Fútbol > PEÑAROL

El otro día de Laquintana: el desayuno con Ruglio y las llamadas de Gargano, Torres y el Canario Álvarez

Con el aval de Defensor, Ignacio Laquintana se hizo el examen médico en Peñarol el viernes, se tomó la foto con la camiseta, pero el pase se cayó; este sábado, Ruglio desayunó con él y recibió las llamadas de Gargano, Torres y el Canario Álvarez

Ignacio Laquintana no pudo firmar por Peñarol porque Defensor Sporting finalmente no cedió una parte de su ficha

Tiempo de lectura: -'

17 de abril de 2021 a las 15:35

El viernes pintaba para ser un día muy especial para Ignacio Laquintana ya que iba a firmar contrato con Peñarol a préstamo de Defensor Sporting, pero luego de horas y horas, todo se cayó y el jugador debió irse a su casa con las manos vacías.

¿Qué pasó? ¿Cómo se dieron los hechos? ¿Por qué estaba todo hecho y se cayó?

“Se fueron cambiando las condiciones permanentemente y fui tratando de paliar esas condiciones. Primero, Defensor estaba de acuerdo en hacer un préstamo sin cargo, luego pretendió un préstamo con cargo y se arregló, fuimos con el futbolista a la sede de Peñarol con el aval de Defensor. Ruglio habló con Ney Castillo y él le dijo que era una buena posibilidad para el chiquilín, sobre todo para Defensor que está en la B y que iba a poder mostrar a un futbolista en la Copa Sudamericana que podía servir como vidriera para una futura transferencia al exterior”, explicó a Referí, el representante de Laquintana, Marcelo Tejera.

Defensor fue claro en su postura y dice que no fue como lo expresa Tejera al emitir un comunicado en el que explica que se cambiaron las reglas al establecer un porcentaje que no estaba en los planes de las charlas previas. Ese porcentaje lo estableció Peñarol.

Pero una vez que se llegó a ese acuerdo para que fuera un préstamo con cargo y que el propio Tejera se hacía cargo del monto, llegó la propuesta que no fue aceptada por los violetas.

“Peñarol pretendía un 15% de la ficha del futbolista por la vidriera que significaba que el jugador fuera visto en una copa internacional, lo que me parece lógico. No fue aceptado y le buscamos la vuelta para bajar a lo mínimo, un 5%. Tampoco lo aceptaron. Entonces la conclusión fue que llegó un momento en que alguien en Defensor no quería que se hiciera el pase, se arrepintió”, agregó Tejera.

El delantero estaba siendo muy poco tenido en cuenta por los violetas que este año jugarán en la Segunda división

Cuenta el representante que el abogado de Peñarol le comentó a su par violeta que había un par de días más para negociar y si después de firmar, estaban en contra de algo, los aurinegros aceptaban dar marcha atrás. Pero ni siquiera así convencieron al club de Punta Carretas.

Hasta que Defensor no cerró con Peñarol, Tejera no llamó a Laquintana para comunicarle que iba a ser nuevo futbolista mirasol.

Tejera tuvo el sí de Ney Castillo, presidente de Defensor Sporting, el jueves a la noche sobre la hora 22. Entonces llamó al gerente deportivo de Peñarol, Gabriel Cedrés y luego, el director deportivo, Pablo Bengoechea, lo llamó para decirle que debían ser rápidos con el trámite porque la pretensión era anotarlo en la lista de buena fe de la Copa Sudamericana, sino, no les servía.

Allí, cuando tuvo el sí de Defensor, Tejera llamó al futbolista para decirle que estaba todo hecho.

El viernes de mañana, el representante recibió una llamada de los violetas diciéndole que a esa altura, estaba medio complicado el pase ya que la gente que votó a favor, estaba dudando.

Tejera fue al Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Peñarol a decirle a Cedrés, lo que pasaba. Cedrés cerró el negocio por teléfono luego de ofrecer una suma de la que se hacia cargo el representante, no Peñarol.

Cuando tuvieron el segundo “sí” de Defensor, a Laquintana le hicieron los exámenes médicos en el CAR que salieron bien, y de allí se trasladaron al Palacio Cr. Gastón Guelfi para firmar contrato. Eran las 14.30 del viernes.

En pocos minutos, Laquintana se sacó la fotografía con la camiseta de Peñarol porque se descontaba que iba a ser futbolista del club.

Pero llegó la negativa de Defensor Sporting luego de muchas idas y vueltas y de muchas horas. “Desde las 11 de la mañana hasta casi las 8 de la noche, el chiquilín estuvo sin comer ni tomar nada. Estuvo todo el momento ahí, expectante”, cuenta Tejera.

“Si Defensor hubiera dicho de entrada que no, nos hubiéramos ahorrado todo esto. A mí me dio lástima por el chiquilín. ¿Con qué levantás una cabecita de 22 años después de este mazazo?”, sostuvo.

Según Tejera, Laquintana pensaba “’los demás jugadores de Defensor pasaron a River a préstamo, ¿y yo no?’. Con el paso de las horas, este mismo sábado sigue sin entender por qué no le permitieron firmar”.

