Fútbol > Partido diferente

El clásico, una cosa de locos: anécdotas de recordados duelos entre Peñarol y Nacional

Anécdotas y recuerdos de locuras de los duelos entre Nacional y Peñarol que van desde la camiseta que el Tito le tiró en el inodoro a Quevedo a los caños de O’ Neill a Rotundo

Tiempo de lectura: -'

17 de octubre de 2018 a las 13:29

"En pleno partido el Loco era capaz de cualquier cosa. No le importaba nada. Tenía la costumbre de relatar los partidos a sus rivales mientras los dejaba por el camino y lo perseguían para pegarle: 'avanza Montaño, pasa a uno, pasa a dos...'”, narraba el loco Elío Montaño, un personaje de los que ya no existen. Díscolo y transgresor, el jugador argentino pasó por las canchas del fútbol uruguayo jugando en Peñarol y dejó su particular sello en algún clásico.

 

La farra

Pero aquella no era la única particularidad del Loco Montaño. Le gustaba la farra. Ruleta, noche, cabaret. Montaño ya jugaba en Peñarol y los dirigentes conocían su fama. El elenco aurinegro concentraba en un hotel céntrico y, como no podía ser de otra manera, el Loco se escapaba. Entonces, los dirigentes, cansados de la situación, resolvieron que un integrante de la directiva se concentrara con el plantel para marcarlo de cerca. Un domingo, a las seis de la mañana, Montaño volvía de la garufa y al doblar la esquina vio al dirigente paradito como un soldado en la puerta del hotel. Obviamente lo estaba esperando. No había escapatoria. Pero el jugador siempre tenía una moña. Y cuando se acercó a la puerta, Montaño lo anticipó: “Qué dice, don? Ta lindo el día, eh. Por eso aproveché para salir a caminar temprano”.

 

¡Hacete echar!

El Mudo Julio Montero Castillo es un personaje de novela. Fue protagonista de varios clásicos. En 1971 jugó un clásico donde los técnicos se agarraron a trompadas. Peñarol ganaba 2-0 y Nacional se fue quedando con menos hombres por expulsiones. El Mudo narró a Referí que en determinado momento el Pulpa Etchamendy (técnico de Nacional), le pegó el grito al Cacho Blanco: "¡Hacete echar, así lo termina!". Y el Cacho se hizo echar. “Antes nos habían echado a tres jugadores más –yo fui uno–, uno a ellos, y entonces nos fuimos y se terminó el partido. Ahí se tiraron unos piñazos el Pulpa con Máspoli. Después le decíamos al Pulpa: '¡Cómo te ganó Máspoli!', y él se reía. Era un tipo bárbaro”, recordó.

 

Camiseta al inodoro

Tito Goncalves se había retirado de Peñarol. Su excompañero Alberto Spencer lo invitó a ver un clásico. Final del partido: Nacional 4 – Peñarol 0. A la distancia Tito mira sin poder creerlo: el argentino Daniel Quevedo cambia la camiseta con Artime. “Salté a la platea y Spencer me quiso agarrar. Pero igual salté. Entré al vestuario, agarré la camiseta y la tiré al inodoro. Le pregunté entonces a Quevedo: “¿Le gusta la camiseta?”, y me dijo, “Sí, señor”. Le respondí: “Andá a buscarla. Está en el W.C.”. A los dos meses vino Cataldi con Guelfi a casa para que me hiciera cargo de los planteles de Peñarol. Y me tuve que enfrentar a Quevedo. Allí le dije: “Mire Daniel, yo fui aquella persona que tuvo una fea actitud con usted, le pido disculpas ya que a partir de ahora vamos a trabajar juntos”, recordó hace un tiempo el histórico capitán aurinegro fallecido en 2016.

 

Las locuras de Bueno

Una tarde de julio de 2001, Carlos Bueno le marcó un gol a Nacional y para celebrar salió corriendo con los brazos abiertos y sacando la lengua a la parcialidad tricolor, lo que determinó su expulsión. Posteriormente, cuando se le preguntó por el festejo de los hinchas de Nacional de un gol de Danubio, no dudó en responder: “Son amargos”.

Otra de Carlos Bueno. En el clásico del Clausura de 2001 salió del banco para entrar. Minutos antes el Chengue Richard Morales había anotado un gol y les hizo el festejo del gorila en la cara a todos los suplentes de Peñarol. Carlitos ya estaba sacado. Cuando entró enfiló derecho al 20 tricolor. Insultos, intercambio de palabras, amenazas. Y un ratito después se le tiró con las dos piernas a Martín Del Campo. Roja directa.

 

Cubilla suspendido

Luis Cubilla era otro personaje de historietas. En 1972, defendiendo a Nacional, en pleno partido Cubilla escupió a Hugo Fernández y el árbitro los expulsó a los dos. Lejos de retirarse a la ducha, el mañero de Luis decidió sacarse los zapatos dentro de la cancha. La gente silbaba. A Cubilla no le importaba nada. Tomó los zapatos y salió caminando como por la rambla. Lo sancionaron pero en 1973, por una amnistía, volvió a la actividad.

 
La pelea Trasante - Peña

El Loco Obdulio Trasante fue protagonista de un hecho que quedó en la historia. Previo al clásico del torneo Competencia de 1990, junto con el tricolor Enrique Peña, calentaron el clásico con una serie de declaraciones. El partido se jugó en medio de un clima especial porque la gente esperaba el cruce entre ambos. En una incidencia Peña cometió una dura falta y se armó una gresca general que terminó con todos los jugadores expulsados.

