Economía y Empresas > TRABAJO

Francisco de Narváez: la tarea de un director es hacer preguntas

El empresario argentino, director del Grupo Tata, cerró un encuentro descontracturado con proveedores

Tiempo de lectura: -'

23 de marzo de 2018 a las 15:51

Optimismo. En una sola palabra una empleada de Ta-Ta resumió a Café & Negocios el mensaje transmitido tanto por el gerente general, Christopher Jones, como por el director, el argentino Francisco De Narváez, durante un encuentro de Grupo Tata con sus proveedores de todo Uruguay.

Por su parte, una proveedora dijo que no es común generar instancias de acercamiento con quienes llevan el mando de las grandes superficies. "Que nos hayan invitado a los proveedores para acercarnos y que el director nos hable directamente está bueno, más cuando en las grandes superficies no ves la cara visible, no sabés ni de qué nacionalidad es", indicó.

La intención de Grupo Ta-Ta fue generar un evento descontracturado. Varias barras con tragos y jugos estaban distribuídas por el espacio del salón Los Robles del LATU, mientras que mozos servían pizzas y helados palito de postre, entre otros. Alrededor, el espacio se "decoró" con góndolas con productos, como forma de mostrar cómo se presentarán en 2018. Además, otro espacio lucía un robot y otras innovaciones tecnológicas que se comenzaron a incorporar en los locales de Tata.

Por ejemplo, entre las tecnologías, una de ellas es un "mapa de calor", una técnica de analítica web que permite saber -a través de una pantalla monitoreada por el departamento de Marketing- qué áreas del local reciben la máxima -o mínima- atención de los clientes.

Tata

El objetivo detrás de todo esto es "bajar el costo de vida de los uruguayos", dijeron tanto De Narváez como Jones.

Sobre el escenario, De Narváez dijo que que son "miles de detalles los que día a día se suman para conformar la propuesta" de Ta-Ta. "Hay que hacer mucho trabajo que no es solo en el local. Que se mantenga la cultura es lo que más me preocupa", dijo.


El miércoles se había realizado un evento similar pero dirigido a los empleados. "El mensaje fue el mismo. Mostrar de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde vamos", explicó Jones. Lo diferente, fue que se realizó una actividad en la que se hizo una rotación por distintas áreas de la empresa, y se indicó cuáles eran las expectativas de cada una, las estrategias a implementar durante 2018, las nuevas tecnologías y mercaderías.
Son más de 7000 los empleados de Ta-Ta en Uruguay

Sobre el encuentro con los empleados, De Narváez dijo que "se palpitó el deseo de ser protagonistas en lo que pasa con el bolsillo de los uruguayos".

Comentó además que en ninguna de las compañías de Grupo Tata se permite que trabajen familiares. La idea es que "cualquier colaborador tenga la expectativa de dirigir toda la compañía si se lo propone, y no por su apellido, sino por su capacidad", señaló.

Contó que su trabajo como director es hacer preguntas. "Cuando uno conduce, no tiene respuestas", apuntó. Explicó que esas preguntas surgen de una charla con un vendedor, con un recepcionista, "comprendiendo que ellos tienen presente lo que los clientes quieren y esperan" de la empresa.

"Invitamos a los otros a ser mejores que nosotros para ser mejores que ellos, en una competencia franca", dijo De Narváez.

En conversación con Café & Negocios, Christopher Jones, el gerente general de Tata -ex director de Walmart- dijo que para lograr esto, se trabaja en un círculo virtuoso. "Ahorramos lo máximo posible para operar por menos. Si operamos por menos podemos vender por menos. Si vendemos por menos, vendemos más y por lo tanto después, cuando compremos, podemos comprar por menos porque tenemos más volumen", señaló.

El objetivo detrás de todo esto es "bajar el costo de vida de los uruguayos", dijeron tanto De Narváez como Jones.

En ese sentido, agregó que la empresa está trabajando en tres ejes fundamentales: clientes, empleados y accionistas.

Respecto a los clientes, comentó que se trabaja en la forma de colocar la mercadería en los locales, en la manera de exhibirla, en la colocación de precios, promociones, entre otras cosas.

En tanto, opinó que los empleados "son el capital más importante", para lograr este objetivo. "Estamos capacitándolos continuamente, protegiéndolos. Nos están dando cursos para actuar cuando hay un asalto y cómo sobrellevar el estrés posterior", dijo. Añadió que si antes se trabajaba de manera reactiva, hoy se intenta hacerlo de forma preventiva. A su vez, los empleados de Tata cuentan con un sistema en sus celulares que permite que ante cualquier tipo de problema, puedan sacar una foto y agregar datos para que el equipo los pase a atacar.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...