Agro > INTERNACIONALES

En un mundo con menos trigo aumenta la oferta regional gracias al clima

La Bolsa de Comercio de Rosario manejó una cosecha récord en Argentina, de 20 millones de toneladas

Tiempo de lectura: -'

20 de julio de 2018 a las 14:51

Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Con condiciones climáticas normales, la oferta de trigo del Mercosur crecerá en una campaña 2018/2019 que será la primera en cinco años en que la producción mundial será menor al consumo.

La siembra y desarrollo de los cultivos se ha dado en condiciones en general positivas, por lo que el primer tramo del partido del cereal en la región va con marcador positivo.

En Argentina la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) estimó que la producción en el actual ciclo comercial podría llegar a un récord de 20 millones de toneladas. De confirmarse, la cosecha sería 14,2% superior a los 17,5 millones de toneladas de la zafra pasada.

En la segunda semana de julio la BCR elevó de 6 millones a 6,18 millones de hectáreas la intención de siembra de trigo, lo que representa un aumento de 13,8% frente a los 5,43 millones de hectáreas de la campaña previa.

Y a diferencia de 2017 no se han dado excesos hídricos, lo que ha permitido un rápido avance de la siembra.

En general, los cultivos se presentan con buenas condiciones salvo en algunas zonas del norte del país, que aporta un volumen relativamente limitado de oferta.

Los buenos precios a futuro junto a la necesidad de reponer la situación financiera luego de la sequía del verano –sumado a la rotación para el combate de malezas– impulsaron las decisiones de siembra de los agricultores argentinos.

5 millones de toneladas en Brasil

En Brasil la estatal Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab) prevé que la producción 2018/2019 se ubique en 4,902 millones de toneladas, lo que representaría un crecimiento de 15% respecto al ciclo anterior castigado por condiciones climáticas desfavorables.

Hay analistas que ven como un piso –con clima normal– los 5 millones de toneladas.

A pesar de una mayor producción, la Conab espera que en el ciclo 2018/2019 las importaciones de trigo se ubiquen en 6,5 millones de toneladas contra los 6,2 millones de la zafra anterior.

En Paraná –el principal estado productor– la siembra comenzó algo afectada por las condiciones se sequía, pero el clima se fue recomponiendo. Así, al cierre de la primera mitad de julio cerca del 85% de los cultivos presentaba condiciones buenas. En Rio Grande también se cerró la implantación en fecha con un desarrollo inicial favorable.

Un área mayor también en Paraguay

En Paraguay la consultora Agridatos maneja un área en torno a 430.000 hectáreas frente a las 370.000 hectáreas del año anterior, con condiciones meteorológicas que han sido más que favorables en términos de precipitaciones y temperaturas.

Crecimiento de 6% en Uruguay

En Uruguay la Dirección de Información y Estadísticas Agropecuarias (DIEA) estimó que el área de trigo 2018/2019 se ubicó en 204.000 hectáreas, un crecimiento de casi 6% respecto a las 193.000 hectáreas de la zafra anterior.

Algunos operadores locales veían algo más de área que la reportada por DIEA, aunque pudo limitar la expansión el clima y la disponibilidad de semillas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.