17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 49,65
7 de abril 2024 - 5:00hs

Las campañas políticas tienen mucho de previsible y conocido pero cada ciclo electoral también presenta novedades. La actual competencia trae desafíos o escenarios que le aportan algo de adrenalina de cara al 30 de junio en que se conocerán los candidatos únicos de los partidos.

Algo o alguien enigmático es “de significación oscura y misteriosa y muy difícil de penetrar”, de acuerdo con la Real Academia Española. También se vinculan a los enigmas con el ingenio y los acertijos. De ahí el adjetivo que elegí para exponer estos cuatro aspectos que pueden deparar sorpresas de acá a junio. Si te viene a la mente algún otro espero me lo hagas saber.

Es un gusto reencontrarme contigo, Natalia, a través de la Newsletter EnClave, después de algunas semanas de licencia médica que se extendieron más de lo esperado, pero ya recuperada vuelvo a mandarte estas líneas.

Enigma 1: el aporte de las encuestas en una elección voluntaria

Si bien hay tendencias y favoritos que se vienen reiterando desde que las empresas empezaron a hacer sondeos de opinión pública, en ningún partido político está todo dicho. El escenario más claro está en el Partido Nacional, donde Álvaro Delgado se viene consolidando como candidato, pero aún en esa interna podría haber sorpresas.

Foto: Leonardo Carreño. Álvaro Delgado se ha mantenido como favorito en el Partido Nacional

El gran tema de la elección de junio es que no es obligatoria por lo que irán a votar los que se sientan realmente identificados con algún partido político, los más militantes y los más convencidos, y ese porcentaje ha venido en declive, según los estudios de las consultoras. A modo de ejemplo, trabajos citados por el periodista Gonzalo Ferreira en una columna de la campaña de 2019  consignaba un estudio del politólogo Eduardo González en base a las encuestas de Cifra que señalaba que en 2014 el 59% de los votantes se consideraba identificado con algún partido político de las principales colectividades (FA, PN, PC) mientras que un trabajo de Ignacio Zuasnabar de Equipos en 2016 ubicaba esa cifra en 51%. Y distinguía entre “simpatizante fuerte” (20%) y “simpatizante a secas” (31%).

Por eso, lo que marcan las encuestas no se pueden tomar como una verdad revelada. Como ha explicado el propio Zuasnabar, simplemente muestran una foto de determinado momento y no se le puede pedir más. Así lo explicaba en una entrevista con Gabriel Pereyra en 2019: “Las encuestas no son capaces de responder al nivel de precisión que la sociedad está exigiendo. Porque las encuestas son mecanismos de aproximación, no son mecanismos de precisión.

Además les toca trabajar con un objeto que no es demasiado claro que uno pueda medir con un centímetro donde empieza y donde termina, es un objeto gelatinoso, con una herramienta de medición que no es del todo precisa porque tiene margen de error, porque puede dar problemas de medición, etcétera. Y eso hace que si nosotros le vamos a exigir a las encuestas que acierten con decimales o que se desvíen por muy poquitos puntos, probablemente estamos exigiendo algo que las encuestas no van a dar ni están dando en el mundo”.

Y para que no te pierdas entre las cifras que semanalmente se conocen por parte de las principales empresas, te recomiendo leer esta otra columna, también de Ferreira, que explicaba como leer las encuestas.

Enigma 2: el Partido Colorado y su atomización de candidatos

Inés Guimaraens Histórica sede del Partido Colorado en Martínez Trueba

Con una elección tan atomizada y un porcentaje de apoyos tan chico, ya que el partido recoge entre 7% y 10% de los votantes según las encuestas, se hace bastante difícil para las empresas establecer las preferencias por candidato, tanto que Mariana Pomiés, directora de Cifra, reconoció que no pueden medir la tendencia del partido en sus últimas encuestas, y no la han informado.

El politólogo Daniel Chasquetti elogió esta semana en la tertulia de En Perspectiva la decisión de la consultora y concluía que no queda otra que declararse “ignorantes frente al tema de la interna colorada”.  Hacía el cálculo que en una muestra de 1.000 casos, que son los que toma Cifra, son 70 los colorados que se pueden encontrar, y si a eso se le agrega que los que van a ir efectivamente a votar son, en el mejor escenario, 6 de 10, hay 40 colorados para repartir entre los 8 candidatos.

