Cargando...
Agradecimiento Juguetería Gibernau<br>

Economía y Empresas > COMERCIO

El regreso a lo tradicional impulsa a las jugueterías

El uso masivo de tecnología no ha afectado a las tiendas uruguayas especializadas en juguetes

Tiempo de lectura: -'

27 de septiembre de 2017 a las 05:00

La cadena de jugueterías estadounidense Toys "R" Us se declaró en quiebra la semana pasada, debido a la imposibilidad de afrontar deudas que ascienden a US$ 5.000 millones. Por este motivo, la empresa con presencia en 34 países, acudió a la ley de quiebras de Estados Unidos buscando salir del pozo en el que ha caído, del que señalan como principal culpable a Amazon. Según datos del sitio de análisis eCommerceDb, el gigante de comercio electrónico generó US$ 2.163 millones en 2016 a través de las ventas online de juguetes y productos relacionados con los bebés, una cifra que supone más del doble de la facturada en el mismo período de tiempo por Toys "R" Us (US$ 912 millones).

La última encuesta de PwC realizada a unas 24.500 personas en 29 países, dio cuenta del avance del comercio electrónico. Indicó que la compra de juguetes presenta una mayor paridad entre las tiendas online y las tiendas físicas (39% y 37% respectivamente).

En las jugueterías y tiendas uruguayas que comercializan artículos vinculados al entretenimiento de los niños, la situación no es dramática como en Toys "R" Us. Comenzaron a incursionar en el comercio electrónico, aunque lentamente, debido a que la compra en la tienda física sigue siendo la forma preferida de adquirir este tipo de productos.

La Asociación de Jugueteros del Uruguay (AJU) surgió hace cuatro años impulsada por un grupo de importadores y comerciantes, a raíz de cambios en la normativa para la importación de juguetes que rige para todo el Mercosur desde el año 2005.

Para ingresar al país, los juguetes deben pasar por controles de calidad, gestionados a través del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), de la Dirección Nacional de Aduanas y de organismos y laboratorios que asigna el MIEM para los análisis.
En la actualidad uno de los aspectos que preocupa a los padres es el mayor uso de dispositivos tecnológicos como tablets y videojuegos, como forma de entretenimiento para los niños. El presidente de AJU, Alejandro Borges, aseguró que el uso masivo de tecnología no afecta las ventas de juguetes físicos, ya que los adultos están incentivando una "vuelta a lo tradicional".
"Esa invasión de tecnología llegó a los adultos y después fue transmitida a los niños. Lo que hemos encontrado es que hay interés en los padres de que sus hijos vuelvan al juguete tradicional", aseguró.
No obstante, tanto Borges como jugueteros consultados por Café & Negocios coinciden en que los años de juego han bajado: "Antes hasta los 13 años se jugaba con muñecas o autitos, ahora la franja se ha reducido", dijo Borges. Agregó que los padres "están más exigentes a la hora de darle un juguete al niño".

Esa exigencia, hace que el canal de venta online sea una alternativa aún incipiente para las jugueterías locales.
"Las jugueterías se han tenido que aggiornar para estar presentes en el mundo digital, porque ahí va el negocio. Sin embargo, al momento de tomar la decisión de compra, en Uruguay la gente opta por ver el producto en la tienda", sostuvo Borges.
Mercado indefinido
La juguetería Toy Store de Pocitos está en el mercado hace cinco años. Los juguetes de las líneas Hasbro y Disney son los más solicitados, y cada vez que aparece un nuevo personaje de película infantil, su merchandising arrasa en las ventas.

Uno de los directores de Toy Store, Franco Ferrutti, comentó que las ventas online representan 40% del negocio. Sin embargo, entiende que el mercado de venta de juguetes está "desorganizado", debido a la aparición de otros negocios que han incursionado en la venta de esos artículos. "Además de los supermercados y farmacias, hay tiendas de informática que están vendiendo juguetes y no tienen nada que ver con su rubro", comentó. En esos sitios, dijo, se vende "muy barato" y son prácticas "para atraer clientes".
Para el director de la Juguetería Gibernau, Juan Gibernau, la diferencia entre la venta en un supermercado y en una juguetería, radica en la atención al cliente.
"Mucha gente pide que la asesoren para comprar un juguete para cierta edad, porque por ejemplo, no tiene ni idea qué regalarle a un niño de cuatro años. En una juguetería tiene esa atención; en un supermercado es más difícil", indicó.

La Juguetería Gibernau no tiene venta online, aunque la tendencia, según su director, "es seguir ese camino". Además, Gibernau comentó que parte de sus clientes buscan "artículos retro", como juguetes de madera o libros de cuentos, por lo que vender artículos de tecnología no ha sido una opción para la compañía. "Hemos probado con vender tablets y la venta no fue buena; eso lo buscan en otro tipo de comercios, no en una juguetería", explicó.

