Mundo > En manos del Reino Unido

Ecuador se cansó de Assange: agresivo, descortés y sin asilo

Ecuador revocó asilo y nacionalidad al fundador de Wikileaks y alegó violación reiterada a normas

Tiempo de lectura: -'

12 de abril de 2019 a las 05:01

Siete años estuvo Julian Assange en la embajada de Ecuador. Siete años recluido y bajo asilo diplomático, pero el país se cansó. Su actitud desafiante colmó la paciencia del presidente ecuatoriano y en la mañana de este jueves se le revocó el asilo otorgado en 2012 porque "violó reiteradamente" las normas que regían su protección.

Y casi a la misma vez que el presidente Lenín Moreno informaba a través de un video su decisión de quitarle el asilo y también la nacionalidad ecuatoriana que se le había concedido en diciembre de 2017, el fundador de Wikileaks fue sacado a la fuerza por la policía británica de la sede de la embajada.

"La conducta irrespetuosa y agresiva del señor Julian Assange, las declaraciones descorteses y amenazantes de su organización aliada en contra del Ecuador, han llevado la situación a un punto en el que el asilo (...) es insostenible e inviable", sostuvo Moreno en un video difundido a través de redes sociales.

El australiano enfrentaba una orden de captura por haber violado las condiciones de su libertad condicional cuando se refugió en Ecuador, para evitar su entrega a Suecia por acusaciones de presuntos delitos sexuales que luego fueron archivados.

Sospechas de pena de muerte

Además de esa acusación, Assange fue notificado también de una orden de extradición a Estados Unidos en la comisaría donde quedó detenido.

El experto informático sostuvo siempre que detrás de los cargos había un plan de ese país para someterlo a su jurisdicción y hacerle pagar con pena de muerte la filtración de miles de secretos oficiales a través de su portal WikiLeaks.

Estados Unidos lo acusa de "conspiración para piratería informática" y enfrenta hasta cinco años de prisión, dijo este jueves el Departamento de Justicia estadounidense.

El fundador de Wikileaks, en el origen de la publicación en 2010 de varios documentos oficiales norteamericanos, es objeto en Estados Unidos de una imputación supuestamente secreta, pero cuya existencia fue revelada de forma fortuita por fiscales en noviembre pasado.

Sin torturas

Sin embargo antes de tomar la decisión de quitarle el asilo, el presidente de Ecuador aseguró haber recibido la garantía de Reino Unido de que "Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte".

"El gobierno británico lo ha confirmado por escrito en cumplimiento de sus propias normas", sostuvo.

Assange se había refugiado en la embajada ecuatoriana a mediados de 2012, pidiendo protección. Eso fue porque el hombre es también objeto en Suecia de otras dos acusaciones, una por violación y otra por agresión sexual, que él niega. Para eludir una detención en estos casos, se refugió en la embajada de Ecuador.

Tras dos meses de encierro, el entonces presidente Rafael Correa (2007-2017) -exaliado y hoy adversario de Moreno- le concedió asilo diplomático en agosto de ese año.

Por eso este jueves Correa acusó a Moreno de ser el "traidor más grande de la historia" latinoamericana y de cometer un "crimen que la humanidad jamás olvidará" por entregar a Assange.

No más paciencia

Para justificar su decisión y explicar cuáles fueron las infracciones a las que se refería, Moreno denunció que Assange infringió "particularmente la norma de no intervenir en asuntos internos de otros Estados".

Pero no fue solo eso. Según Moreno el hombre "instaló equipos electrónicos de distorsión no permitidos, bloqueó las cámaras de seguridad de la misión del Ecuador en Londres, ha agredido y maltratado a guardias de la sede diplomática, ha accedido sin permiso a archivos de seguridad de la embajada", dijo.

En octubre de 2018 Quito le había impuesto a Assange un protocolo de comportamiento que regulaba desde sus visitas hasta sus comunicaciones, pasando por normas de higiene dentro de la embajada.

"Sobre el comportamiento del señor Assange, la paciencia del Ecuador ha llegado a su límite", dijo el gobernante.

Viola derechos

Según WikiLeaks, Ecuador "puso ilegalmente fin" al asilo político de Assange "violando el derecho internacional". Y según la Relatora Especial sobre  ejecuciones extrajudiciales,  sumarias o  arbitrarias de la ONU, Agnes Callamard, Ecuador lo expone a "graves violaciones a sus derechos humanos" al retirarle la protección diplomática.

Por su lado, el Relator especial de la ONU para el derecho a la privacidad, Joe Cannataci, que debía reunirse con el fundador de WikiLeaks  el 25 de abril en la embajada de Ecuador en Londres, anunció que planea visitarlo en su lugar de detención en el Reino Unido.

 

El Observador y AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...