16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
20 de abril 2024 - 5:03hs

Avanza el año y la demanda de carne de China en Uruguay no muestra señales de recuperación, ni en volumen ni en precio.

Hasta el 13 de abril, en 2024 Uruguay le vendió a los chinos 58.308 toneladas, 28% menos que en 2023 y 46% menos que en 2022.

El precio promedio en 2024 es de US$ 3.247 por tonelada, el más bajo en los últimos cuatro años.

Blasina y Asociados

El debilitamiento de la demanda de China a nivel global, visto ya con una perspectiva de cuatro o cinco años, cambia el comercio global de carnes.

Esta es la premisa del informe semestral del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) sobre el mercado mundial de carnes, publicado el 11 de abril.

Ratifica lo adelantado en un informe previo: la importación de carne vacuna caerá en China este año por primera vez luego de varios años de trayectoria ascendente, que el año pasado alcanzó un récord de 3,58 millones de toneladas según el organismo estadounidense.

Blasina y Asociados

La primera proyección del comportamiento del mercado chino para 2024 era más inquietante que la actual. En agosto de 2023 el USDA estimó que la importación sería de 3,32 millones de toneladas, una caída interanual de 5% que tenía en cuenta las dificultades de la economía china y el exceso de stocks que atoraba la cadena de consumo desde fines de 2022.

Para enero de este año la estimación había sido elevada a 3,55 millones de toneladas. Comparada con la proyección de agosto podía parecer una buena noticia. El vaso medio vacío, sin embargo, era la confirmación de que la tendencia pasaba del crecimiento a la meseta. China dejaba de crecer.

La reducción de abril a 3,45 millones de toneladas vuelve a encender luces de alerta, marcando una caída de 3,5% en comparación a 2023 y vuelve a torcer la curva hacia abajo.

La contracción de las importaciones tiene su correlato en una estabilización del consumo que se ubica en 11,1 millones para este año, apenas 50 mil toneladas más que el año pasado, un crecimiento de apenas 0,4% que se cubre con el aumento de la producción local. Este consumo fue corregido a la baja en 100 mil toneladas respecto a la proyección de enero cuando se proyectaba en 11,2 millones.

El informe del USDA menciona que la importación de carne vacuna deja de crecer “a medida que los consumidores buscan proteínas más baratas”, aunque sus propios datos señalan que el consumo de carne de cerdo caería 3,4% (dos millones de toneladas menos que en 2023) y 6% se reduciría el consumo de pollo, un millón de toneladas menos que el año pasado.

La carne de cerdo sigue siendo muy mayoritaria en el consumo: 58 millones de toneladas, más de cinco veces superior a la vacuna. El consumo de carne de pollo supera levemente al de carne vacuna con 14 millones de toneladas.

Blasina y Asociados

Primer trimestre récord

Por otra parte, el USDA insiste en su informe de abril en que “la oferta de carne vacuna de China sigue siendo alta tras el aumento de las existencias durante 2023 por una recuperación post Covid más débil de lo esperado”.

Y a juzgar por las importaciones en el comienzo de este año la oferta sigue siendo alta.

En el primer trimestre China ingresó un volumen enorme de carne vacuna, 770 mil toneladas, 21% más que volumen ingresado en enero-marzo de 2023 que hasta ahora era el más elevado de la historia para un primer trimestre.

Blasina y Asociados

Blasina y Asociados

Marcó un máximo histórico en enero con 300 mil toneladas (por encima de las 295 mil de julio de 2023) y nuevos récords para febrero y marzo con 230 mil y 240 mil toneladas respectivamente según las cifras de la Administración General de Aduanas de China (GACC).

Pero China compra  a precios más bajos y Uruguay para muchos cortes deriva la venta a otros destinos.

El trader Alejandro Berruti explicó que se están colocando cortes que antes iban a China en países como EEUU, Canadá, y en volúmenes menores en Islas Canarias, Rusia y en los últimos días irrumpe Japón.

El precio por tonelada importada por China fue de US$ 4.781 (CIF peso embarque) en el primer trimestre lo que refleja una caída de 10% frente a los US$ 5.315 del mismo periodo de 2023. En marzo subió unos US$ 200, desde US$ 4.669 en febrero hasta US$ 4.875, interrumpiendo dos meses de racha bajista.

El precio de venta de Uruguay pasa este año a US$ 3.247, por tonelada carcasa FOB, el más bajo en los últimos cuatro años. En 2023 el promedio fue de US$ 3.545/ton.

La duda que surge al contrastar la proyección de menos importaciones de USDA para el año con el muy alto volumen comprado en el primer trimestre es si hay un error de proyección de los estadounidenses o habrá una caída fuerte de las compras chinas en lo que queda de este año.