Ver antes de comprar

La juguetería Ulalá, también ubicada en Pocitos, trabaja desde hace 36 años con la clientela del barrio. Vende juguetes tradicionales y también drones, calzado, ropa para bebés y libros, como forma de diversificar el negocio. Lo que destacó la dueña de Ulalá, Estela Coló, es que los libros se venden cada vez más, en contraposición a la tendencia que indica que los pequeños eligen los dispositivos electrónicos. "El autito siempre se vende, las muñecas también. A veces hace fuerza algo que esté de moda con mucha publicidad, que también se vende", dijo Coló. Aunque la tienda cuenta con página web y redes sociales, no realizan venta online. "No lo vemos como una posibilidad, nos mantenemos con la venta personal", explicó la empresaria.

Por su parte, el gerente general de Infantozzi, Félix Pereira, dijo que la tienda comenzó a incorporar juguetes vinculados a los materiales que comercializan, como pinturas y juegos de ciencias, buscando potenciar otras habilidades en los niños. "La idea surgió de los padres, que nos decían que era una buena oportunidad poder obsequiar un regalo de expresión plástica a sus hijos", comentó.

Actualmente, Infantozzi tiene una página web en donde se pueden hacer pedidos pero se pagan y retiran en el local. "El uruguayo necesita ver antes de comprar. En la etapa de inmediatez en la que estamos, los padres se toman el tiempo de fijarse cuál es el producto que le llevan a su hijo", añadió.
Para la dueña de Smart, Nair Monteghirfo, actualmente se produce una "combinación" de juguetes físicos y tecnológicos. "No es que se marque un corte en la edad en la que un niño deja de jugar con juguetes y pasa a jugar con electrónica. Lo hace un poco en paralelo. Por eso le siguen fascinando las películas y los dibujitos, y le gusta tener un juguete asociado a eso", explicó. Monteghirfo matizó el hecho de considerar al e-commerce como el futuro de las compras de juguetes. "No creo que el camino de las jugueterías vaya para el e-commerce, más bien me parece que es un tema de gestión, de mejorar la atención al cliente", indicó.

No obstante, Smart está por lanzar su página web con servicio de e-commerce, porque "siempre hay un público que prefiere ese tipo de compra".

Necesidad de alternativas

La cadena Mosca se ha diversificado y además de artículos de papelería, libros y juguetes convencionales, ha agregado artículos de tecnología. A su vez, en el marco del último Día del Niño, junto a la organización Girls In Tech, inauguraró una góndola STEM –ciencia, tecnología y matemática por sus siglas en inglés–, con juguetes mixtos que vinculen a niñas y niños con las ciencias duras. El gerente de Marketing & eCommerce de Mosca, Damián Lachaga, explicó que esta iniciativa fue "bien recibida" por los padres y los niños, y es vista como otra opción para el juego tradicional. "Hay una necesidad de buscar otras alternativas, juegos orientados a la creatividad, al esparcimiento y al movimiento", dijo Lachaga. Mosca abrió su canal de e-commerce a fines de 2015 pero según el gerente, el peso en el total de ventas no es significativo. "Se vende entre un 1% y un 2%.

El comercio electrónico es importante en la actualidad y por eso nosotros estamos en él, pero mejorar la experiencia de compra es a lo que se aspira", explicó. Para eso, casi el 50% de los locales de Mosca cuentan con pick up center para retirar la mercadería. "Es cierto que el cliente prefiere la comodidad para comprar y poder hacerla desde su casa, pero no necesariamente quiere recibir allí el producto", agregó.

Para el gerente de Petit Baby, André Ruiz, las compras online en el exterior, por ejemplo a través de Amazon, tienen su razón de ser por el ahorro bajo esa modalidad. Sin embargo, las tiendas uruguayas no presentan descuentos específicos en el e-commerce, por lo que la preferencia de ir al local es mayor. Ruiz ve como positivo el uso de la tecnología por parte de los niños. "A través de la tablet, de contenidos en YouTube, los niños acceden a programas y buscan tener un juguete de esos personajes que ven. El juguete tradicional siempre va a tener su lugar", sintetizó.

Para responder a eso, el presidente de AJU, Borges, concluyó que las jugueterías en Uruguay se están "profesionalizando". l

La sobreviviente uruguaya
La única fábrica de juguetes de plástico de Uruguay, Plastolit, produce aproximadamente 400 tipos de juguetes, entre los que se incluyen buggies, una línea para playa y juegos de encastre, entre otros. Además, importa otras 1.000 variedades. Vende a supermercados, jugueterías, mayoristas y distribuidores. Para el Día del Niño, abrió un showroom para sus clientes, y para que el consumidor final pudiera adquirir mercadería si así lo requería. Uno de los directores de la empresa, Sebastián Kaniewicz, entiende que los juguetes clásicos "no pasan de moda, aunque es necesario modernizarlos".

En crecimiento
Mercado Libre. En Mercado Libre hay 16 tiendas oficiales de jugueterías que venden online, algunas de ellas además tienen su propia web. Según el encargado de Marketplace de la compañía, Alex Bukstein, las ventas del sector han crecido 100% respecto al año pasado.

Nacimiento online
Retiro. Vamos A Jugar es una juguetería 100% online, que nació en 2011. Su fundador, Miguel Bagdassarian, aseguró que en ese momento la venta de juguetes online "no estaba explotada", pero coincide en que muchas personas prefieren retirar el producto en persona.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...