Además, hay otros factores que pesan y definirán quién se quedará con la candidatura colorada: el voto territorial y el aparato que tengan será fundamental. Se sabe que Tabaré Viera es muy fuerte en Rivera y Salto, donde tiene el apoyo de Germán Coutinho, y que en Canelones y Montevideo Ciudadanos ha logrado una buena votación en 2019 con Talvi que podría replicarse ahora con Robert Silva pero habrá que ver cuánto suman Andrés Ojeda (que ha recibido apoyos importantes en Tacuarembó y ha sumado a la excabildante Elsa Capillera que arrastra votos del oeste montevideano), Gabriel Gurméndez (con la Lista 15 atrás y algunos ex Ciudadanos o ex Batllistas como el diputado Conrado Rodríguez), y el exfiscal Gustavo Zubía. Casi imposible preverlo.

La interna colorada plantea incluso otro problema y es que la competencia de ocho precandidatos puede traer sorpresas a la hora de proclamar al candidato en la convención, como exponía Santi Soravilla en esta nota de enero (desde entonces se sumaron Carolina Ache y Zaida González) por lo que tratarán ponerse de acuerdo en que "el que gana, gana".

Leonardo Carreño Carolina Cosse viene alcanzando a Orsi entre quiénes declaran que votarán al Frente Amplio

Enigma 3: ¿llegará una mujer a competir por la Presidencia?

En la interna pasada la única precandidata fue Carolina Cosse, pero en octubre no hubo mujeres. En esta elección hay cinco candidatas mujeres y dos de ellas tienen chances reales de competir en octubre, Cosse más que Raffo, por lo que muestran las mediciones.

Cosse ha marcado un perfil alto, se ha posicionado como firme y combativa con el oficialismo y eso parece darle resultados. Según la última encuesta de Equipos cuando se le preguntó a los votantes del FA a cuál de los precandidatos hoy oficializados votaría, Orsi registró 45% de intención de voto y Cosse 44%.

En el oficialismo creen que tendrían más chances de ganarle a ella que a Orsi, –hay encuestas que dicen que Orsi en la primera vuelta obtendría el 44% de los sufragios y Cosse un 37%– y el propio Mujica ha dicho que a Cosse “no la quieren en el interior”. Sin duda, una competencia Delgado-Cosse para octubre sería muy desafiante y tendría mayor sexappeal que entre Delgado-Orsi. Y tampoco en ese escenario estaría todo dicho.

Pero antes hay que pasar por junio donde pesarán el aparato, la militancia y el voto emocional por lo que en el escenario Partido Comunista y Partido Socialista versus MPP todo puede pasar. Será la interna más vibrante.

Enigma 4: ¿Sartori va o no va?

Todavía no ha definido si será precandidato pero el empresario no se queda quieto y va abonando la idea de que irá. Primero lanzó en sus redes sociales un anuncio hecho con Inteligencia Artificial en el que personajes y líderes políticos de la historia lo animaban a proclamarse y en las últimas semanas largó una campaña digital en la que promociona su actividad como senador (proyectos presentados, pedidos de informes cursados, entre otros datos) y al final anuncia que por todo eso contará lo qué va a hacer ahora pero aún no lo ha hecho. En el Sartorismo dicen que lo definirán a mediados de abril.

Leonardo Carreño Sartori sigue siendo un enigma

¿Cuánto le conviene al partido que sea precandidato? Hay sectores, sobre todo entre los que proclaman a Delgado, que ven positivo que se candidatee porque dinamizaría más la interna. Desde el sector de los sartoristas dicen que también favorecería el interés en el Partido Nacional en general y creen que incluso Sartori puede competirle a Raffo por el segundo lugar, teniendo en cuenta que sin ser candidato firme cosecha un 10% de adhesiones en algunas encuestas sin haberse proclamado.

De todos modos, ya no será la novedad del partido como lo fue en 2019 y tendrá que ingeniárselas si pretende conseguir protagonismo.

 

Temas:

elecciones 2024 Álvaro Delgado Carolina Cosse Yamandú Orsi Laura Raffo Member Newsletter Uruguay

Seguí leyendo

Te Puede Interesar