 

A la cárcel

Otra pelea que terminó con los jugadores en la cárcel fue la que tuvo entre sus protagonistas al entrenador Julio Ribas en noviembre de 2000. Una vez finalizado el partido Luis Romero y Óscar Morales encendieron la hoguera con una discusión. En dos o tres lugares de la cancha comenzaron los mutuos reclamos y amenazas, la montonera de jugadores, hasta que el ingreso de Julio Ribas, primero para separar y luego para involucrarse en el intercambio de golpes, degeneró la situación.

 

La limousine de Sosa

Ruben Sosa desembarcó en Nacional con todo su arsenal de bromas. Fue así que luego de ganar un clásico y para celebrar la obtención de un campeonato los jugadores entraron en una limousine y con los pelos pintados. El tema no quedaba ahí. Sosita quería bajar de un helicóptero. El hecho generó bronca en Peñarol y el Canario Nelson Olveira respondió: “Para los que alquilan limousines para entrar al Estadio ya veremos en qué viene a fin de año”.

 

La promesa del Loco

En uno de sus pasajes por Nacional, el Loco Sebastián Abreu realizó una extraña promesa. Si salía campeón invicto (incluyendo el clásico) con los tricolores viajaría en bicicleta a Minas con el ciclista Milton Winants. “Él iba tranquilo, leyendo el diario y a mí se me piantaban los lagrimones. Le decía: 'Esforzate un poco, mentime'. Fuimos varios los que prometimos del plantel, pero yo sólo el que cumplió, porque la noche anterior salimos a festejar el título. Dormí unas horas y le metí huevos. Dije: 'Es ahora o nunca' y arranqué a las 8 de la mañana y, ta, llegué a mi pueblo y me levantaron en cucharita. Le agradecí a la Virgen de Verdún y en casa me esperaba un masajista que me lavó las piernas porque no podía meter ni un dedo del dolor que sentía. Estuve dos días en remojo”, contó en El Gráfico.

Los caños de O’ Neill

Fabián O’ Neill lo agarró a su compañero, el Ñato Juan Martín Parodi en el vestuario, y antes de salir a jugar el clásico le dijo algo que minutos después cumpliría en la cancha. El partido estaba plagado de tensiones, pero el Mago O’Neill le dijo a Parodi la misión con la que salía al campo de juego: tirarle dos caños a Nicolás Rotundo. La primera pelota que tocó pasó enseguida por entre las piernas del mediocampista de Peñarol. Pero no fue la única. Rotundo terminó expulsado.

 

El Loco Garisto

El exgoleador de Nacional, Hebert Revetria, contó lo que le sucedió con el Loco Luis Garisto en un clásico. “Yo muy joven y con ganas de pelear contra los que me marcaban, porque sinceramente eran partidos donde salíamos a sacarnos del encuentro con 'patadas' dirigidas a lesionarnos. Como no pude pegarle (Luis intuía lo que yo buscaba), lo insulté de mil maneras, creo que se me terminó el abecedario. Luis no me dijo nada”, narró Revetria en Tenfield.com. Y agregó: “Faltando unos minutos para terminar el partido salió porque lo sacaron y lo volví a insultar. Luis, con esa sutileza característica, me dice: ‘Pibe, tenía otro concepto tuyo’. Eso fue peor que una patada”, sostuvo.

 

El Mudo con Rocha y Morena

Julio Montero Castillo contó a Referí que Pedro Virgilio Rocha fue el rival más complicado de marcar. Reveló que Rocha le preguntaba por qué le pegaba: “Me moría con él como persona porque era buena gente. Y jugamos muchos clásicos en contra. Flor de jugador. Cuando estábamos en la selección me preguntaba: '¿Por qué me pegás?'. Y yo le contestaba: '¿Y qué querés? Si me movés para derecha, para izquierda y la clavás en el ángulo. Si te puedo sacar te saco', narró Montero Castillo.

Otra del Mudo fue el incidente con Fernando Morena al que en pleno partido le pegó un puñetazo. El hecho es que ¡era un amistoso a beneficio!

“Fue una pavada, no sé ni por qué discutí. Era un homenaje a Ciocca. Yo era capitán, hice todo bien, lo llevé a dar una vuelta olímpica. Y en una jugada, le pegué. Pero Barreto me echó. ¿Cómo me va a echar? Era un partido homenaje”, contó el Mudo a Referí.

 

La roja a Juan Ramón

Otro que generó cientos de locuras en Nacional fue Juan Ramón Carrasco. En un clásico el árbitro Martínez Bazán lo expulsó y JR pretendió agarrarlo a trompadas. “El tema fue que en un clásico se generaron problemas entre Ostolaza y Herrera, en el cual también participó Perdomo y la situación derivó hacia mí. El línea levantó la bandera y de repente viene Bazán y me dice 'Carrasco para afuera'. ¡Qué, pero vos estás locos si yo no tengo nada que ver! Te vas, te vas, me decía con cara de amargo. Entonces le vuelvo a repetir que no tengo nada que ver y me dice 'te vas porque yo soy malo acá adentro y afuera'. Pah, para qué, ahí no me callé 'pero callate fantasma no te das cuenta que te agarro y te rompo todo', más todo el rosario de insultos que se puedan imaginar. El tema fue que me comí siete partidos de sanción, recordó el ahora entrenador.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...