulsadas por los últimos gobiernos en los que desarrolló su gestión de director acompañaron el crecimiento del museo?

Desde 2010 hasta ahora el MNAV mejoró mucho y esto tuvo que ver con que las administraciones de (José) Mujica y la segunda de (Tabaré) Vázquez apostaron a invertir en la cultura. El éxito del MNAV es derivado directamente de las decisiones que toma el Ministerio de Educación y Cultura. Hay una parte más visible que tiene que ver con las exposiciones que se hicieron, pero hay toda una parte que también fue muy positiva y tiene que ver con las condiciones edilicias del lugar que estaba en muy malas condiciones. Mejoramos la iluminación, que era muy mala; pusimos gran parte del acervo en peines verticales de metal con llave y espacio suficiente (antes estaban todas las obras apiladas sobre estructuras de madera); mejoramos el sistema de alarmas, pusimos videocámaras, medidores de temperatura y humedad, piso flotante separado de la pared, y varias cosas más.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...