Ford prepara una tecnología que cambiará la forma de conducir

El sistema permitirá que las personas y distintos elementos de una ciudad compartan información entre sí

Tiempo de lectura: -'

23 de enero de 2018 a las 05:00

Qualcomm se hizo presente en la CES 2018 y una de sus novedades más destacadas fue la que se trae entre manos con Ford y que pretende revolucionar la conducción de vehículos.

C-V2X (Cellular Vehícle-to Everything) es una tecnología que habilita a las personas y a distintos elementos de una ciudad a compartir información entre sí. A través de un avanzado sistema de tecnología inalámbrica, permite que los vehículos se comuniquen directamente con otros vehículos (V2V), dispositivos peatonales (V2P) e infraestructuras viales, como señales de tráfico o zonas de construcción (V2I).

Tanto Qualcomm como Ford son conscientes de las posibilidades que tiene una plataforma así y de la importancia de integración con la conectividad 5G, por lo que hace unos días anunciaron un acuerdo para "acelerar la evolución de los coches conectados [...] así como la participación de ambas empresas en las próximas pruebas de la tecnología Cellular Vehícle-to Everything (C-V2X)".

Se espera que la primera solución comercial C-V2X de Qualcomm, el chipset Qualcomm 9150 C-V2X, esté disponible comercialmente en la segunda mitad de 2018, pudiendo ser presentado en vehículos de producción en 2019.

Comentarios