INAC Carnes uruguayas en China.

Menos incidencia en el comercio mundial

La participación de China en las importaciones globales de carne vacuna aumentó rápidamente de 2017 a 2022, un período en el que saltó de 9% a 25% del total mundial y alcanzó un pico de 29,4% en 2023.

Las importaciones estadounidenses aumentarán 12% este año hasta 1,9 millones de toneladas según el USDA, su mayor volumen histórico luego de haber superado en 2023 un récord que se mantuvo desde 2004. Es el segundo importador en volumen con 15,5% del total mundial y en buena medida el sostén de los precios del ganado gordo.

Se espera que la producción sea la más baja desde 2017 al tiempo que se sigue reduciendo el stock ganadero y el consumo de carne se mantiene  alto e inmune a la suba de precios.

Los precios del ganado que son récord, cerca de US$ 8 por kilo de carcasa de novillo y precios igualmente altos por vacas permiten mantener una faena más alta de lo que se necesita para restaurar la población de vacunos.

INAC Carnes uruguayas en China.

Saldos exportables crecientes de Australia y el Mercosur

Mientras las importaciones de China caen, las exportaciones de Brasil, Australia y Argentina se proyectan subiendo.

Brasil exportaría unas 35 mil toneladas más sobre el récord de 2,9 millones en 2023 según la previsión de abril. El USDA corrigió a la baja la estimación más optimista de enero, cuando esperaba unas 80 mil toneladas más que representaban un incremento de 2,7% en las exportaciones.

Australia es el competidor de Uruguay que más crecería, agregando 143 mil toneladas a los embarques de 2023 según proyecta el USDA. Este año superaría los 1,7 millones de toneladas por primera vez desde 2019, año de sequía que obligó a aumentar la tasa de extracción.

En el último año móvil Australia aumentó 95% sus exportaciones a EEUU, 24% los envíos a China y 8% a Corea del Sur, tres de sus cuatro mercados principales junto a Japón que se mantuvo estable.

Argentina volvería a crecer tras el récord de 2023 y agregaría unas 40 mil toneladas según el USDA, un incremento de 4,3% respecto al año anterior y un total de 920 mil toneladas.

Brasil se encamina a ser el principal productor de carne vacuna del mundo, sitial que mantiene EEUU a pesar de su fuerte caída en los últimos años. En 2021 EEUU produjo 23% más carne que Brasil y para 2024 esa brecha se achicará a solo 7%: Estados Unidos baja en 700 mil toneladas y Brasil aumenta 1,46 millones de toneladas en ese período de cuatro años.

El crecimiento exportador sumado de Brasil, Argentina y Australia este año será de 214 mil toneladas.

Eso se ve compensado por la persistente caída de las exportaciones de EEUU que descienden a 1,27 millones de toneladas desde un techo de 1,6 MT en 2022 que en 2023 empezó a declinar hasta 1,37 MT: un fuerte declive de 21% en dos años.

El crecimiento exportador de Brasil parece mostrar signos de agotamiento. Por un lado el stock vacuno cae de 194,3 a 192,5 millones de cabezas. El propio stock de terneros cae de 48 a 46,75 millones, lo que hace suponer que será más difícil el crecimiento futuro

Por otra parte el USDA proyecta un notable aumento en el consumo interno de Brasil; llega a 8,33 millones de toneladas, récord ya que nunca se consumió tanto y hace 5 años se consumía 7,5 millones de toneladas, 11% menos.

En esta semana se conoció el buen dato de crecimiento de China cuyo PBI en el primer trimestre creció 5,6% lo que tal vez relativice la proyección de USDA

Mientras tanto en Brasil el dólar se disparó de RS 5,01 el 9 de abril a RS 5,27 el miércoles 18, un salto de 5,2% lo que tal vez promueva aún más las exportaciones y reduzca algo esa proyección de crecimiento tan fuerte en el consumo.

Situación inversa a la de Argentina, donde factiblemente el consumo caiga y los saldos exportables sean altos.

En consecuencia para el precio de Uruguay, EEUU pone un piso, China y los demás exportadores ponen un techo.

Luego de un período de concentración de las ventas vuelve una lógica de diversificación que probablemente abra las puertas a un mayor interés por diferenciar el producto uruguayo.

Con este dólar débil a nivel local y China consiguiendo carne a bajo precio en Brasil, Argentina, Bolivia, Colombia, la lógica de años anteriores debe ser repensada.

Temas:

Estados Unidos china Agronegocios Blasina y Asociados Agro Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar