Cargando...
El fuego se extendió rápidamente por el viento y las altas temperaturas.

Agro > FUEGO EN PRIMERA LÍNEA

El tambero y el apicultor que lucharon cuando el incendio forestal entró en sus campos

Fuego en primera línea: Gonzalo Estrella y Santiago Schneider fueron dos productores de los cientos de afectados por los incendios forestales en Paysandú y Río Negro

Tiempo de lectura: -'

04 de enero de 2022 a las 05:00

La noche del 31 de diciembre de 2021 varios vecinos de Pueblo Bellaco, Tres Bocas, Colonia El Ombú y Colonia Ofir -en Río Negro- recibieron el año nuevo en un tambo, ayudando a enfardar pasto y salvar a 400 vacas del incendio forestal que arrasó con miles de hectáreas en esa zona del país.

Gonzalo Estrella es dueño del predio donde se encuentra ese tambo familiar, ubicado a 17 kilómetros de donde se inició el incendio, el productor vio avanzar al fuego y supo que su producción se veía amenazada.

Las llamas se propagaron por un predio forestal donde su familia tiene parte de la producción de madera, allí perdieron una cosecha entre el fuego, aunque el volumen no está cuantificado todavía.

En el tambo no se lamentaron pérdidas humanas o de animales.

Sobre la hora 18 del último día del 2021 los vecinos llegaron al predio con una máquina picadora de maíz. En ese lugar estuvieron haciendo silos durante toda la noche, hasta la hora 6 del primer día del nuevo año. Gonzalo lo recuerda con claridad, porque está muy agradecido por esa acción. El último camión con un cultivo de maíz se fue a las 6:17, media hora antes de que el fuego entrara finalmente en el campo, a las 6:45.

“Si la gente no hubiera trabajado toda la noche del 31 hubiera sido un desastre bastante mayor, hubiéramos perdido el alimento para cuatro o cinco meses”, contó Gonzalo a El Observador.

Los productores destacaron la solidaridad de los vecinos.

Corrió el ganado

El trabajo fue arduo durante la noche, vecinos e integrantes de empresas se ofrecieron para arrear el ganado. No se perdió ningún animal, tampoco se quemaron, pero hubo pérdida de leche porque las vacas no se pudieron ordeñar, por todo el tiempo que demandó el intentar apagar el fuego.

Cerca del tambo se quemaron algunas hectáreas de praderas, que por el déficit hídrico no estaban “muy activas”. Durante la noche el fuego parecía aminorarse y hasta apagarse, pero cuando se iba la humedad del rocío, los focos se reavivaban, recordó el productor, quien aseguró que “si no hubiera esta seca, el fuego hubiera caminado mucho más lento”.

El déficit hídrico ya castigaba las pasturas que luego se quemaron.

En campos de la zona también se quemaron más de 200 hectáreas de soja, campo natural, plantaciones de nueces Pecan y eucaliptus, detalló. Este “ha sido el incendio más grande de la historia que recuerde, fue un momento jodido. Ahora, es momento de trabajar para que no se repita, no es momento de salir a cortar cabezas”, mencionó.

Algunos animales no se salvaron

En Piedras Coloradas la situación fue similar, el fuego arrasó con miles de hectáreas forestadas y en algunos campos los animales no sobrevivieron.

"Primero se encerraron por el humo que los desorientó totalmente y en su desesperación fueron hacia lugares donde quedaron encerrados y murieron", contó a El Observador Santiago Schneider, productor que trabaja en apicultura, ganadería y forestación.

Su casa está cerca de las plantaciones forestales y el fuego no tardó en llegar al lugar, donde se le quemaron cerca de 60 chacras forestadas. "Al principio fue una muralla de 100 metros de altura que venía avanzando rápidamente, nunca había visto algo así", comentó.

Es idóneo en control de fuegos y rápidamente supo como actuar. Según detalló, cuando hay un incendio se deben identificar las partes débiles para crear contra fuegos, que ayudan a que no se sigan propagando las llamas.

"Acá hubo tiempo de sobra, si hubieran sacrificado algunas hectáreas a favor de otras cosas hubieran podido actuar de otra manera. Porque cuando te entra la desesperación es como manotazo de ahogado. Y esto fue un desastre, fueron kilómetros y kilómetros", indicó.

Santiago está convencido de que este hecho se dio porque en la zona no hay prevención, porque hubo problemas con tajamares y contrafuegos y porque alrededor de los pueblos hay muchos rebrotes de pino en lugares donde no deberían estar. 

"Se fue dejando con el tiempo y terminó con esto. En un mes sin lluvias se transformó en un polvorín. Fue una desafortunada situación que terminó en tragedia", añadió.

El jardín botánico no sufrió por el fuego.

Cerca de su casa tiene un jardín botánico con cientos de especies, el fuego no se extendió hasta allí y tampoco llegó a su casa, porque él generó un contrafuego. "Tenía que proteger mi casa porque el fuego estaba pegado y prendí contrafuego toda una noche, fue pavoroso porque estaba solo, la gente estaba enloquecida por otros lados", contó.

Aún no ha cuantificado las pérdidas, pero prevé que sus colmenas no se vieron muy afectadas, ya que en esta época no las tenía en campos forestados. Esta situación no fue igual para todos los apicultores de la zona. Según informó el intendente de Paysandú a El Observador, se estima que entre Río Negro y Paysandú se vieron afectadas 20.000 colmenas.

En total se vieron afectadas 22.000 hectáreas.

"A mí me liquido la forestación, a otros las colmenas y a otros el ganado, esto fue terrible porque fue una hecatombe", subrayó.

Responsabilidad

Santiago tiene ganado, pero el predio donde se encontraban se quemó parcialmente y tras abrirles las porteras, los animales pudieron ir solos a un lugar sin humo ni fuego. En predios vecinos algunos animales murieron, detalló.

Ganado vacuno murió en algunos campos.

Ahora el productor espera que las empresas forestales se hagan cargo del costo de los alambrados que se destruyeron, “por todo lo que quemaron porque no estaba el contrafuego. Esto fue gravísimo, implicó al pueblo, gente pudo morir. El humo fue infernal y queremos que las empresas dejen la negligencia de lado. Son demasiado grandes, no puede ser que les resbale”, expresó.

Los productores aún no cuantifican las pérdidas económicas por los incendios.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...