Mundo > Colombia

El día del juicio: cuando "los próceres" rinden cuentas

Álvaro Uribe, en un hecho inédito en la historia de los exmandatarios colombianos, se somete a una indagatoria de la Corte Suprema.

Tiempo de lectura: -'

09 de octubre de 2019 a las 05:03

"Nunca pensé que la defensa del honor, en mi amor a Colombia (...) me creara estas dificultades judiciales que enfrento con espíritu patriótico".

Habla Álvaro Uribe, el político más popular de Colombia en lo que va de siglo, el primer exmandatario que concurre ante el alto tribunal en la historia del país. "Un hecho sin precedentes", remarca el diario El Tiempo, que registra las manifestaciones a favor y en contra del líder político que marcaron la jornada desde muy temprano este martes en las calles de Bogotá.

Uribe ha manejado los hilos del poder del país cafetero como presidente entre 2002 y 2010, luego durante los siguientes ocho años como férreo opositor al mandato de Juan Manuel Santos, su exministro de Defensa, y ahora como el hombre fuerte del gobierno de Iván Duque.

"No hay palabra mía que viole la ley", sostuvo antes de someterse a la indagatoria de la Corte Suprema que sí cree, en principio, que hay razones para averiguar.

La Corte inició una investigación contra Uribe el 24 de julio del 2018 —justo el día del natalicio del mayor de los próceres, Simón Bolívar—cuando encontró que había elementos fuertes para investigarlo porque, supuestamente, habría intentado presionar a Juan Guillermo Monsalve para que se retractara de las declaraciones en las que lo relaciona con la creación de las Autodefensas en Antioquia, consigna El Tiempo. El expresidente es investigado por soborno y fraude procesal.

Palabras y hechos que lo ponen ante la justicia en lo que ya es un modelo en América Latina. Antes que él, Luiz Antonio Lula da Silva, actualmente en prisión; Cristina Fernández de Kirchner, Rafael Correa en Ecuador, Alberto Fujimori en Perú o Ricardo Martinelli en Panamá, se la vieron, y desearon, con los jueces.

Los hombres, y mujeres porque parece que aquí desaparece el tema de género, que juraron ante sus pueblos la defensa de la constitución y las leyes, terminan sus días o los reemprenden, dando cuenta de sus pasos. También de sus palabras.

No le faltan defensores al senador Uribe. Desde la calle y en lo más alto del poder. Iván Duque, que vive a su sombra y ha tratado con alguna timidez de marcar una senda propia —en particular sobre el polémico y agitado proceso de la paz con las guerrillas, muy duro de tragar para Uribe— se manifestó en abierto apoyo al exmandatrario.

"Ha trabajado como pocos” por el bienestar de Colombia, “todos los días de su vida”, se lee en El Espectador de Bogotá. 

Duque amplió su comentario sobre Uribe como para despejar la mínima sobre su apego al máximo líder: "Una persona que durante su gobierno enfrentó la criminalidad con verticalidad y con compromiso, una persona que además ha trabajado por la población más vulnerable del país. Resumo a Álvaro Uribe con una palabra: honorabilidad".

El día del juicio

El Espectador, el legendario diario que padeció y se levantó de un bombazo de Pablo Escobar  y del asesinato de su director Guillermo Cano, cuenta en ocho pasos en que consiste la cita de Uribe con la justicia. "No es una diligencia cualquiera", advierte el medio.

De acuerdo al resumen de El Espectador hay 42 testigos que serán escuchados por el alto tribunal en un caso cuyos inicios se remontan a 2012 cuando el senador Iván Cepeda promovió un debate de control político en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez en el que formuló duras acusaciones contra él y su hermano Santiago Uribe Vélez, de quienes dijo estuvieron involucrados en acciones de paramilitarismo.

Uribe contraatacó: acudió a la Corte Suprema y denunció al congresista por orquestar un cartel de falsos testigos ofreciéndoles beneficios jurídicos, económicos, medidas cautelares y ubicación fuera del país, a cambio de que lo sindicaran a él de cometer delitos en asocio con paramilitares.

El caso dio un giro imprevisto al desestimar el alto tribunal  estas acusaciones del exmandatario y convertirlo a él en el centro de las pesquisas. De la manipulación supuesta de Cepeda, se pasó a indagar sobre la manipulación ejercida por Uribe.

El periódico bogotano otorga un papel calve en el proceso al jurista Diego Cadena quien "habría recorrido varias prisiones buscando testimonios a favor del expresidente, quien ha sido su cliente". Al parecer, sigue el medio, "habría ofrecido dinero a cambio. Él ha dicho que lo han extorsionado. La Fiscalía tiene tres investigaciones en su contra por una supuesta suplantación y una estafa."

El día del juicio es, se presupone, largo. Hay que dar cuenta de una vida o de sus momentos estelares y ocultos. Uribe se presentó a las 7:40 de este martes en el Palacio de Justicia y media hora después comenzó a responder un cuestionario de 100 puntos. Al mediodía se entró en una pausa de un par de horas y a las 14:00 horas de Bogotá (16:00 de Montevideo) se ranudó la indagatoria.

En el tránsito de horas hubo una que otra trifulca, declaraciones de respaldo y en contra, la misa que nunca falta en las grandes ocasiones de Colombia y luego las calles y plazas de la ciudad, y de otras zonas del país, recuperaron su semblante cotidiano.

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...