19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
17 de enero 2023 - 8:45hs

El lunes Antía dijo en Doble Click (Del Sol) que el empresario "estaba acostumbrado a hacer lo que se le antojara" y opinó que el parador "no se va a ir" porque "hace un negocio bárbaro ahí". 

Un día después, Pittaluga le respondió en ese mismo programa radial: "¡Ah! Cómo si estuviéramos en Paraguay o en una republiqueta... Me extraña que un político diga eso. Porque en Uruguay se respetan las normas, las reglas, la ordenanza". 

Más noticias

"¿Qué soy? ¿El barón o el príncipe de José Ignacio? No hago lo que quiero, me encantaría poder hacerlo, como un niño caprichoso. Pero no, no hago lo que quiero (...) El que hace lo que quiere no soy yo, es él. Él es el que hace lo que quiere", continuó. 

Y apuntó contra el proceso para habilitar la demolición del exhotel San Rafael en Punta del Este: "Antía es una persona que le gusta empujar, hacer, construir. Y creo que no hay una planificación detrás. 'Vamos a destruir el San Rafael, vamos a meter Cipriani, damos excepciones, no importa que el sol tape, no importa que se pierda la calidad del lugar'. Está pensando en el pan para hoy". 

Las razones de la mudanza de La Huella

El parador funciona desde hace 21 años en la playa de José Ignacio, pero, según Pittaluga, los empresarios que dirigen el local decidieron mudarse luego de que la Intendencia de Maldonado no les permitiera celebrar casamientos. 

Antía, sin embargo, afirmó que eso no fue lo que se prohibió, sino hacer "una fiesta musical", algo para lo cual el local "no está preparado". 

Pittaluga, sin embargo, discrepó y señaló que La Huella no es un "local bailable", sino que sólo pretendía celebrar entre seis u ocho casamientos por año, algo que generaba "un movimiento muy positivo para el comercio y para el trabajo" en el balneario esteño. 

El empresario sostuvo que ese es el "principal" motivo por el cual decidieron mudarse, aunque también dijo que es una idea que venían sopesando desde hace dos años y que la pandemia interrumpió. 

"Nos vamos por diferentes razones. Las decisiones no las tomamos ahora por este episodio con la intendencia. Venimos pensando que hay que irnos, hace dos años hemos buscado algunos lugares", recordó Pittaluga. 

Y agregó que la pandemia los "mató" y "enlenteció". "La gastronomía y la hotelería fueron muy castigadas durante la pandemia. Eso es lo que el intendente no entiende bien". 

Pittaluga también había dicho a El Observador días atrás que la decisión de mudarse estaba vinculada a un desgaste provocado por reclamos de un grupo "de cuatro a diez personas", que son algunos de los vecinos "poderosos y más recientes" y con "conexiones" del balneario. "Entendemos que afectamos, por el movimiento de autos y la basura que se genera", explicó.

De acuerdo al empresario, el traslado está previsto para el correr de los próximos dos años, aunque aún no tiene una locación específica elegida, ni una fecha concreta. "Estamos evaluando dos o tres opciones, por las que ya hemos hecho ofertas, e iremos definiendo cual es la más adecuada", explicó.

Aclaración: la versión original de esta nota fue modificada porque afirmaba por error que Pittaluga es argentino. A los lectores e involucrados las disculpas del caso. 

Temas:

Martín Pittaluga Enrique Antía José Ignacio intendencia de maldonado

Seguí leyendo

Te Puede Interesar