Pablo Bengoechea y Gabriel Cedrés, dialogaron con Laquintana luego de que se cayera el pase a Peñarol

Cuando ya todo se había caído, Bengoechea y Cedrés le pidieron el número de teléfono del futbolista para llamarlo y congraciarse con él. “Me partió el alma el chiquilín”, cuenta Tejera que dijo Bengoechea.

Y añadió: “Siempre parece que el culpable es el representante, no sé quién es el culpable de esto. Puse todo lo que estaba a mi alcance”.

Cedrés incluso tuiteó desde su cuenta personal este comentario: "Va a llegar un día, en qué las PERSONAS serán más importantes que los porcentajes".

El pase de Laquintana pertenece en un 50% a Defensor Sporting, 20% de Tejera, 20% del propio futbolista y 10% del club de Paysandú.

El sueldo que había acordado con Peñarol era seis veces y media superior al que percibe en los violetas.

Tejera agrega que el futbolista “no es indiscutido en Defensor en estos momentos. Ha jugado poco y a Defensor le hubiera servido que jugara en Peñarol”.

“Hay que ver cómo levantamos la cabeza del chiquilín de ahora en adelante”, explicó, ya que Laquintana tiene contrato con los violetas hasta el 31 de diciembre de 2022.

El futbolista sanducero fue sometido a dos cateterismos en 2018 y si el segundo no salía bien, no iba a poder jugar más al fútbol. Por suerte para él, salió todo muy bien.

Uno de los gritos de gol de Laquintana para Defensor Sporting

En 2015, con 16 años, se fue a probar a Peñarol y lo vio el Chueco Perdomo. “Me dijo que le gustó mi rendimiento, pero después parece que Juan Ahuntchain me bajó el pulgar y me fui”, contó en 2018 a Referí.

Esta era su segunda oportunidad en los aurinegros, pero tampoco llegó a buen puerto.

El desayuno con Ruglio

La jornada del sábado siguió siendo movida para Laquintana, quien ahora deberá volver a Defensor.

De mañana temprano recibió la visita del presidente de Peñarol, Ignacio Ruglio, quien desayunó con él.

“El viernes hablamos hasta tarde, y yo noté que no estaba bien. Hoy (el sábado) sí lo noté mucho mejor, ya con su novia como apoyo. Desayuné con él en la puerta de su casa y me fui tranquilo para Minas convencido de que su parte humana está muy bien y que está muy fuerte de cabeza”, explicó Ruglio a Referí.

Ignacio Laquintana enfrentando a Peñarol; en este caso, luchando por la pelota con Jesús Trindade

Aunque añadió: “El viernes yo había quedado muy preocupado, no porque se hubiera caído el pase, sino porque lo vi muy mal. En un momento lo llevé para mi oficina en el Palacio para tratar de distraerlo un poco cuando parecía que el pase no se hacía”.

Pero para Laquintana no todo quedó allí. Este mismo sábado recibió llamados y mensajes de Whatsapp de muchos jugadores y amigos.

Aunque hubo tres que fueron llamados personalizados y todos de Peñarol.

El capitán aurinegro, Walter “Mota” Gargano, Facundo Torres -quien compartió la selección uruguaya sub 20 con él- y el Canario Álvarez, lo llamaron para solidarizarse y decirle que más acá o más allá se le puede hacer el pase a Peñarol.

La cara triste, las lágrimas del viernes, se cambiaron por una sonrisa luego de tanto apoyo recibido de parte de sus colegas.

La posición de Defensor

El vicepresidente de Defensor Sporting, Andrés Fleurquin, dio la versión de por qué se cayó el pase de Laquintana a Peñarol.

“Se votó en directiva por unanimidad que Laquintana fuera a préstamo a Peñarol hasta diciembre porque se iba a poder mostrar mucho más que jugando en Defensor y porque su juego en Segunda división se iba a ver más dificultado por el tema de los espacios. Llegamos a un principio de acuerdo para cederlo hasta diciembre, y en diciembre volvía”, explicó Fleurquin el viernes a la noche al programa Hora 25 de AM 770.

Andrés Fleurquin, el vicepresidente de Defensor,

El dirigente y excompañero de Marcelo Tejera en los violetas, añadió: “Había un dinero que pagaba su representante y nunca se habló de cesión de derechos económicos ni nada por el estilo. Entre las 16.30 y las 17 horas del viernes llegó el documento del préstamo, donde se hablaba de un 15% de una futura venta para Peñarol, que no era lo que se había hablado ni lo que se había votado en directiva”.

“No se habló de porcentajes previamente pero apareció en el documento y por eso no fue aceptado”, dijo Fleurquin para diferenciar lo que ocurrió con Gonzalo Nápoli y Luciano Boggio, quienes pasaron a River Plate a préstamo y allí sí se acordó un porcentaje de la ficha para los darseneros.

Laquintana se tomó el fin de semana libre para tratar de limpiar su cabeza de una jornada maratónica de viernes en la que todo salió mal. En su lugar, Peñarol ya contrató al juvenil Cristian Olivera, como informó Referí, y ahora deberá volver a Defensor Sporting, una tarea que no será sencilla.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...